9/11/13

Aviso: Este escrito es para personas que no creen en el hecho de que los extraterrestres se encuentren aquí, en nuestra tierra. Por lo tanto, si alguna persona, de los que sí creen, llega a leer este artículo, quiero aclarar que no está en mi, el faltarles el respeto a las creencias de ninguno de ellos. Solo escribo mi opinión respecto de este tema en particular y de la UFOLOGIA en general, como un pensamiento mas de entre tantos publicados en esta web.


Una nueva religión mundial se está gestando desde hace ya mucho tiempo. Pero, al día de hoy, el avance de la mencionada "nueva doctrina", se está dando a pasos agigantados, gracias a una muy evidente explosión multimedial extremadamente distribuida, y que hoy en día todos vemos y somos partícipes.

Dicha nueva doctrina está excelentemente bien pensada, y meticulosamente diseñada, ya que abarca con sus tentáculos, a todos los habitantes de este tan castigado, pero a la vez, hermoso planeta. Sus bases fundamentales son muy similares a las doctrinas teológicas de las religiones conocidas por todos, respecto de las cuales, un ser superior, que está en todos lados, que todo lo ve, que todo lo oye, que todo lo siente y que todo lo sabe, es el que maneja las riendas de nuestras propias vidas y de nuestras vidas para con los demás. Un ser supremo, con poderes supra-humanos, que sabe como regir el destino de cada individuo sobre la faz de la tierra, sin importar la religión, ya que las religiones monoteístas -que hoy son la mayoría de ellas- se basan en el conocimiento de uno mismo, pero no por uno mismo, sino que, a través de "una conexión divina", casi celestial diría yo, con ese supra-humano externo a cada individuo humano.

Un ente, una deidad, una divinidad, un demiurgo... un Dios creador con forma humana, que se encuentra sobre todos los seres humanos, rigiendo nuestras vidas, desde nuestro afuera; manteniendo las riendas de la vida de cada uno de nosotros, de manera tal de que no podamos comenzar a buscar a nuestros propios dioses adentro nuestro; es una estupenda forma de que el ser humano no avance en el conocimiento de si mismo, y conocer luego, a lo que lo rodea, y por fin despertar a la tan necesaria conciencia de sí y de su entorno.

Pero, debido a que hay tantas religiones, y un dios por cada una de ellas, se hace imposible mantener al rebaño humano bajo una sola creencia o doctrina. Las doctrinas dogmáticas -y a veces fanáticas- actuales no logran juntar la suficiente masa de personas, como para que el "adoctrinamiento", el arreo de dichas masas, sea eficiente.

Es por ello que, de a poco, a cuentagotas, se está gestando una nueva religión universal. La que será, luego de un tiempo no muy lejano en el futuro, la nueva religión "mundialmente aceptada". El dogmatismo fanático del que será el eje principal de esta nueva doctrina mundial, ya lo estamos percibiendo desde hace mucho tiempo, y cada vez mas; debido a que se mantienen las creencias en aquellos tipos de deidades o dioses, o bien, denominémoslas ahora, "seres luminosos", además de continuar entregándoles a éstos, las riendas de nuestras vidas; respecto de lo cual, las religiones mas importantes del mundo, percibo yo, se están convirtiendo, muy de a poco, muy despacio, en inmensos soportes o bases fundamentales, para que aquella "nueva doctrina mundial celestial y divina", tenga cabida aquí en la Tierra.

Esa nueva doctrina, o mas bien, proto-religión, que describo en los párrafos de arriba, es nada mas ni nada menos que la religión de los dioses del cielo, la religión de los que van y vienen en naves impensables por el ser humano externalizado, la religión que "construyó todas las infraestructuras gigantescas y milenarias esparcidas por la faz de la tierra", desde que tenemos memoria, y mientras el ser humano evolucionado, en aquellos tiempos, miles de años atrás -sin televisión con sus programas basura, revistas basura de chismes, Pads, computadoras, celulares, Smartphones, etc.- miraba sentado pasivamente y desde lejos, a estos dioses constructores, los cuales solo venían a la tierra para construir grandes pirámides, para luego transmitir los secretos de la construcción a los humanos, y después regresaban a sus planetas de origen, sin siquiera sufrir físicamente, -mientras se encontraban aquí-, un infarto cardiopulmonar por ejemplo, -ya que la lógica me dice que deberían haber tenido corazón y pulmones-, durante la construcción de "sus ingenios arquitectónicos", debido a las diferencias de las composiciones atmosféricas inherentes a cada uno de nuestros mundos. Si, si. Esa nueva religión queridos lectores, es la religión de los extraterrestres, ni mas ni menos.

