8/12/13

La ciencia es la actividad humana por excelencia que, -además de sus propias y formales incumbencias conocidas por la mayoría de las personas de este planeta-, a la hora de convertir mitos en verdades demostrables, leyendas en verdades incuestionables, sucesos fuera de lo normal en descripciones lógicas y empíricamente comprensibles, percepciones misteriosas en realidades metodológicamente aprehensibles; mas toda otra actividad de estudio de los eventos que nos rodean, que no se ajusten a su método científico y que además, la ciencia todavía no es capaz de darles una explicación razonable, es automáticamente catalogada como una pseudociencia, es decir, según la ciencia, la pseudociencia es denominada de esa manera, debido a que no utiliza el método científico para demostrar la veracidad -o no- de ciertos objetos de estudio, o mejor dicho, de ciertas hipótesis sujetas a evaluación y de generar una conclusión.

Quiero aclarar, antes de continuar, que el concepto del "Alma Cuántica", el del "Yo Cuántico" y el del "Ello Cuántico", (además del de "Estadíos Psicológicos Cuánticos") son conceptos propios, revelados ante mi consciencia (e inconsciencia) como resultados de diferentes investigaciones al respecto, desde hace muchos años.

Pero antes de proseguir, pondré en consideración el origen etimológico de la palabra Ciencia:

La palabra ciencia proviene del latín scientia (conocimiento), compuesta con:

El verbo scire, saber.
El sufijo -nte, que indica agente, el que hace la acción, como en: confidente, extravagante y solvente.
El sufijo -ia, que indica cualidad como en: existencia, inteligencia y sentencia.
     
Esta palabra es un cultismo reavivado en el siglo XIII que de la cual también nos llegan algunos derivados como:
       
- Consciente, de con scire o "con saber", o "bien despierto".
- Conciencia, de conscientia o "capacidad de saber".
- Concienciar o conscientizar, hacer que alguien sepa.
- Conscienciación, acción de concienciar.
- Científico, de scientificus, persona que hace (ficare) ciencia.

- Inconsciencia, inconscientia, lo contrario de consciente.

Prosigamos. Como sabemos, de alguna manera, una determinada hipótesis se demuestra o se descarta luego de aplicarle el método científico, por lo que, poniendo un ejemplo: si la materia y la antimateria se crearon en mismas cantidades luego de la creación del universo, y teniendo en cuenta que, cuando una se pone en contacto con la otra, éstas se aniquilan mutuamente generando una explosión de proporciones colosales, entonces, ¿como es posible que la materia todavía siga existiendo en el universo si ésta se aniquila junto con su contraparte?, por lo que a esta pregunta, la ciencia la responde con la teoría de la Supersimetría, -derivada ésta a su vez, del método científico-, la cual explica que por cada partícula subatómica, existe su antipartícula, como por ejemplo, que por cada electrón con su masa inherente y su carga eléctrica negativa, existe un antielectrón con igual masa pero con carga eléctrica positiva (a este último se lo denomina positrón) y que además, la respuesta a aquel porqué, es que al momento de suceder aquella aniquilación no solamente se produce luz (creación de fotones), sino que también se genera una materia sobrante, o mas bien resultante de dicha aniquilación materia-antimateria, por lo que, ese sobrante es lo que nos hace estar usted y yo abocados a escribir y a leer este artículo respectivamente. Esto hace la ciencia, y mucho más.

Ahora bien, cuando la ciencia, se enfrenta a una hipótesis respecto de un cierto objeto de estudio del tipo de las detalladas al principio de este artículo, realiza lo que siempre hace, y que es aplicar su método. Y si ese método no demuestra la veracidad de aquellas hipótesis, -como por ejemplo los sucesos fuera de lo normal, "lógica y empíricamente incomprensibles"-, y además, si dichas hipótesis se encuentran agrupadas bajo una determinada actividad de estudio de la realidad circundante y a la vez que inherente a nosotros, los seres humanos, como por ejemplo la Parapsicología; la ciencia, automáticamente determina que aquella es una pseudociencia debido a que sus afirmaciones no se desprenden del método científico para poder demostrar si una cierta realidad analizada bajo la Parapsicología, es verdadera o falsa.

Pero, ¿hasta donde la ciencia es ciencia? y ¿hasta donde la pseudociencia es pseudociencia?. ¿Hasta donde el método científico define a la "realidad"? y ¿hasta donde el supuesto método pseudocientífico realiza lo mismo?

En primer lugar, para definir y darle un significado verdadero a cierto objeto de estudio, es menester el poder entenderlo correctamente, ¿y a que me refiero con entender?, simplemente a poder desmenuzar una a una las características inherentes y constituyentes a un determinado objeto de estudio, como para luego entender el todo.

