Dona - Apoya esta Cruzada - Donate.

Apoya mi escritura, la de "Mis Libros", junto con la de esta web, dedicada a toda la humanidad, en donde la Libertad, es una de sus virtudes principales. El destino: publicar en las librerías físicas.


Translate this article to:

16/8/17


Ya sea, gracias a los míticos y Bíblicos, Adán del génesis como mero efecto de un proceso Creador y Causal; Tubal-Caín, representando la sabiduría de la metalurgia y del progreso en general; Moisés, personaje múltiple adoptado por el judaísmo, el cristianismo, el islamismo y el bahaísmo, encomendado por Dios para liberar al pueblo hebreo de la esclavitud egipcia; Noé, considerado por algunas religiones, como el padre de la humanidad, luego del simbólico Gran Diluvio Universal; o aun más reciente que aquellos, nos encontramos con la leyenda –o realidad histórica– del hábil artesano y alquímico hermético, Hiram Abif, –hijo de una viuda de la tribu Neftalí y de su padre, originario de la región de Tiro, al sur de lo que es hoy el Líbano– cuya etimología de su nombre, de origen fenicio, nos revela la frase: “Mi Hermano el Exaltado”, mítico arquitecto del Templo de Salomón en Jerusalén, templo erigido tras dos prominentes columnas de bronce, nombradas ambas, por aquel artesano Hiram, como Jaquim –significando “Dios establecerá”– y Boaz –significando “la fortaleza de Dios”–, quien luego, el Maestro Hiram, fue asesinado por la injerencia de tres personas llenas de ambición, fanatismo e ignorancia, en respuesta a su categórica negación ante los amenazantes pedidos de aquellos, de que éste les entregara los secretos y la palabra sagrada, ambos utilizados por él, para la construcción de los Templos; por otro lado, también, y gracias a otros sucesos y personajes más comprobados históricamente, como los propios egipcios, con sus milenarias e imponentes construcciones basadas en la aplicación de su incuestionable geometría, pasando por los más recientes, como la Orden de los Caballeros Pobres de Cristo, también conocidos como los Caballeros Templarios; siguiendo por los Rosacruces, orden fundada en 1614 era vulgar, por un tal Christian Rosenkreuz –claro seudónimo de quien le dio el nombre a aquella orden–; y hasta los propios humanistas del Renacimiento del siglo XIV, con rasgos ideológicos como la filosofía, el arte como mimetismo y como actividad intelectual y analítica, el antropocentrismo, la fe en los valores del hombre en tanto que su universal, el aprecio por ciertas virtudes como el esfuerzo y la autosuperación, el uso de la razón pura, el éxito del comercio económico, el desprecio por todo tipo de guerra, el equilibrio en la elocuencia, el ennoblecimiento platónico de la realidad, el optimismo enaltecido frente al pesimismo, el retorno a las primeras fuentes del saber, el uso de la lógica frente al autoritarismo medieval, el respeto a la mujer, la búsqueda de la espiritualidad con uno mismo –el esoterismo– y no tanto lo externo y lo materialista –el exoterismo– y el reconocimiento de los valores humanos… todo lo antedicho, mitos, historia, personas, virtudes y valores… y mucho mas, convergieron en lo que hoy, conocemos, como una institución dedicada a la ferviente exaltación de las mas puras virtudes humanas, a la transmutación de nuestras bajas pasiones en eternas potencialidades, al uso de la razón, basada en la filosofía, por sobre todo dogmatismo y fanatismo, a la filantropía, como una mano extendida y ofrecida sin pensar en obtener nada a cambio, por los que mas la necesitan… esto es la Masonería.

