Translate

21/5/22



He mirado cosas con mi mente que van más allá de lo que mis ojos son capaces de ver por si mismos. Mirar es un acto que se nutre del poder de la mente, mientras que el ver se fundamenta solo en el sentido de la vista. Podemos ver, sin estar mirando, y también, podemos mirar, sin estar viendo; y es esto último lo que suelo hacer con bastante regularidad. Algunos le llaman Visión Remota.

El mirar sin estar viendo, conlleva el uso exclusivo de la mente. Y alguien podría preguntarse, ¿pero como es posible que puedas mirar sin ver? Pues, mi respuesta a dicha cuestión es que, como especie, nos acostumbramos tanto al solo ver, que el mirar ha quedado relegado en un lugar llamado "Olvido". Si, es posible mirar sin estar viendo, es posible usar el poder mental de cada uno de los integrantes de nuestra especie para mirar lo que la vista no puede ver, es posible mirar tan lejos que ni siquiera podríamos ver lo mismo usando la vista pegada a ambos óculos de un binocular, es posible mirar incluso desde lo más pequeño hasta lo majestuoso e inconmensurablemente grande, es posible mirar tan lejos que ningún telescopio de ningún tipo lo podrá ver, es posible mirar trasgrediendo los límites del tiempo y del espacio para determinar objetivos que existen en el pasado como los que nos esperan en el futuro, es posible mirar el mismísimo origen del Universo desde lo que le precedió en su Génesis hasta el Multiverso contenedor de infinitos universos iguales o diferentes al "nuestro", es posible mirar más allá del Multiverso y comprender que la "Nada" tiene el mismo derecho lógico de existir y al mismo tiempo coexistir junto con el "Todo", es posible mirar dentro de la mente propia tal como dentro de la mente de los demás con tal nivel de acierto que lograremos reforzar la noción que tenemos sobre el concepto de Egregor o Mente Colectiva o Supra-consciente, es posible mirar hasta el más mínimo estímulo eléctrico proveniente desde el mundo sensible como para decidir qué hacer con esa pulsión tan arcaica que nos recuerda persistentemente que somos animales embebidos en humanos, es posible mirar el paso del tiempo hasta en su más mínima expresión sobre cualquier sujeto u objeto en los que colocamos nuestra mirada mental, es posible mirar hasta la emisión de energía cuántica de cualquier tipo de materia en forma de pulsiones discretas y a la vez constantes, es posible mirar todo lo que la vista no es capaz de ver... y mucho más.

Y he mirado algo que ningún ser humano que no haya descubierto su propia e innata capacidad de mirar, podría llegar a entender, y por consiguiente, a creer. He mirado lo que mi vista, mis ojos, nunca serán capaces de ver. He mirado una civilización, la cual yace, desde hace mucho tiempo, debajo de la superficie y por entre las laderas de las montañas del planeta Marte. Mucho tiempo ha pasado desde que allí se establecieron y evolucionaron para llegar a ser en lo que hoy en día se han convertido. Son multiplanetarios, viajeros imparables y conquistadores precavidos, pero, más que nada, exploradores, por lo que solo conquistan los lugares en donde no exista vida inteligente en desarrollo, es decir, ellos no se establecen encima de otras civilizaciones que existan en otros planetas, sino que cohabitan solo si ambas civilizaciones llegaran a acuerdos basados en una única premisa; la paz y el progreso en conjunto. Pero antes de cohabitar, debe existir un "Primer Contacto", y esto último significa un enorme desafío. Está demás expresar, que dicho planeta debe ser lo más similar a uno de Clase "M", tal como lo es la Tierra, para que la vida haya tenido la oportunidad de prosperar allí.

El primer contacto, tal y como lo he podido mirar con mi mente, y como lo mencioné antes, se conforma como un magnánimo desafío de previas infiltraciones de parte de aquella especie que mi mente ha descubierto en Marte, (Marcianos ellos, y Extraterrestres para nosotros), pero dichas infiltraciones no tienen ninguna relación con intenciones dañinas, sino que, todo lo contrario, debido a que aquellas poseen sus propios protocolos perfectamente determinados y adaptados para cada evento de "Primer Contacto", los que decantan en normas claras y fundamentales que impiden que la civilización a contactar, -la que en este caso sería una Extramarciana-, se percate de la presencia de la civilización que desea hacer el contacto, -y que en este caso es esa civilización marciana que mi mente ha sido capaz de mirar-, y a la vez, si el contacto resulta no ser viable, no se alterará el orden interno de dicha civilización objetivo, porque, en definitiva, los habitantes de Marte basados en una mente multiplanetaria, en su intento de Primer Contacto, si este no resulta viable, la civilización que debería ser contactada no llegará a sentir la presencia, ni la más mínima existencia siquiera, de aquellos "conquistadores" marcianos, o más bien, "co-habitadores" pacíficos del planeta rojo.

Pero, llegó el día en el que la civilización de Marte ha hecho su Primer Contacto con la civilización denominada por ellos, Extramarciana. 