Entonces, por cada persona de este planeta que perdió su "Fe" en un dogma religioso determinado, debido a factores que no hacen a esta publicación, ¿como se lo deberá continuar manteniendo en su constante observación hacia el afuera de su propio Yo, en lugar de que, de una vez por todas, se descubra a si mismo, para luego no detenerse en su flamante camino exploratorio hasta que pueda llegar al mismísimo centro de su mundo intraterreno? ¿De que manera ese supra-dogma, el cual se mantiene oculto por encima de todos los dogmas conocidos, logrará mantener al hombre en una vida totalmente de extraversión, continuando con la entrega de las riendas de su vida, a aquella supra-conciencia externa? Y la respuesta es simple, y de seguro la mayoría de los lectores ya la habrán respondido, y es que, esa creciente pérdida de la "Fe" o "creencia" en las religiones terrenales junto a sus dioses y a sus dogmas, es reemplazada por una creencia mucho mas atractiva, pseudo-lógica, pseudo-científica, carente de pruebas -aunque no así de evidencias-, mucho más al alcance de cualquier persona de mente cerrada que vea un video en YouTube o en la televisión, o bien, lea algunas líneas de algún "Ufólogo reconocido mundialmente"; o sea, la "Fe" o "creencia" en una cierta divinidad, que respecto de la cual, se dedican a predicar las religiones, ya no tiene mas cabida y comprensión por muchas personas alrededor del planeta, pero, ojo, esto no quiere decir que dichas personas, las cuales ya no tienen "Fe", ni tampoco "creen" en un dios antropomorfo, son las mismas que ahora practican el autoconocimiento y el despertar de la conciencia por medio del uso de la razón pura. No, no. Muchas personas solo han intercambiado su "Fe" o "creencia", -que le impusieron desde su nacimiento-, por otra "Fe" o "creencia" mucho mas "acorde con nuestros tiempos", una creencia que se viste de gala, que maravilla con sus misterios (o nuevos dogmas), que deja perplejo a cualquier persona que no haya llegado a un nivel de espiritualidad, -con sigo mismo-, y de autoconciencia suficientes, como para discernir entre la duda o la aceptación de un cierta realidad como una única verdad. El solo hecho de intercambiar la "Fe" o "creencia" hacia las desgastadas y milenarias religiones, por una "Fe" o "Creencia" hacia una única y flamante religión: la "religión de los extraterrestres" hace que aquel supra-dogma, que nombré mas arriba, se "sienta totalmente realizado", manteniendo, en base a lo que las viejas y conocidas religiones ya comenzaron desde hace mucho tiempo, y que es la dependencia psicológica del ser humano hacia un ser externo y que se encuentra por encima de él mismo en todo aspecto de éste. Aquel supra-dogma que creó la religión de los extraterrestres, está consiguiendo que ésta enorme granja, que es nuestra Tierra, mantenga su "ganado humano" muy bien encerrado y quieto, tratando de que ninguno se escape... hacia dentro de si mismo... hacia su mundo intraterreno... y no así, que siga su vida extraterrena.

Entonces, esta "nueva religión", la de los seres del cielo, -a diferencia de los dioses de las religiones monoteístas-, trae consigo el politeísmo, o sea, un conjunto de dioses, capaces de llegar a atraer de tal manera y con gran intensidad, -nunca visto en las religiones terrenales-, nuestra capacidad de atención, -aunque por ahora, a través de los multimedios-, que continuamos sin tener tiempo para vernos a nosotros mismos, de modo de seguir esclavizados e idiotizados, como sociedad "evolucionada", hacia lo que los "dioses del cielo" nos quieren transmitir a través de sus "enviados", o también llamados: "humanos contactados", aquí en la tierra, los cuales se ocupan de escribir libros de amplias ventas, hacer películas taquilleras, programas pseudo-científicos y de divulgación, escribir en páginas Web de alto tráfico, y un gran etcétera.

Me parece excelente que quieran hacer dinero con producciones multimediales, ya que la vida... cuesta, y hay que vivirla, pero, lo que no acepto, es que unos cuantos personajes, a las órdenes de aquel supra-dogma, divulguen suposiciones descabelladas, restándole todo mérito creador al ser humano, a quién tanto, pero tanto, le costó evolucionar, y aprender a ser dioses con sigo mismo, en este hermoso planeta, y de ser los creadores, tanto de si mismos, como de esta gran civilización, respecto de la cual muchos ni se percatan de todo lo que ha ocurrido antes de llegar a ser lo que hoy somos.


0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!