La Masonería, institución actualmente especulativa, que a través de los años, –y fundamentada en lo anteriormente dicho, y deviniendo ésta desde los primeros constructores, albañiles, o mas bien, masones operativos de la edad media–, ha sabido construir y moldear, por la acción heroica, libre, igualitaria y fraterna de sus hombres, el destino de la mayoría de los pueblos del mundo, encauzándolos, a través de sus procesos libertadores e independentistas, hacia un libre albedrío institucional, en el que los propios países recién emancipados, comenzaron un lento, pero imparable proceso decisorio, fundacional y organizativo de sus instituciones estructurales, hacia un estado soberano al servicio del pueblo, en los cuales, la mano de la Masonería, y siempre a través de sus hombres, estuvo, está y estará siempre presente. Y digo estará, porque al iniciarnos en esta tan augusta institución, con el solo hecho de consentir, aceptar y prometer llegar hasta derramar nuestra propia sangre para salvaguardarla en todo lo que ella encierra, desde aquellas respuestas que lacramos por medio de un sello de fuego en nuestros corazones, y constituidas por el mas sincero y humilde convencimiento, la estamos haciendo eterna.

Esta tan trascendental fraternidad, de espíritus libres, de almas iluminadas con la luz de la sabiduría, esparcida por toda la faz de la tierra, es la génesis del mundo moderno, liberal, e independiente, y de todo proceso que se base en derechos indiscutibles como: la libertad y la independencia cualquiera sea su origen, eso si, respetando en todo momento y con igual predisposición de nuestra parte, –como base fundamental de aquellos dos inalienables derechos de los pueblos–, tanto las constituciones profanas como también las masónicas, ya que no debemos confundir libertad con libertinaje, pudiendo definir a esta última, como una especie de libertad sin control, la cual, para nada es sinónimo de crecimiento y evolución de los pueblos, sino que, mas bien, representa el atraso de los mismos, quedando estancados y sucumbidos bajo la ambición, el fanatismo y la ignorancia.

La institución masónica, edifica templos de virtudes, construidos para, por, y dentro de cada uno de los hermanos que la conforman, como así también, aquellas virtudes, son volcadas con humildad y respeto, hacia toda la sociedad profana, con el objetivo y la meta establecidos en el mejoramiento de la vida en este, a veces, tan atormentado planeta.

Gracias a esta gran fraternidad universal, la cual, haciendo honor a todo su linaje histórico que carga sobre su espalda virtuosa, y que detallé en el comienzo de esta plancha, se han fundado, no solo países por medio de los procesos independentistas como el de nuestro país y revoluciones como lo fue la francesa, sino que también, instituciones humanitarias como la Cruz Roja, los Boy Scouts, el Rotary Club, el Club de Leones; además de dar al mundo, como ninguna otra institución lo ha hecho, incontables músicos, escritores, actores, escultores, científicos –de todas las variedades de ese saber–, políticos, militares, incontables Premios Nobel, docentes, y hermanos de las demás ramas del arte y de la ciencia, y que aquí he omitido por razones de tiempo y espacio; todos los anteriores, revestidos con la inextinguible y poderosa Luz masónica, cuyos personajes eran, son –y serán– portadores de una genialidad que ha trascendido –y trascenderá– sus propias existencias. 

Y continuando con los innegables y trascendentes aportes de la masonería a este mundo, de la misma manera, podemos ver la indiscutible mano masónica en muchos otros ámbitos de nuestras vidas, como por ejemplo la constitución del estado laico para todos sus organismos administrativos, de seguridad, políticos y de enseñanza, en todos los niveles, consiguiendo con ello, igualdad, libertad de conciencia y de elección de las personas, respecto a su credo, el cual queda relegado naturalmente a un lugar totalmente fuera del estado. La laicidad, no solo se basa en el respeto a la pluralidad de pensamientos e ideologías de cada individuo en un estado soberano, sin imponer ninguna ideología o dogma que encadene mentalmente a las personas, sino que también, se dedica a lo que realmente le compete, y que es el conseguir que el estado se enfoque en el bienestar, –en todos los aspectos de la vida–, de los habitantes que yacen bajo sus normas.

Y como si lo anterior fuera poco, la masonería ha creado equipos de football como por ejemplo, River Plate, en nuestro país, y otros mas; además de haber fundado, ni mas ni menos, que las bases mismas de este deporte, constituyéndose todo lo relativo a las reglas del football, el 26 de octubre de 1863 era vulgar, a través de la English Football Asociation, en una reunión de masones, en la taberna Reina Elizabeth nº 11 en Londres.