Pese a que las normas son estrictas en lo referente a la no interferencia, hasta poder arribar a una conclusión, que será la que determine que el primer contacto pueda ser factible; lo cual deberá ser, además de lo anterior, provechoso para ambas civilizaciones y en el nombre de la paz y del progreso de ambas por igual; el propio contacto en si mismo se debe dar en un progresivo auto-descubrimiento por parte de la civilización a contactar, en oposición a todo intento de contacto explícito por parte de la civilización de Marte; es decir, la civilización Extramarciana debe descubrir por si misma, la existencia de una posible civilización que desea establecer algún tipo de contacto con ella, y aquel proceso de autodescubrimiento deberá ser lo único que, durante el comienzo del pre-contacto, ambas civilizaciones tengan en común. Y las semillas plantadas por la primera, por las propias manos de la civilización marciana; con el objeto de que la civilización objetivo se percate, lentamente, de la intención pacífica de que otra civilización desea ponerse en contacto con aquella; dichas semillas deben ser muy separadas en el tiempo entre la primera y cada una de las semillas subsiguientes, de manera tal de que la civilización objetivo vaya asumiendo, al principio de manera inconsciente y posteriormente de una manera más consciente y abierta, de que alguien de "allá afuera" quiere entablar una amistad duradera con ellos. Las semillas son colocadas por la civilización que mi mente ha descubierto en Marte, pero la percepción que generan dichas semillas en la mente colectiva de la civilización objetivo o Extramarciana, deberá parecer que es algo que proviene solamente desde el núcleo de su civilización, con el objetivo de hacer germinar en ellos mismos, una poderosa idea de contacto con alguna civilización fuera de su propio mundo, y con la que, quizás y con el tiempo, ellos pudiesen hacer su "propio contacto", sabiendo que el impulso para querer contactar a otros seres de otros mundos, ha sido conformado gracias a aquellas semillas "enterradas" por los "infiltrados de Marte", quienes han sido preparados para las fases que fueron preliminares al Primer Contacto.

Luego de mucho tiempo de infiltraciones destinadas a verificar que las semillas plantadas por la civilización de Marte, hayan dado sus frutos; es decir, que en el seno de la conciencia colectiva de la civilización -o planeta- objetivo o "Extramarciana", deberán haber brotado ideas "propias" con intenciones dirigidas hacia el contacto con inteligencias biológicas de otros Orbes; con lo que, cuando aquellos frutos estén "a punto", luego se procede a dar comienzo a la fase siguiente en lo que respecta al protocolo destinado al primer enlace entre civilizaciones diferentes que habitan mundos similares; por no decir iguales, en cuanto a la atmosfera, al tamaño, a la biodiversidad, a la cercanía con su propia estrella, etcétera.

Y he podido mirar, entonces, que la civilización Extraterrestre; es decir, que la civilización marciana que ha encontrado otro mundo habitado por una civilización Extramarciana inteligente; ha aplicado el protocolo de Primer Contacto a rajatabla, con resultados más que impactantes, porque, como expresa el Protocolo Marciano, aquellas semillas plantadas discretamente, han hecho que la civilización objetivo se haya dispuesto a hacer todo cuanto esté a su alcance dentro de su civilización de manera tal de que cada cosa que la conforma lleve la idea implícita de ser, ellos también multiplanetarios, por lo que, cada uno de sus inventos, en cualquier ámbito del saber y del conocer, ha estado enfocado en aquella dirección, y por lo tanto, si todo se hace con base en una sola dirección, por más variopintas que sean sus producciones y sus construcciones, sea lo que sea que ellos realicen, siempre los dirigirá hacia el innegable e inevitable momento del contacto con la civilización de Marte. En el instante en el que la semilla del pre-contacto ha sido plantada; por parte de los Extraterrestres -si los miro desde la perspectiva de la civilización de la Tierra-, es decir, plantada por la civilización marciana dentro del núcleo social mismo de la civilización Extramarciana -si la miro desde la perspectiva de la civilización de Marte-; entonces, al haber sido plantada la semilla del pre-contacto, se abrieron las puertas para una larga, progresista y pacífica relación entre dos mundos muy similares. Con lo anterior, se creó entonces, la necesidad de contacto con otras civilizaciones, dentro de una civilización que nunca ha conocido una, más que a ellos mismos. Es en este punto, luego de mucho tiempo, cuando la civilización de Marte comenzó a mostrarse lentamente ante los ojos impresionados de la civilización objetivo, porque en las mentes de estos ya estaba implantada una necesidad "autóctona" de contacto, y por lo tanto, incontables avistamientos "inexplicables" se comenzaron a materializar por todas las mentes de la civilización objetivo, es decir, por todas las almas que conforman dicha civilización Extramarciana, hasta que llegase el momento en el que, la cantidad de avistamientos, -fugaces al principio y más duraderos con el paso del tiempo-, fuesen tantos, que la idea de una civilización Extranjera a los ojos de los Extramarcianos, fuese una posibilidad casi innegable. Y entonces, llegado el glorioso momento en el que la civilización de Marte, -la que a nuestros ojos son Extraterrestres-, lograra plantar y hacer florecer las semillas de ideas multiplanetarias en la mente colectiva de la civilización objetivo, -la que a los ojos de aquellos son Extramarcianos-, y que luego comenzarán a darse a conocer por medio de avistamientos esporádicos, pero constantes y con más tiempo de visibilidad; llegado aquel momento de gloria, el verdadero Primer Contacto ya era una realidad en la mente de ambas civilizaciones; en la primera, en la civilización artífice fue de manera consciente, mientras que en la objetivo fue de manera inconsciente. Lo importante es el acercamiento, la unión, la paz, el progreso y el amor, y si para obtener lo precedente es necesario realizar todo lo que ha hecho la civilización de Marte, pues, en este caso, el fin ha justificado, y de sobremanera, a los medios para obtenerlo.