Pensemos pues, en primer lugar, que la ciencia viene evolucionando desde hace mucho tiempo hasta llegar, hoy en día, a concebir y organizarse bajo un método al que le llamaron científico. Dicho método no es más que, al encontrarse éste, ante un objeto de estudio con ciertas características inexplicables, luego de la aplicación del referido método sobre el objeto, las conclusiones serán verdaderas o falsas, blancas o negras, no permitiéndose grises al respecto. Esta evolución en el método científico, no es otra cosa que la maduración progresiva de sus propias leyes, de modo de poder definir y luego conocer, cada vez con mejor precisión, una determinada realidad, del propio ser humano, del mundo que lo rodea y del universo que lo contempla. Y dicha maduración metodológica de la ciencia, proseguirá con características in aeternum. Por lo que de todo esto, se desprende lógicamente que, a todos los objetos de estudio que todavía no se han podido explicar -y los que vendrán en el futuro-, les llegará su debido tiempo. Mientras tanto, la ciencia solo puede explicar hasta donde su poder metodológico ha podido madurar o evolucionar con el paso del tiempo.

Entonces, la ciencia es Ciencia, hasta donde su indudablemente espectacular, pero a la vez limitada capacidad de explicar la realidad esté a su alcance metodológico. Pero, ¿que sucede cuando el método científico no puede explicar cierta realidad? Lo que sucede es que, como detallé antes, las realidades son tales, o solo ven la Luz, en el preciso momento en que el método científico los pueda definir; ni un instante antes, ni un instante después. Todo lo demás que queda fuera de su alcance metodológico, para la Ciencia, es inexplicable, y por consiguiente, si surge otra corriente de pensamiento que le da una explicación razonable a lo que la Ciencia no puede explicar con su método, automáticamente denomina a aquella corriente (o bien, a aquella variante del que no debería ser un único método, como el que la Ciencia utiliza) como una pseudociencia.

Con todo lo antedicho, respecto de la que creo yo que está mal llamada pseudociencia por la comunidad científica, y que es la Parapsicología, puedo afirmar, solamente utilizando mis humildes conocimientos y con la ayuda de mi pensamiento intuitivo o a priori, que disiento con las afirmaciones de la comunidad científica, respecto de la que creo yo que es una descalificación al esfuerzo humano por entender todo lo que se encuentra mas allá de nuestra psicología científica. La Parapsicología se compone, etimológicamente hablando, por dos palabras, a saber: el prefijo "para" y la palabra "Psicología". Respecto del prefijo "para", su significado expresa algo que está "mas allá de", es decir, si la Psicológía, que es una ciencia que utiliza aquel único método científico para el estudio de la mente, le da explicación a ciertos comportamientos humanos, la ParaPsicología, desde mi perspectiva, le da la explicación a todo suceso u objeto de estudio que se encuentra mas allá -o junto a- lo que la Psicología pueda llegar a explicar con su inmaduro -aunque a la vez muy evolucionado- método científico.

Por ello, es mi parecer que, tanto la Psicología como la Parapsicología se encuentran separadas por una gran línea divisoria y aparentemente infranqueable por ambas, por lo que, de un lado de dicha división, la Psicología se encarga de definir comportamientos normales y también anormales o patológicos de la mente humana, mientras que la ciencia Parapsicológica se encarga de darle sentido, de caracterizar, de identificar, todo aquel suceso fenomenológico normal que se desprende de la vida y del desarrollo mental y espiritual del ser humano. Y a ésta última, la he llamado correctamente ciencia, y sin temor a equivocarme, debido a que es imperioso unificar el saber humano bajo todas las metodologías, no habiendo espacio para una única forma de entender la realidad. Si solo aceptamos un solo método para entender el macro y el microcosmos, automáticamente estaremos viendo una parte de la realidad -aunque una gran parte-, descartando el hecho de que, de la diversidad de pensamientos y metodologías, surgen las verdades mas cercanas a lo absoluto, ¿no es así?

Sin detenerme en los sucesos que la Parapsicología explicaba desde sus inicios, hoy en día se centra fuertemente en la Percepción Extrasensorial, las premoniciones, los Deja Vú y la Telepatía. También se podrían incluir en el campo de la Parapsicología el análisis de Experiencias Cercanas a la Muerte (ECM) o la Telequinesis. Aunque, según lo que expresa el -inmaduro pero a la vez muy evolucionado- método científico, o bien desde la comunidad científica, no se han demostrado la existencia de ninguno de estos fenómenos.

Ahora bien, repetí la palabra "inmaduro" para caracterizar al método científico, ya que, con cada actualización de sus leyes, éste madura cada vez más, siendo el mencionado hecho, un proceso que se repetirá por los siglos de los siglos, debido a que la naturaleza nos espera con nuevos misterios en cada vuelta a la esquina.

Por lo tanto, es aquí en donde ambas disciplinas científicas deberían unirse. En el momento en que una no conforme con la explicación de cierto hecho, la otra debería hacer el resto, ya que serán dos visiones diferentes respecto de un mismo objeto de estudio, aplicando el método científico de ambas, de la Ciencia y de la que ésta mal denomina pseudociencia. Y un buen ejemplo de esta unión de corrientes de pensamientos, es la Ciencia Noética, doctrina que se ocupa de la inteligencia, del intelecto y del entendimiento. El siguiente enlace se corresponde con la página Web del Instituto de Ciencias Noéticas en EE.UU.: http://noetic.org/.