Como vemos, y para finalizar, esta augusta y respetable institución, desde sus inquietantes inicios, ha podido esparcir su Luz a todos los que han pasado bajo su filosofía, por lo que, aquellos personajes, aquellos sucesos, aquellas antiguas civilizaciones y ordenes iniciáticas que la antecedieron, no vivieron ni sufrieron en vano, ya que pudieron trascender en conjunto, para forjar lo que hoy en día es la Masonería.

Nelson J. Ressio.


7/8/17


La Ideología de Genero, una corriente de pensamiento (o sesgo) proveniente desde el seno de la ignorancia colectiva. El sesgo, es todo lo que se encuentra descentrado, ya sea en relación a un objeto o a un pensamiento.

La ideología de género es eso, una ideología, y por ende, apócrifa. Quien la defiende, no tiene ni la mas remota idea de los principios mas básicos de la biología, en este caso, humana, ni tampoco tiene lo que, básicamente se necesita para ser denominado un Homo Sapiens Sapiens, y que es, Sentido Común!

Que te sientas que eres un ballena azul, no determina, ni cambia en absoluto, tu humanidad, tu esencia biológica, tu genética, y millones de años de evolución, desde un microorganismo, pasando por los simios (y si quieres, una alteración genética por manos extraterrestres, en mitad de nuestra evolución), hasta llegar a lo que hoy somos, varón y mujer. Todo lo demás, es basura proveniente desde el núcleo podrido y rancio, de la pobreza espiritual (sin incluir a las religiones), moral, ética, y desde la falta de raciocinio y conciencia.

Particularmente, a mi no me afecta que alguien se sienta una ballena azul, porque cuando yo observe a esa persona, veré a un varón, vestido de ballena azul o a una mujer vestida de ballena azul, y no así, jamás, veré a una ballena azul, por el hecho de que la percepción de si mismo, de tal persona, no concuerde con la biología del macho y la hembra. Es mas, respeto al que se sienta de esa manera, porque cualquier persona está en la potestad de auto definirse como una ballena azul, como un tomate, o como un pan baguette.

El problema aquí es que, si bien cada cual puede auto definirse como le plazca, dependiendo de como te definas, dejarás a la vista hacia los demás, lo que portas en tu psique mas profunda.