El Primer Contacto ha sido un éxito. Actualmente, dos civilizaciones cohabitan pacíficamente, y no solamente en el mundo de la civilización contactada, en el de los Extramarcianos, sino que también se ha formado un puente bidireccional entre Marte y el planeta de aquellos, por lo que Marte tiene Extramarcianos, así como el planeta de estos tiene a Marcianos. Ambas civilizaciones, desde el punto de vista de la civilización terrestre, son Extraterrestres... y he podido mirar que ya tienen pensado plantar aquella semilla de descubrimientos en nuestra civilización... Falta poco... muy poco.

Nelson J. Ressio.

18/5/22


Estoy en un gran intento y esfuerzo de contactar a extraterrestres... si, han entendido bien, a seres de otros mundos. ¿Y que? ¿Quién me lo impide? El único individuo que podría tener las fuerzas suficientes para impedírmelo... es mi propia persona... pero jamás se lo permitiría... jamás, por más poderosa que sea la fuerza que esté detrás de tal impedimento... nunca cedería a dichas fuerzas internas, ni a ninguna externa por cierto. El individuo debe permanecer y prevalecer por encima de la persona que cohabita con aquel, a sabiendas de que la individualidad y la personalidad son dos entidades psicológicas separadas, pero ambas conviven juntas dentro de un mismo ser humano.

¿Pero extraterrestres? ¡Si, extraterrestres! Aunque, y si bien no son verdes, ni están desnudos, ni siquiera vuelan en naves en forma de dos platos de cocina unidos cada uno por sus partes "útiles", es decir, por sus partes recipientes; si, ¡extraterrestres!, y los contactaré pronto, ya que me he percatado del "llamado" a realizar tal encomienda "divina". Ah, ¿se preguntarán quién me ha llamado para realizar tan extrema y oscura labor? Pues... no lo sé... no lo puedo explicar... quizás, cuando recibes un "llamado", esa sea la manera de recibirlo, munido de un halo de incertidumbres, de misterios, de intrigas, de olvidos y recuerdos, de causas y consecuencias, de pesadumbres y de euforias, de una gran certeza de que estamos confundidos respecto de una realidad que parece no ser lo que debería ser ni estar en donde debería no estar y a la vez estar en donde no debería, ni parecer a lo que ni siquiera se asemejaría, tal como un viento que únicamente sopla sobre mi existencia, pero no así, sobre la de los demás, viento aquel, al que lo entiendo de tal manera que no lo logro comprender y lo comprendo tanto que no encuentro la forma de determinarlo, ateniéndome con ello, a que cualquier esbozo de querer explicar "el llamado", me parece verdaderamente en vano, como un tornillo que da vueltas hacia la izquierda pero que igualmente se hunde dentro de un trozo de madera petrificada de cedro rojo de un millón de años de antigüedad... es como algo ilógico e inevitable al mismo tiempo, como que la suma de la unidad, dos veces, nos dé un resultado mayor a la dualidad anterior... ese "llamado" es como la perfección no declarada dentro de un proceso entrópico, es como querer explicar la Luz que ilumina una caverna que no posee ninguna salida al mundo exterior, es como intentar respirar cuando estamos respirando... ¿para qué hacerlo dos veces?, pues... ese llamado es esa doble respiración, es la caverna, es la Luz, es la Entropía, es la dualidad, es el tiempo, es el cedro rojo, es el tornillo, es el viento... todo ello y más, sabiendo que todo lo demás será igualmente confuso a la hora de intentar darle entidad semántica a dicho "llamado". Pero ahí está, y he sido llamado para contactar a los extraterrestres, y de una u otra manera, lo haré; no tengo la menor duda de ello, porque me conozco lo suficiente como para saber que lo haré. ¿Pero, como lo haré? Aquí está el quid de la cuestión; ¿cómo lo haré?

Pero ya tengo una idea al respecto del "como". Verán. Si bien al "llamado" no lo puedo explicar, si puedo, y debo, hacer lo que se me ha pedido, debido a que, más allá de intentar saber quién -o qué- me ha solicitado hacer "algo", lo importante aquí es hacer ese "algo". Lo relevante no es saber de donde proviene la orden, sino que, lo que debe prevalecer es la orden misma, es la acción y no así, el detenernos a pensar en el origen ideólogo de dicha "acción", que en mi caso es contactar a los extraterrestres. Y al momento en el que escribo estas líneas, pese a las precedentes a modo introductorio, debo decir que ya los he contactado... y como era de no esperar ni en un millón de años... Ellos respondieron... y de muy variopintas formas, las que me dejaron con más respuestas que preguntas... y, quizás, ustedes no se esperaban esta última frase, quizás pensaron que me confundí al construirla, quizás pensaron que ustedes la entendieron mal, quizás intuyeron que se parece a un dogma, por lo que, quizás, esperaban la acostumbrada frase: "con más preguntas que respuestas", pero no ha sido así, sabiendo que la duda rige mi vida desde que tengo memoria. ¡Me contacté con los extraterrestres! ¡Eso es lo que importa! ¿¡Eso es lo que importa!?