En consecuencia, y trayendo a colación los actuales objetos de estudio de la ciencia Parapsicológica, como la Percepción Extrasensorial, la Telepatía, la Telequinesis, las Premoniciones y las experiencias cercanas a la muerte -referenciadas algunas de éstas por el propio Carl G. Jung-, mi punto de vista, y aunque siempre es muy racionalista, también es extremadamente abierto a todas las posibilidades de pensamiento, además de rechazar fuertemente a cualquier dogma que impida llegar a una verdad consensuada y cercana a lo absoluto. Por ejemplo, yo me pregunto, ¿cuando llegará el momento en que la Papapsicología se una con la Mecánica Cuántica (y desconozco si esto ya ha sucedido) como para arrojar Luz hacia ambas bases metodológicas respecto de los objetos de análisis detallados mas arriba en este artículo?

La Mecánica Cuántica es una ciencia relativamente nueva, o mas bien, que por su naturaleza infinitesimal, la comprensión del mundo cuántico, el de las partículas subatómicas, se hace mas compleja que la comprensión del mundo macroscópico, o sea, el que todos percibimos con nuestros sentidos físicos. Esta ciencia, al igual que la Parapsicología, debería ayudar a ésta última, uniendo sus conjuntos de leyes respectivas, para tratar de entender, en común cooperación, aquellos comportamientos fenomenológicos normales de -o en- la mente humana.

Debemos recordar que la Hipnosis, hace bastante tiempo atrás, la comunidad científica la consideraba como parte de lo paranormal, parapsicológico y anticientífico. Hoy en día, en cambio, es aceptada por la ciencia como una metodología más dentro de su método científico. Por esta razón, es necesario entender lo siguiente, y es el de aceptar que existen -y existirán- fenómenos normales de la mente humana que la Psicología no los puede explicar -posiblemente por un extremo dogmatismo científico- y que la Parapsicología sí lo puede hacer, gracias a su pensamiento basado, no tanto en la intuición, sino que mas bien, en el entendimiento, mediante sus propias metodologías, respecto del comportamiento normal y fenomenológico de la mente humana.

Y volvamos a la relación que mencioné antes, a la que la ciencia Parapsicológica debería tener con la Mecánica Cuántica, ya que, por ejemplo, ésta última podría unirse perfectamente con aquella para darle mas forma y significado a aquellos misterios para la ciencia, como son las Premoniciones, las Precogniciones, las Experiencias Cercanas a la Muerte (ECM), etcétera; y es que, como todo lo macroscópico en este universo -incluyéndonos- no es más que partículas subatómicas esenciales aglutinadas bajo un campo de fuerza denominado Campo de Higgs (demostrado empíricamente) hace poco tiempo en el acelerador de partículas LHC del CERN, tanto nuestro cuerpo (materia), como nuestra mente consciente e inconsciente (procesos electroquímicos sobre un medio físico) tienen un particular comportamiento, o mejor expresado, una característica, la cual hace que, tanto la materia -nuestro cuerpo- como los pensamientos -nuestros procesos mentales conscientes e inconscientes- sean destinatarios de lo que se llama "Entrelazamiento de estados Cuánticos", el cual expresa que las partículas subatómicas; las cuales aglutinadas conforman toda la existencia macroscópica, como por ejemplo, el cuerpo humano; se encuentran en dos o mas lugares al mismo tiempo sin importar las distancias entre dichas copias de si mismas. Debido a ésto último, me fue posible ser consciente de que la Parapsicología es capaz de explicar aquellos comportamientos o fenómenos normales de la mente humana, también desde una óptica cuántica, además de lo espiritual, con uno mismo, -sin olvidarme y dejar de lado su propio método para comprender este tipo de realidades-, de tal manera que, aquellos conceptos estudiados por ésta ciencia, ubicada en la misma dirección y sentido que las demás ciencias, va mas allá de lo que es meramente psicológico (fisiología cerebral), sino que, gracias a su método eminentemente introspectivo y desligada totalmente del espacio y del tiempo, -definidos estos conceptos solamente por la mente consciente, pero no así por la inconsciente-, puede entender fenómenos que se encuentran fuera del dogma estructurado y a veces rígido de lo que se denomina ciencia tradicional o bien el ya mencionado Método Científico. Pienso yo, desde mi humilde parecer, que la Parapsicología entiende la atemporalidad y la aespacialidad de la inconsciencia, para comprender luego, aquellos conceptos parapsicológicos detallados mas arriba.

Y como para verificar el como, para mi, la ciencia Parapsicológica -en estas épocas modernas, y que confieso que me ha llevado un buen tiempo el entenderla como ciencia- se encuentra en el camino correcto, es preciso que puedan leer los siguientes artículos de esta misma página, respecto de lo que le he dado en llamar: Estadíos Psicológicos Cuánticos:



Por lo tanto, la unión hace la fuerza. Dos mentes piensan mas que una, Dos verdades hacen una verdad mas grande. Dos corrientes de pensamiento, ven la realidad de dos maneras diferentes. Y la cuestión aquí, es que el dogma no llegue a oscurecer a la razón.


1 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!