En mi caso por ejemplo, no es que me sienta varón, es que soy varón, desde que nací, y si se me ocurriera negar mi condición de macho/varón, no lograré cambiar mi biología y mi fisiología en absoluto, porque, por ejemplo, cuando comencé a orinar por mis propios medios, allí me di cuenta de que yo era varón, y no así, una "ballena azul" o una mujer, o un "bicho bolita". El producto de las sinapsis cerebrales, no determina nuestra biología, la esencia evolutiva no cambia en absoluto en ningún ser; es decir, el producto del pensamiento, y de que yo haya construido una definición de mi mismo, la que haga convencerme a mi mismo, de que soy un tomate, una mariposa monarca o un bicho bolita, eso está hablando de algún problema que es propio y proveniente de la génesis de dicha definición, y que es, desde la mente del que se auto define de esa manera, y que es la psique, y no así, un problema biológico en mi cuerpo que me haya convertido en otra especie del tipo, por ejemplo, "Homo Sapiens Ballenatus Bolitum Mariposae". No, para nada estimados Homos Sapiens Sapiens, de sexo varón o mujer, macho o hembra, para nada, en absoluto lo que tu pienses sobre ti mismo define lo que es tu constitución biológica, sino que, lo que tu sientes sobre ti mismo, define lo que es tu psique profunda, y si te sientes de otro sexo que no es varón o mujer, y lo afirmas, y te vuelves partícipe de una ideología, y la defiendes y pides que se conformen leyes al respecto, y que te puedas casar con los de tu misma "especie" (cosa que no me molesta) y poder adoptar hijos (cosa que sí me molesta, y mucho, por estas razones), hijos que, por supuesto, son el producto de otra especie (si lo miramos desde tu óptica), son el producto de la unión del varón con una mujer, la de la unión del macho con la hembra, y sigues presionando, y te juntas con otros, otras, otres, otris y otrus igual o diferente, o mas o menos igual, o parecido o similar, o idéntico o distinto, casi igual o rozando la semejanza, o bien casi como tu pero no tanto ni tan poco, y todos, todas, todis, todus y todes, juntan sus fuerzas para hacer crecer su movimiento en defensa de los tomates, los bichos bolitas y las ballenas azules, (y que además, se adueñan de la potestad de cruzar las especies, porque se dan a la idea que es bueno adoptar niños humanos varones o mujeres) y que de esa manera sean tratados a todos los niveles como lo que ustedes perciben que son, y no por lo que realmente son, machos o hembras, a nivel animal, y varón o mujer, a nivel humano, pero jamás, jamás, jamás, podrás negar, que lo que tu sientes que eres, no es lo que realmente eres a niveles biológicos, lo que tu realmente eres es lo que decidieron unos cromosomas (X e Y) antes de nacer. Y ahora que nombro los cromosomas, posiblemente se les pueda ocurrir, a los defensores de la ignorante ideología de genero, es lo siguiente, "lo que los define no son los dos cromosomas X e Y, sino que han descubierto que existen cromosomas X, Y, Z, H, T, B, J, L, M y otros mas, como el G", y por eso es que expresas y defiendes con uñas, con garras, con pesuñas, con aletas, con patas, con ventosas, o con lo que sea, que eres lo que sientes de ti mismo, misma, mosmi, mosma, masmo, musmu, mesmu, mosme, y no así, lo que biológicamente te constituye desde que naciste, y este hecho, el que no te deja escapar de dicha realidad, aunque no lo aceptes y te sigas sintiendo una Mariposa Monarca o un tiburón blanco, no te deja escapar de tu esencia biológica, tanto como no puedes escapar de tu esencia psíquica. Si por alguna desavenencia de la vida, no puedo caminar, no podré escapar de dicha condición hasta el día de mi muerte, y lo mismo en referencia a la esencia psíquica, si te sientes un tomate, o una ballena azul, o un tiburón, jamás podrás escapar de dicha condición psicológica adversa (al igual que la física adversa de no poder caminar), porque lo que eres por fuera, te define tanto como lo que eres por dentro, en tu psique, y ambas condiciones son pasibles de varias consultas médicas, al que me hará las muletas o piernas biónicas, o al que te tratará picológicamente.

Si por fuera observas que tienes vagina, o pene, quiere decir que, mas allá de lo que sientas en tu mente, deberás aceptar que eres macho o hembra, varón o mujer, y jamás escaparás de esa condición así te pases toda la vida diciendo y defendiendo y auto-convenciendo y dogmatizándo y aceptando el sesgo de tu condición de "Homo Sapiens Ballenatus Bolitae Monarcorum Tiburonsinae", porque la razón es simple, tienes pene o tienes vagina (el hermafrodita es varón o mujer, así que no cuenta), y eso es lo que te define en términos antropológicos, y por ende, en términos evolutivos, y como consecuencia, en términos del propio futuro de nuestra especie.

¿Que futuro le depara a nuestra especie, si cada vez hay mas personas, no solamente que se sienten que son de una especie "Homo Sapiens Ballenatus Bolitae Monarcorum Tiburonsinae" y que se sienten con el derecho de adoptar a "críos" de otra especie, como por ejemplo, de la especie de los Homo Sapiens Sapiens, (en la única que me incluyo personalmente, no por mi perspectiva psicológica sobre mi mismo, sino que, porque automáticamente me lo recuerdo a mi mismo cada vez que debo ir al baño); sino que también, a la par de aquellos que no se sienten ni varón, ni mujer, que existan personas respecto de las cuales, su biología y su psique, le indican que son varones o mujeres, y que también defiendan este movimiento ideológico destinado a dividir a las sociedades intelectualmente desprotegidas y con algún sesgo en su psique profunda? La respuesta es una sola, desde mi punto de vista, y es que, lo que yo denomino como regresión evolutiva, es cada vez mas fuerte a medida que pasa el tiempo, porque dicha regresión se está dando a niveles psíquicos, mas que a niveles físicos, sin dejar de lado estos últimos, que también están sufriendo el embate de la modernidad deshumanizada.