Más allá de aquellas formas variopintas de contacto que mencioné antes, debo atenerme al contacto hablado. Entonces, cuando llegó el instante de hacer el contacto, me di cuenta que iba a poder hablar en su lengua nativa, y lo primero que les pregunté fue: "bImejtaHvIS jIQuch 'e' vIQub", que en su idioma significa: "¿Como es que puedo hablar en vuestro lenguaje?". Eso me preocupó o asombró, no logro distinguir dicho sentimiento, porque al momento del contacto, cuando intenté comunicarme mediante símbolos como para relacionarlos con hechos y con palabras correspondientes a nuestra realidad humana, y mientras los estaba dibujando, en ese mismo instante y aparentemente de manera inconsciente, a dichos dibujos los iba expresando en voz alta, y al hacerlo me pude dar cuenta de que no estaba hablando en castellano... mi boca balbuceaba, -por medio de un tono no tan bajo como para no oírse-, aquella primera frase en el lenguaje extraterrestre... lenguaje de solo una, de entre las miles de millones de especies, similares a la nuestra, de las que he tenido una poderosa sensación interna de cada una sus existencias. No son "bichos raros"; son como nosotros, ya que las leyes de la física, son las mismas para todo el Universo, y cada especie variará respecto de nuestra morfología, -dependiendo del planeta y/o luna en la que se hayan desarrollado-, en mínimos detalles.

Pero, ¿cómo es que pude saber el lenguaje de los extraterrestres que he contactado sin conocerlo de antemano además de ser la primera vez que contactaba a dichos humanoides de otro planeta? Pues, la respuesta a la anterior cuestión, quizás no esté en mí, sino que en los contactados por mí. Pero surge otra cuestión, y es ¿cómo es que me fue transmitido dicho lenguaje y en toda su completitud semántica, sintáctica y morfológica, al preciso instante de querer yo comunicarme con los extraterrestres? ¿Habrá sido por la mera intención dirigida de mi parte, como para entablar una comunicación bidireccional? Es decir, cuando alguien intenta comunicarse con otro individuo, se fundamenta en una intención inicial, y esto último es poderoso, aunque no se note. El apasionante hecho de comunicarnos conlleva una arcaica fuerza instintiva proveniente desde el Soma, secundado por una intención inconsciente que emana desde lo más profundo de nuestro Si-Mismo, y que solo se hace consciente en el preciso instante de transformar los pensamientos en palabras dirigidas hacia el receptor. Pero, como sabemos, lo inmediato anterior es evolución pura, en cuanto al desarrollo del lenguaje humano, mientras que, por el contrario, mi experiencia con la comunicación con los extraterrestres no se debe a la evolución de nuestra especie per sé, sino que, en gran medida, a la evolución de la especie correspondiente a los seres que he contactado, por lo que se torna mucho más persistente aquella segunda pregunta de este mismo párrafo, la cual infiere lo siguiente: ¿de qué manera se me ha transferido dicho lenguaje alienígena como para poder hablarlo al instante como si fuese mi lenguaje nativo? En ese momento del Contacto, antes de finalizarlo, les he expresado dicha duda, y para mi asombro, nuevamente, al ir conformando las palabras para armar la frase y con forma de pregunta, lo que salió de mi boca, tal como si lo hubiese dicho en castellano, fue lo siguiente: qaStaHvIS DIS 'ar wutlhDaq jIleghchu', a lo que inmediatamente me respondieron: qevpobDaj negh'e'. batlhlIj ghogh yaplu'be'chugh, vaj yaghmey mIw. Dupumatlhmo' QaQqu'lI'. choparHa'taHvIS, tlhInganpu' 'ej DuqoDpu' yIHoH. Y aunque parezca algo inentendible, no lo fue así para mi, porque en ese instante que recibí la respuesta de mis contactados, la comprendí como si hubiese sido expresada en castellano, y dicha respuesta de otro mundo, fue la siguiente: Nelson; si, sabemos tu nombre aunque no nos lo hayas dicho; la respuesta que buscas está en ti mismo. Sigue buscando, y la hallarás en nosotros.

Luego de escuchar y de entender en tiempo real la respuesta de mis extraños contactados de otro mundo, quedé más perplejo que el escuchar y el entender el propio idioma extraterrestre, el cual ni en mis mejores sueños escénicos hubiese podido llegar a construir. ¿Cómo es que puedo entender el idioma extraterrestre además de poder hablarlo, ambas cosas como una inequívoca forma nativa de comunicación, si nunca ha pasado por mi mente, siquiera, esta posibilidad? Hasta que hallé la respuesta: El inconsciente Colectivo. Y alguien podrá expresar, no sin tener toda la razón, que dicho concepto de la Psicología es perfectamente explicable para nuestra especie... ¡¿pero para idiomas extraterrestres?! ¿Cómo es posible que el Inconsciente Colectivo explique que yo me hubiese comunicado, tal cual mi lengua nativa, con seres humanoides de otro planeta? Hasta que empecé a pensar... bueno, a pensar un poco más profundo que lo normal y por más tiempo que de costumbre. Y la respuesta arribó a mí, tal cual un águila retornando a su nido en las alturas de una empinada montaña, y para responder a este intríngulis, debemos comenzar por el "Principio del final" del Inconsciente Colectivo que se aplica a mi Individualidad (como a la de cualquier otro individuo humano de este planeta y de cualquier otro que hayamos colonizado, aún sin saberlo).

