6/5/13


A este nuevo aspecto en el que me voy a explayar ahora, lo tomaré desde una perspectiva muy alejada de mi ser, donde aplicaré una total objetividad… dentro de mis humanas posibilidades, por supuesto, y como trato de hacerlo cada día.


Todos sabemos que el día 13 de febrero del año 2013, se desencadenaron dos eventos muy significativos para el mundo entero, concurriendo ambos en un lugar revelador… también para la humanidad; y que fue la renuncia del Papa Benedicto XVI y la caída del rayo sobre la cúpula de laBasílica de San Pedro, en el Vaticano. Tres coincidencias… dos eventos… y un lugar… todos muy manifiestos para mas de mil millones de cristianos en todo el mundo… en el mismo día. (Ver mi publicación anterior sobre este tema).

Pero, el día 15 de febrero del mismo año, ocurrió otro gran evento, que literalmente sacudió una basta zona de una localidad Rusa, por medio de la onda expansiva producida a partir de su explosión a treinta kilómetros de altura. Un meteorito de unas diez toneladas y dos metros de diámetro ingresó a la atmósfera terrestre sobre la localidad Rusa de Chelyabinsk a una velocidad de mas de 50 mil kilómetros por hora, causando daños materiales e hiriendo a muchas personas indirectamente, como ya es sabido.

Ahora, algunos se estarán haciendo la siguiente pregunta, ¿Qué tienen que ver, los eventos del Vaticano con el meteorito en Rusia? En principio no se ve relación alguna. Sería una coincidencia mas, y no convergente; al contrario de como se dieron aquellos, con la dimisión papal, el rayo, y el Vaticano, acontecidos todos en el mismo día 13-02-13.

Pero si agudizamos un poco más nuestro raciocinio objetivo, y tratamos de recordar quién fue uno de los pocos hombres que se enfrentaron con la Santa Inquisición romana de la Iglesia Católica, presentando teorías tan reveladoras e indiscutibles, por el simple, pero a la vez significativo hecho, de que las podía demostrar y hacer ver con los propios ojos de los demás; y hasta hacer caer teorías, muy remotas y antiguas, como la llamada Geocentrismo (idea de que todo el universo gira alrededor de la tierra), avalada esta, por la Iglesia en aquel momento; proponiendo él, otra teoría denominada Heliocentrismo, la que expresa que todos los planetas giran alrededor del sol.

Pero, se preguntarán, ¿en donde está la otra coincidencia, en relación al meteorito que cayó el día 15 de febrero de 2013, en Rusia?

Pues, esta gran personalidad, acusado por la iglesia de introducir doctrinas heréticas en sus libros, quien fue un astrónomo, matemático, filósofo y físico ITALIANO (¿otra coincidencia?) quien fue un gran impulsor de la revolución científica, padre de la ASTRONOMIA moderna y padre de la CIENCIA (¿contraria al dogma?), nació un 15 DE FEBRERO de 1564, en la ciudad Italiana de Pisa.

Con esta nueva coincidencia (un evento astronómico como el meteorito de Rusia); que si bien se da a dos días después de las otras tres coincidencias concurrentes en el vaticano, en ITALIA, nombradas más arriba (y detalladas en mi publicación anterior); coincide en fecha, con el nacimiento de ese Padre de la Astronomía moderna, quién, por desbaratar la teoría del Geocentrismo, se ganó muchos enemigos defensores de esta, y uno de esos enemigos fue la Iglesia Católica Romana, desde donde, por medio de la mano de la Santa Inquisición (Hoy llamada Congregación para la Doctrina de la Fe), lo tuvo en la mira por muchos años.

Y me animaría a agregar otra coincidencia mas, y es que en la primera mitad del siglo XVIII, el que fuera el Papa nº 247 de la Iglesia Católica, ***Papa Benedicto XIV*** (14) da total crédito y acepta todas las obras referentes al Heliocentrismo de Galileo.

"Según Wikipedia, Benedicto XIV era un hombre muy de su tiempo, extremádamente ilustrado, de una gran sapiencia y muy abierto a todas las ramas de la cultura. Mantuvo misivas con pensadores y científicos sin discriminación alguna -siendo muy notorios los contactos con el mismo Voltaire-, hasta el punto de ser respetado y admirado en los países protestantes (el anglicano Horace Walpole le dedicó un soneto que calificaba a Benedicto XIV de "el mejor de los papas"). Merece también atención las ida y vuelta de misivas que mantuvo con la zarina Catalina la Grande de Rusia y con el rey Federico II de Prusia, en las que se deja de manifiesto el mutuo interés por la ciencia y la cultura en general. Tomó bajo su protección personal a científicos de la talla del matemático, astrónomo y filósofo Ruggiero Ruder Boškovic, del historiador y arqueólogo Angelo Maria Querini, del también arqueólogo Johann Joachim Winckelmann, del polígrafo Ludovico Antonio Muratori y de la matemática Maria Gaetana Agnesi, a quien llegó a ofrecer una cátedra en la Universidad de Boloña, en una época en que las mujeres no eran admitidas ni siquiera como alumnas.

Benedicto XIV (14) mandó borrar del índice de libros prohibidos el De revolutionibus de Nicolás Copérnico, con lo que daba por cerrada la oposición a la teoría heliocéntrica del sistema solar. Tuvo especial trascendencia que implantara, de forma pionera en Europa, una vacuna antivariólica en todos los Estados de la Iglesia."

Siguiendo con el tema de este artículo, debo decir que esta vez es obvio, que es mucho más difícil emular un meteorito (visto y registrado en vivo por miles de personas), que una simple foto de un rayo, como para que este evento de ayer 15/02, en Rusia, sea causado por una mano humana. Pero… toda causa tiene su efecto, ¿no?, y el efecto es lo que a algunos le “interesa” a veces. Y estamos acostumbrados a ser meros efectos, ya que todo cuanto existe sobre la faz de la tierra, e incluso la tierra misma, conformamos en conjunto, elementales efectos de un proceso causal mucho mayor… la mismísima creación del universo.

De todas maneras, de mi parte, lo sucedido en el día 13 (Papa, rayo, Vaticano, Italia) y el día 15 (Ciencia, Galileo, Meteorito, Italia, Rusia), me deja un mensaje bastante claro… llamémosle coincidencias, llamémosle teoría del caos, llamémosle designio Divino, llamémosle intencionalidad para CAUSAR un EFECTO… pese a todo esto (Meteorito-Ciencia después del Rayo-Dogma), tengo algo muy bien en claro, desde siempre… y es que la razón, -en algún momento de la historia por venir-, superará al dogma.

0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!