Si hay alguien que pueda demostrarme, con fundamentos, que existen mas géneros (y su correspondiente órgano sexual) que los que la evolución le dio a incontables especies durante millones de años, soy todo oídos, e incluso, me retractaré públicamente, cuando entienda la lógica de la ideología de genero. Pero mientras no aparezca nadie con la inteligencia suficiente como para hacerme entender que no son solamente dos sexos, seguiré sosteniendo lo anteriormente expresado.

Y obviamente, ya estoy sintiendo las voces de los dogmatizados y sesgados por esta ideología, que gritarán, hacia todos los puntos cardinales, que lo que yo estoy cometiendo es un gran sacrilegio y una falta de respeto hacia... mmm... esperen... la verdad... no me interesa lo que piensen los que defienden el retroceso evolutivo de la humanidad, mi misión es ponerlos en evidencia y crear conciencia sobre los que no tiene claro este tema, y reforzar la conciencia de los que si tienen en claro desde donde venimos, y hacia donde vamos.



"Mi nombre es Ozymandias, rey de reyes:
¡Contemplad mis obras, poderosos, y desesperad!"

Shelley.

La superpoblación es un problema real, es algo que se volverá en nuestra contra en no mas de 30 años. Y es justamente lo que se encuentra proponiendo una de las personas mas influyentes y progresistas que ha dado el planeta, nada más y nada menos que, Elon Musk, quien está convencido que, para el 2050 existirá una colonia en Marte, de 1 millón de habitantes humanos, sin dejar de pensar en la terraformación de Marte, lo cual, ya es momento para que comience.

Este tema de la superpoblación, es un tema extremadamente serio, muy preocupante, y del que la mayor parte de las personas todavía no toman consciencia, porque si se toma en serio, a pura conciencia, automáticamente les significa en sus psiques, la terrible idea de una gran pérdida, de que todas sus posesiones, al fin y al cabo, no son nada, comparado todo ello, con una posible destrucción de la raza humana, por las negligentes manos de la propia especie.

Con 20 mil millones de personas, que dentro de pocos años albergará este planeta, los sistemas que nos mantienen en el estado en el que estamos hoy, comenzarán a caer, a fallar, uno detrás de otro, como fichas de dominó, y por ende, caerán todos los sub-sistemas a su alrededor, y como consecuencia, el ser humano se encontrará en un gran riesgo de extinción, debido a aquella "simple" y previsible negligencia a la que debimos evitar en los momentos en los que pudimos hacer algo; y que ese momento todavía está a nuestro alcance, y es ahora.

La especie humana debe ser protegida cueste lo que cueste, porque, pensemos bien, la naturaleza ha realizado una obra maravillosa con esta especie, (sin olvidar a las demás especies de los demás reinos) y por ende, no nos debemos permitir darnos el "lujo apócrifo", de esperar a que seamos 50 mi millones de habitantes, para comenzar a tomar decisiones. Es necesario que las decisiones y acciones consecuentes, se tomen ahora.

El planeta Marte, de seguro será terraformado, y colonizado, o como yo digo, Elonmuskizado, pero no tenemos que dejar a nuestra Madre Tierra destruida en el proceso. Debemos hacer bien ambas cosas, Elonmuskizar el universo, y además, proteger la vida en la Tierra, en todas sus formas.