Lo que defina a mi "Si-Mismo", tal como a cualquier otro individuo (y hasta a las personas que todavía no han arribado a ese estado de individuación), es que lo que mi Si-Mismo es, es lo que yo soy, como una entidad psíquica compleja y completa en todos los aspectos conscientes, inconscientes subconscientes, supra-conscientes y preconscientes. Para lo supra-consciente tengo una explicación en este artículo referido al Experimento de la Doble Rendija y la Coherencia Cuántica. Pero, sigamos con los otros tres, más precisamente, con el Inconsciente personal, y que a la vez, está entrelazado con el Inconsciente Colectivo, y el hecho de intentar saber donde comienza y donde termina uno u el otro, raya con la más absoluta oscuridad en cuanto a que sabemos muy bien en lo que a sus límites no deterministas respecta. Por lo tanto, el Inconsciente Personal es parte del Inconsciente Colectivo, y viceversa, con lo que la última parte de la última respuesta de aquellos extraterrestres contactados por mí, me hace dirigir mi pensamiento hacia el Inconsciente Colectivo, debido a que ellos me dijeron al final de su frase, que si sigo buscando en mí mismo, hallaré la respuesta en Ellos; algo que a primeras vistas parece un intríngulis, pero que luego de estas palabras, se entenderá mucho mejor... eso pienso.

Al seguir buscando en Mí Mismo, hallé la respuesta en Ellos.

El Inconsciente Colectivo está conformado por todas las personas que nos precedieron, y como dije antes, comenzaré a explicarlo desde mi Inconsciente Colectivo actual, hacia atrás en el tiempo, para poder llegar a descubrir a los extraterrestres dentro de mi persona, tal como intuyo que allí existen. Es decir, mi mente -tal como toda mente consciente- ha escuchado, durante años, a muchas personas, pero más aún, a las personas con las que he estado más cerca y de forma persistente durante el tiempo y siendo la mayoría de ellas mis ascendientes familiares y relacionados a -y entre- ellos, y estos dos últimos grupos, mis ascendientes y sus relacionados, han pasado por el mismo proceso con sus ascendientes y sus relacionados con los que han estado en un cierto contacto cercano, y si retrocedemos más atrás en el tiempo, estas últimas personas, a su vez han hecho lo mismo con sus propios ascendientes y relacionados a los anteriores... y así sucesivamente por miles, o quizás, millones de años hacia el pasado, hasta arribar al momento en el que nuestra especie, no inmediata predecesora, ha tenido la oportunidad de estar en relación estrecha con los actuales extraterrestres que he contactado y con los que me he comunicado, con lo que este último hecho significa en cuanto al comienzo del Inconsciente Colectivo de toda la humanidad, ya que, si lo anterior ocurrió, podemos inferir que todos tenemos en nuestra memoria arcaica colectiva un lenguaje también arcaico extraterrestre (en la psique y en la biología), y por ende, reprimido por el paso del tiempo, pero que se mantuvo latente, como intentando traspasar, -sin mucho éxito y quedando lo onírico como su única aunque temporal manera de comunicación-, la doble barrera del Preconsciente, portando en dichas ramificaciones, la mismísima semántica del lenguaje "alienígena", la que emanó desde mi Inconsciente Colectivo y poder así, acceder a mi conciencia, aprovechándose, -para llevar a cabo tal "intento de escape"-, de algún catalizador o llamador, de ciertas memorias reprimidas, las  que partieron desde incontables vidas pasadas acumuladas, y aquel catalizador, perfectamente podría ser el actual encuentro con mis contactados enigmáticos de otros mundos, y que al mirarlos, tal como al mirar un Símbolo que a la vez es un Arquetipo, mi inconsciente haya podido recordar eones pasados, con el objetivo de traer a mi conciencia aquel idioma que el consciente había "olvidado" y guardado en lo más profundo de mi "Si-Mismo". Lo que intento explicar con lo anterior es que, el lenguaje extraterrestre que he hablado y entendido; sin siquiera saber que sucedería ni la más remota posibilidad de hacer el contacto en la forma en que sucedió, es decir, mediante el propio lenguaje nativo de mis contactados alienígenas; ya lo tenía incorporado en mi mente inconsciente, debido a que, si en nuestra evolución, del pasar a ser animales con "Comportamiento Complejo" y con conocimiento de nuestra propia existencia a ser lo que hoy somos, solamente en un cuarto de millón de años, es muy plausible que haya habido una mano extra en nuestra evolución, porque si la evolución de la inteligencia al estilo humano fuese la norma, todas las demás especies de animales, de alguna u otra manera, hubiesen desarrollado alguna forma de inteligencia observable... pero no ha sido así. La norma, entonces, como para llegar a un tipo de inteligencia primitiva, o conciencia de la propia existencia, tal como sucede con los Chimpancés, los Bonobos, los Elefantes, los Delfines, etcétera, transcurre en términos de millones de años, y no así, en términos de un cuarto de millón, como se supone que ha sido con la especie humana, desde que la primera Madre Mitocondrial de la humanidad ha abierto sus ojos de par en par. Por consiguiente, es lógico el pensar que, si hubo una mano extra; y que a la vez fue la que creó nuestra especie a su imagen y semejanza, pero teniendo como base biológica a los simios terrestres más avanzados que dichos alienígenas hayan encontrado en la Tierra de hace 250 mil años; entonces, si esos alienígenas, durante el transcurso de vida de esa nueva especie desdoblada artificialmente desde los simios a Homos Sapiens Sapiens, han continuado teniendo contacto consciente con esa nueva especie denominada Homo Sapiens Sapiens, es decir, la nuestra, la memoria de dicha relación Creador-creado, aún se mantendría en el Inconsciente Colectivo de la humanidad, y por ende, cualquier nuevo contacto con Ellos, es un poderoso Arquetipo ante nuestros ojos, un Símbolo mental que traerá a la conciencia, recuerdos arcaicos, sean del tiempo pasado que sea.