Pero, pensemos un poco, ¿y si las medidas que expreso en este artículo, no bastan para frenar la superpoblación? ¿Quien hará de Ozymandias? ¿Quien tomará la decisión de exterminar a miles de millones de habitantes, con el sublime objetivo de salvar la especie? Como nos podemos dar cuenta en un abrir y cerrar de ojos, a niveles Cósmicos, a los ojos del Cosmos, el que alguien cumpla el papel de Ozymandias para salvar la especie, ¿altera el Orden Cósmico? Por supuesto que no, a los ojos de Cosmos, el que existan 7 mil millones, o bien 50 mil millones de habitantes, no lo afecta en absoluto, pasa desapercibido, como tampoco lo afecta que a los actuales 8 mil millones, alguien decida reducirlos a mil millones, de una manera rápida, o de una manera lenta, quizás esterilizando de manera inocua (y reversible), a la mitad de la población, para que no haya mas nacimientos por muchos años, y la cantidad de seres humanos se reduzca de manera natural y paulatina. O bien, si la urgencia lo pide, basándose en la premisa, "o la especie, o miles de millones perecerán", ¿cual sería el mal menor? Para que no muera nadie, dejaremos que la especie se destruya por las manos de la propia especie? ¿No es lógico, no? ¿Quien estaría en posición de presionar el botón para corregir el problema de la superpoblación? Desde mi punto de vista, las medidas para frenar el aparentemente imparable crecimiento de la población, deben ser tomadas ya, y sin mas demoras, porque en 30 años, será muy tarde, y en 50 años, no habrá especie humana a la cual salvar; y cuando es tarde, allí es el momento en que vienen las decisiones dolorosas, las que van dirigidas a ocasionar el mal menor, y cuando es el momento también, de que aparezca un Ozymandias para realizar su "trabajo".

Dentro de 30 a 50 años, para evitar el colapso de nuestra sociedad, si es hoy que no se hace algo concreto y eficiente al respecto, se deberá tomar una decisión que rondará el Genocidio. ¿Quien la tomará? Creo que la tomará cualquiera que tenga uso de razón, y que se dé cuenta de que, a niveles de los ojos Cósmicos, el Genocidio no mueve ni un átomo ni altera ningún orden Cósmico, por mas triste que sea aplicarlo. El genocidio, puede llegar a ser, dentro de 30 a 50 años, la última decisión que se deba tomar, para salvar a la especie, porque no hay acto mas sublime y humano que intentar mejorar y salvar la especie, a veces, y como última opción, basándose en métodos, que a nuestros ojos, son totalmente aberrantes, inhumanos, pero que a los Ojos del Cosmos, no significa nada, es solo un método más, porque el Cosmos verá que la especie humana continúa, renovada y protegida.

De todas maneras, no debemos esperar a aplicar estas medidas, además de todas las medidas que todos sigamos aportando, como un deber ineludible para quienes pensamos en la mejora de la especie humana; y dichas medidas, aplicadas durante todo el tiempo que sea necesario.

Alguien podrá pensar, ¿estás hablando de genocidio? Y yo respondo, no sin algún pesar, "cuando coloco en la balanza, el salvar a la especie humana; en un momento en el que no se llegaron a tomar medidas tendientes a la reducción natural y humana, de la población, y que además, ya es tarde; o dejarla extinguir; pues, elijo salvar la especie humana".

El tiempo nos mostrará la reducción natural de la cantidad de habitantes, si es que se toman medidas HOY, o bien, nos mostrará el horror del Genocidio, si no se toman las medidas a tiempo, y los sistemas que mantienen a la especie humana, tal como hoy lo hacen, comiencen a caer.

Si hoy no se toman medidas, el genocidio es inevitable; de una u otra manera habrá genocidio, ya sea por medio de una decisión consciente e inteligente, o bien, por medio de la autodestrucción de la especie, por manos de la propia especie. Esta segunda opción, es, por lejos, mas horrorosa que la primera.