Pues, me ha sucedido a mí. Pero, ¿y el "llamado" para contactarme, como lo explico?

Todavía no puedo explicar aquel "llamado", pero sí puedo explicar el porqué he sido capaz de contactar a los extraterrestres utilizando su propio idioma tal y como si fuese el mío. Si mi memoria inconsciente pudo recordar un pasado muy lejano en el que nuestra nueva especie de aquellos tiempos, -desdoblada artificialmente a partir de simios originarios-, tuvo una posterior, estrecha y muy larga relación con nuestros Artífices de otro mundo, es posible entonces, el conformar una bastante sólida conclusión, de que el poder psicológico emanado durante un contacto de este tipo, como el que yo he tenido, ha traído a mi memoria consciente, reminiscencias de épocas en las que los mismos seres con los que me he contactado actualmente, hayan sido los mismos seres que han desdoblado a la "humanidad de los simios evolucionados" de hace 250 mil años, en la humanidad que somos hoy en día.

¿Sucederá lo mismo en los tiempos actuales? ¿La humanidad se desdoblará en otra subespecie mejorada? Como la mayoría nos daremos cuenta, la Humanidad y todo lo que Ella ha construido, ha sido en una clara dirección, de manera repetitiva: la de mejorar, y a la vez, minimizar.

Lic. Nelson J. Ressio.

5/5/22

Quizás, algún día, podamos viajar hacia atrás en el tiempo, "envueltos" en unas partículas "anti-relativistas" denominadas como Taquiones, y de esta manera, descubrir, atónitos, que solo somos un inmenso espejo de otro Universo, anterior y externo al que nos ha creado y en el cual evolucionamos.

Los Taquiones, en teoría, son partículas que viajan más rápido que lo estipulado por la ciencia relativista, y esos Taquiones viajan a tal velocidad, que logran traspasar los límites que establece la Teoría de la Relatividad de Einstein, por lo cual, simplemente, pareciera que dichos Taquiones retrocediesen en el tiempo; es decir, -y como se habrán imaginado-, teóricamente hablando, es posible viajar hacia el futuro, ya sea porque la Teoría de la Relatividad lo establece, o bien por simple lógica, y/o hasta verlo en casos prácticos, ya que, cuando nos movemos a una mayor velocidad que la actual, desde un punto A hacia un punto B, el tiempo que transcurre durante el viaje entre ambos puntos es inversamente proporcional a la velocidad empleada en dicho trayecto, y cuando viajamos más y más rápido, el tiempo del viaje entre ambos puntos disminuye proporcionalmente; y si a esa velocidad de viajar entre ambos puntos, la aceleramos a la Velocidad de la Luz, ocasionaríamos que el tiempo transcurrido del viaje entre ambos puntos, A y B, sea tan pequeño, que  en relación a nuestra existencia, parecería como que desapareciésemos ante los ojos fijos de un observador externo, el cual se halla en una posición relativamente estática con respecto al viaje; o bien, dicho viaje hipotético desde un punto A hacia un punto B (o permanencia de los viajeros dentro de la "maquina" durante el trayecto) haría "parecer" que el tiempo de existencia de aquellos, -los que viajan a la Velocidad de la Luz-, se detuviese, y el tiempo dejara de transcurrir para dichos viajeros. Por ello se sabe que, viajar hacia el futuro es posible, porque, por ejemplo, si viajáramos desde la Tierra (punto A) hacia un planeta que está situado a 30 años Luz de distancia (punto B), y nos desplazamos a la Velocidad de la Luz, pues, para el viajero que está dentro de esa nave hipotética y lumínica, el tiempo se detendría (por ser inversamente proporcional a la velocidad), pero para los demás habitantes que quedan en el planeta Tierra, el tiempo seguiría corriendo normalmente. Pues, al llegar al punto B y luego retornar inmediatamente al punto de partida A, desde aquel, desde ese planeta lejano hacia la Tierra, viajando en sentido contrario otros 30 años Luz durante el regreso, en ese ir y volver desde la tierra hacia el planeta hipotético, y desde este hacia la Tierra, al retornar (en definitiva, desde la Tierra y hacia la Tierra sin hacer escala en el planeta destino), habrían pasado 60 años en la Tierra, pero, para el viajero dentro de la nave no habría pasado tiempo alguno, por el hecho relativista de que dentro de la nave, -para toda masa, sea la nave misma, como sus tripulantes o viajeros-, no debería haber transcurrido tiempo alguno, y estos últimos astronautas Lumínicos, al llegar a la Tierra luego de 60 años, serían partícipes de que todas las personas que conocieron, algunos habrán fallecidos y otros tendrían 60 años más desde que -y cuando- los viajeros partieron en el viaje inicial a la velocidad lumínica, sabiendo que estos últimos no habrán envejecido en lo absoluto. Pues, esto, en teoría, (y se torna lógico verlo en la práctica sub-lumínica) es viajar en el tiempo hacia el futuro, sin utilizar una "máquina del tiempo", sino que, utilizando las leyes de la física universales. Todo esto, dentro de este universo; y lo que sucede aquí, también es posible que suceda en el Universo Espejo, y hasta quizás, ¿podríamos viajar entre universos, sean estos, paralelos y/o espejos?

Ahora bien, el maravilloso mundo de los Taquiones es hipotético, pero, si al viajar a la Velocidad de la Luz el Tiempo se detiene, al entender que los Taquiones son una especie de fotones que viajan más rápido que la Luz, es razonable el llegar a pensar, que si a mayor velocidad, el tiempo de viaje disminuye, y por lo tanto, se conoce que si alcanzamos la Velocidad de la Luz el tiempo se detiene, entonces y por deducción lógica, si algún día podremos utilizar Taquiones en los vehículos espaciales, seremos capaces de desplazarnos por el espacio, envueltos en una Burbuja de Urdimbre espacial, a velocidades que superan a la de la Luz, y por lo tanto, durante ese viaje Superlumínico, a mayor velocidad que la de la Luz también es lógico suponer que ocurra lo contrario, es decir, que el tiempo comience a retroceder, en teoría. A velocidad normal, pero en aceleración, el tiempo disminuye con la misma, y cada vez que nos acercamos más y más al límite relativista de la Velocidad de la Luz, el tiempo tiende a cero, y si superamos la velocidad de la Luz (Taquiones) es evidente que el tiempo pasaría a hacerse negativo; en un aparente "retroceso". En resumen, primero, a velocidad positiva, normal y en constante aceleración, el tiempo de viaje disminuye en la misma proporción; segundo, al alcanzar la Velocidad de la Luz el tiempo tiende a cero; y tercero, al superar la Velocidad de la Luz (Taquiones) el tiempo se hace negativo, y con esto último, teóricamente hablando, retrocederíamos en el tiempo, con lo que, con esto último, ¿podríamos llegar a presenciar el origen de este universo  tanto como del Universo Espejo, o la Singularidad que ha creado a ambos Universos espejados, nos lo impediría?

Entonces, con lo anterior, entran en el ámbito de mi consideración, otras partículas muy interesantes, las que han sido detectadas en varios centros de detección (entre ellos, en el CERN), por lo cual no están enmarcadas en un ámbito hipotético teórico, y dichas partículas son los Neutrinos (Pequeño Neutrón); y es lógico el hacernos a la idea de que existe, al menos, un Universo Espejo al que vivimos, ya que un Neutrino puede atravesar cualquier cosa que nos imaginemos sin llegar a "tocar" casi nada en su trayecto, y tal como toda partícula subatómica, el Neutrino no escapa de sus propiedades inherentes (al menos, no de las que se han descubierto hasta ahora) y una de ellas es el Entrelazamiento Cuántico, es decir, que una partícula puede estar en dos lugares al mismo tiempo, sin importar las distancias; lo anterior sería como un estiramiento sin límite definido, de una misma partícula. Y como sabemos, un conjunto de partículas subatómicas conforman un átomo, y un conjunto de átomos conforman moléculas y un conjunto de éstas últimas conforman la materia; y si hay Neutrinos conformando materia oscura en este universo, entonces, por la propiedad del Entrelazamiento Cuántico, es posible que haya un Universo Espejo al "nuestro", el que contenga el otro extremo de todos los neutrinos que conforman la materia oscura de este universo, "el nuestro", y lo que es materia oscura para este universo, es materia visible para el universo espejo, y viceversa. Es algo muy posible, al menos lógicamente, y lo anterior, basado en las propiedades cuánticas de las partículas subatómicas, las cuales se enmarcan dentro de la Física Cuántica.

Obviamente que hay mucho, muchísimo, por descubrir. Y quizás, con la ayuda de los Taquiones, algún día podamos viajar desde este universo al Universo Espejo de este. Los Taquiones nos permitirían viajar hacia atrás, por entre dos Universos que comparten ambos extremos de la energía y de la materia conformada por los Neutrinos; partículas estas, elementales y fundamentales, que actuarían como los ladrillos que conforman las paredes de un edificio mayor, denominado Universo y Universo Espejo, ambos unidos por una misma Singularidad.

Y algo más, en relación al actual hecho especulativo de mi parte; y es que he leído, y luego escrito mucho, respecto de la Mecánica Cuántica, y también he creado algunos proyectos basado en la Mecánica Cuántica (o al menos lo intento), lo cual es algo apasionante, y que estudio desde hace muchos años, y que también es tema fundamental de mis dos primeras novelas escritas ya, hace 12 años aproximadamente. En ese tiempo y lugar en los que escribí dichas novelas, me refería a la Mecánica Cuántica, a la Computación Cuántica y a la Inteligencia Artificial, todo ello embebido en una "espeluznante como maravillosa" Conciencia Artificial.

Lic. Nelson J. Ressio.


1/5/22


Algunas personas me han expresado varios sucesos ocurridos en sus vidas en el lapso de muchos años; varios inconvenientes por los cuales todos, indefectiblemente, tenemos que afrontar, y es respecto a lo anterior, que se está prohibido sucumbir ante dichos problemas, debido a que ellos están en nuestras vidas como meros Maestros, como prominentes enseñanzas destinadas a hacernos más y más conscientes.

Imagínense una vida repleta de felicidad constante; ¡no sería vida!, ya que la felicidad no existe Per Sé; a la felicidad se la construye siendo conscientes de nuestra psique más profunda.