Nelson J. Ressio



5/8/17


A veces, saber redirigir el tiempo de todo lo que nos mantiene en un estado "zombinolento", hacia todo lo que nos despierta, y hacia lo que creo yo, que es lo mas importante, es justo allí en donde se genera un cambio, y luego, a partir de donde salen las ideas fluyendo hacia todos los rincones del pensamiento; y cualquier persona de este mundo puede superarse mil veces a si misma, y hasta una sana y constructiva superación a los demás también. Pero, el problema es que, no todos cambian el foco, el del mundo de los zombies hacia el del mundo del intelecto. Lo primero te pone en una efímera y apócrifa situación de llegar a creer que has conseguido la felicidad, pero ese estado, es un estado de felicidad superficial, mientras que lo segundo conlleva y demanda un gran esfuerzo de nuestra parte, y a veces, hasta sufrimiento, pero la recompensa es impagable, no por las reacciones de los demás hacia uno, sino que, por la manera en como uno se fortalece espiritualmente, y sin olvidar en la maduración del carácter. Al espíritu y al carácter lo moldeamos con sabiduría y con perseverancia, virtudes que el estado "zombinolento" te borra de cuajo. Mi lucha, está destinada a elevar y a fortalecer mi espíritu y mi carácter, por medio del intelecto, la sabiduría, el uso de las inteligencias múltiples, es decir, el poder hacer muchas cosas que son del ámbito multidisciplinario, una especie de polímata; pero, esto no es potestad de unos pocos, debido a que, creo firmemente de que todo el mundo puede hacer todo lo que se proponga, pero el problema es el saber responder las siguientes cuestiones: ¿está el ser humano dispuesto a hacer el cambio de un estado a otro? ¿está dispuesto a tirar la TV, la farándula, la radio, etc., y a comenzar leer un libro por semana, al menos? ¿Hay tiempo? Si, hay tiempo, pero este es otro problema, porque no se sabe utilizar el tiempo para el bienestar espiritual y para el bien de la inteligencia, debido a que, el ego es mas fuerte que el Sapiens, ya que el mundo de hoy, es un mundo en donde la mercadotecnia está destinada a exaltar nuestros mas bajos instintos, y cuando nuestros mas bajos instintos nos dominan, ellos nos apresan por completo hasta el punto tal, de ser muy difícil escapar, porque el ego, pide recompensas a cambio de nada, porque el ego exaltado en una persona, está mas cerca del mundo animal, mientras que el ego reprimido, por la voluntad, el trabajo constante sobre uno mismo y la sabiduría, etc., está mas cerca del Homo Sapiens Sapiens. Por desgracias, el problema es que pocas personas son las que elijen en qué "tipo de tiempo" colocar sus energías transformadoras, si en el tiempo de la recompensa hacia el ego, o en el tiempo que le juega en contra del ego (espiritualidad, exaltar el intelecto, estudio, etc.), pero hacerle la contra al ego, es hacerle la contra al animal que llevamos dentro, y dicho animal, nos da batalla, se defiende y nos hace sufrir, para que le sigamos prestando atención; pero hay algo que derrota al ego, y que es la voluntad en conjunto con la persistencia hacia nuestro objetivo, hasta que llegará un día, en que el ego, será débil, y el Homo Sapiens Sapiens, un ser fuerte, muy poderoso, y el ego no tendrá mas cabida en nuestra vida. Allí, en ese momento, nos habremos elevado y alejado desde el mundo animal, dejaremos de arrastrarnos o caminar, para pasar a volar; pero, mientras lo anterior no suceda, seguiremos siendo animales dominados por los egos, y apresados por el mundo de las apariencias, por los colores, sabores, aromas, formas, brillos, valores y otras cosas que exaltan al ego en su esencia mas profunda. Así que, que todos tenemos dones, solo que algunos ni siquiera intentan buscarlos, otros los buscan, se cansan y luego abandonan la búsqueda, y otros siguen adelante, aunque se sufra en el intento.

All Post: Copyright by Nelson Ressio


Safe Creative #0904040153804

Donar - Donate

Apoya mi escritura, la de "Mis Libros", junto con la de esta web, dedicada a toda la humanidad, en donde la Libertad, es una de sus virtudes principales. El destino: publicar en las librerías físicas.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!