Todavía no hemos arribado al Transhumanismo puro, todavía no somos robots biológicos basados plenamente en la razón en donde los egos hayan desaparecido, o en términos de StarTrek, todavía no somos Vulcanos (mi especie favorita), y como todavía no somos "casi" perfectos, es preciso darnos cuenta de que la felicidad no existe, porque ningún animal sobre el planeta Tierra es conocedor de dicho "estado del Ser"; la mayoría de ellos, -sino todos-, viven sin conocerla, indistintamente de su especie (salvo los simios Chimpancés, los Bonobos, los Delfines, los Elefantes, etc., los que tienen conciencia de su propia e individual existencia, pero estos, tampoco conocen el concepto de felicidad, ni de infelicidad), y nosotros, los humanos, quienes todavía seguimos arraigados a las fuerzas arcaicas del mundo animal, no somos la excepción, no conocemos la felicidad, por lo tanto, debemos saber que la felicidad no existe en sí misma, y sólo por intermedio de nuestra conciencia, podremos construirla.

Y, ¿cómo construimos una felicidad individual?, pues, siendo conscientes de nuestros egos, de todo lo que proviene desde nuestro inconsciente individual, sumado al Inconsciente Colectivo, el que, a cada momento nos intenta arrastrar hacia lugares "oscuros y húmedos"; y un buen ejemplo de ello es en el momento justo en el que estamos deprimidos, y en este estado, lo que haría la conciencia, la sabiduría, la razón, es construir/crear/hacer algo, lo que sea, porque debemos saber que, lo que siempre desea el inconsciente, es llevarnos hacia la oscuridad de donde es su génesis (el mundo animal), y si le hacemos caso a este último, terminaremos sucumbiendo a sus deseos arcaicos (al inconsciente individual y colectivo) y es en este momento cuando algunos quedan atrapados bajo el triste peso de una copa repleta de alguna bebida alcohólica (yo no bebo alcohol en lo absoluto, es más, nunca lo hice, no me gusta nada con alcohol), pero, a modo de ejemplo genérico, decía que, cuando nos dejamos aplastar por el inconsciente, es cuando el ser humano suele “refugiarse” bajo una copa de soluciones efímeras, para intentar "ahogar" sus sufrimientos, cuando, por el contrario, lo que debemos hacer, es ahogar a esos egos que tratan de ahogarnos a nosotros primero, y los ahogaremos, a dichos egos, haciendo cosas creativas, lo que sea, y si repetimos esta lucha de nuestra conciencia contra nuestros egos del subconsciente, de manera indefinida, terminaremos nosotros, -es decir, el consciente-, cada vez más fortalecidos por sobre las fuerzas del subconsciente, en donde residen los egos (porque esta fuerza es muy poderosa, es la primera que se manifiesta luego de nacer, y posteriormente, los límites paternos son las que las aplacan, hasta que, con el pasar del tiempo, como adultos, y en un mundo ideal, aprendemos a “trabajarlas” nosotros mismos, poniéndole nuestros propios límites, a dichos egos), y es en este momento en el que se manifiesta la verdadera felicidad, es decir, la felicidad que supimos construir.

Así que, no nos debemos permitir el sucumbir, ni al pasado, ni al presente (porque no existen como tales, ni siquiera el futuro), y construye tu propia vida, únicamente mirando hacia atrás, como una excelente manera de estar conscientes del camino recorrido, por más que ese camino haya sido oscuro, tortuoso, lleno de asperezas, de pozos "sin fondo", de malezas, de alimañas, y de un largo etcétera. Al mirar hacia atrás, y al visualizar ese camino de "Horror" que todos recorremos de manera sine qua non; mientras esgrimimos una mueca de sonrisa, y al mismo tiempo nos decimos por dentro, con respecto a ese "camino infernal": "¡Hey, tu, Camino del Infierno...! ¡No me has detenido, ni me detendrás si te vuelves a manifestar por delante de mi!"; al decirnos algo como lo anterior, a nosotros mismos, estaremos elevándonos por sobre nuestros propios Yo’s precedentes, con lo que, llegará el momento en el que estaremos tan acostumbrados a sortear obstáculos, -tengan las características que tengan-, que la felicidad se manifestará por sí misma, en la forma que sea, pero se manifestará, aunque la felicidad no será constante, porque nunca lo será, pero cuando la felicidad no esté presente en ciertos momentos, nuestra conciencia será nuestra fortaleza y nuestro refugio verdadero, la que no permitirá que nuestro inconsciente y que todo lo que provenga de los inconscientes de otras personas (injusticias cometidas por otras personas hacia nosotros, por ejemplo) nos hagan tropezar por nuestro transitar sobre aquel Camino Infernal.

Así que, a seguir caminando.


Nota: Todos los artículos de esta web, www.erminauta.com, poseen Copyright. Cualquier uso indebido, como copia, lectura o transcripción similar en cualquier medio, ya sean páginas web, directos en video, videos grabados, o podcast personales en audios, son una fiel violación a los derechos, lo cual es penado por la ley de propiedad intelectual. De todos modos, si desea crear una información a partir de esta, deberá, de manera inexorable, nombrar la fuente, que en este caso soy yo: Nelson Javier Ressio, y/o esta web mediante el link específico al/los artículo/s mencionado/s.
Safe Creative #0904040153804


Recomendados

Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!
/*********************** [SCROLL TO TOP] ************************/ ARRIBA