13/9/13

En una acto presenciado por mí, el día jueves 10 de Septiembre de 2013, en relación al día del maestro; festejado en nuestro país, al día siguiente, o sea,  el 11 de Septiembre, haciendo honor a un gran maestro, político, escritor y periodista argentino, Domingo Faustino Sarmiento; he sido espectador en primera fila de un claro proselitismo religioso por parte de dos personas encargadas de ejecutar, lo que fue, un excelente número humorístico, en donde, tanto chicos como padres, gozamos de su arte. Realmente unos profesionales en lo que hacen, para quienes van mis sinceras felicitaciones.

Ahora, mas allá de su indiscutible calidad, al momento de finalizar con su maravillosa demostración artística y humorística, uno de ellos realizó, en presencia de todo su auditorio, una clarísima alusión a Jesús y a que se debe leer la Biblia -mas allá de que yo esté de acuerdo o no con ello-, incluso señaló a un papá, al momento de decir aquellas palabras, el cual pertenece a una religión que no es ni la Católica ni la Judía, ni ninguna de las religiones mundialmente conocidas y aceptadas por el estado como religiones, por mas beneficiosa que ésta sea para la comunidad, y de lo cual, también estoy de acuerdo. El tema aquí es otro, y es que se viole lisa y llanamente la Constitución Nacional, realizando proselitismo religioso en un lugar que debe ser Laico por Ley.

Y aquí se desprende otro tema, y es, ¿qué están haciendo los directivos y docentes de dicha escuela para que esto no vuelva a suceder? Ellos, saben muy bien -y quiero creerlo que así lo es- que la libertad de conciencia es uno de los tantos derechos fundamentales de un pueblo libre y soberano, ya que, en este caso en concreto, del cual fui espectador, dentro de ese auditorio, conformado seguramente por un crisol de pensamientos y de diversas orientaciones religiosas, es inaceptable que se presente un grupo de personas que pertenecen a una cierta institución doctrinal, y que desde una ubicación de privilegio; ya que tenían captada la atención de todos y de cada uno de nosotros -y de las cámaras-; realicen una clara alusión a la Biblia, a Jesús y señalando a un padre perteneciente a una determinada corriente religiosa. Como en ese mismo momento, del acto proselitista religioso, de seguro hubo personas que pertenecen a otras religiones, y que las cuales no se basan ni en la Biblia, y que tampoco tengan a Jesús como el Dios de su doctrina, tanto aquellos excelentes humoristas, como los directivos de la escuela, se encuentran incurriendo en un acto inconstitucional -estos últimos, de seguro sin quererlo-, y que es el de no preservar el estado Laico. El estado Laico, en su primera acepción histórica, se refiere a todo lo que no se corresponde al clero ni a un estado religioso. Lo religioso, señores y señoras responsables de quienes les hablan a nuestros niños, se debe relegar pura y exclusivamente al ámbito personal e íntimo, y no públicamente dentro de una institución Laica.

La palabra Laico, no se relaciona en absoluto con la frase "anti-religioso", ni que el "poder civil" sea antagónico al "poder religioso", o sea que, no se sobrepone un aspecto por sobre el otro, ya que ambas cuestiones se corresponden pura y exclusivamente con la vida pública de cada individuo. Y no debemos olvidar señores y señoras que tuvieron una posición de poder muy importante en ese maravilloso acto por el día del maestro, que la libertad de uno, termina justamente, en donde comienza la libertad del otro. Y me referí a esa posición de poder, ya que ustedes, los directivos, tienen el poder de decidir a quienes dejan entrar en las escuelas y que es lo que entra en las mentes de nuestros niños, además del poder de preservar la Laicidad en la escuela pública de la cual ustedes dependen.

No debemos olvidar nunca, que la falta de un constante equilibrio entre el "poder civil" y el "poder religioso", puede acarrear un hecho muy grave y es que uno de esos dos poderes desee controlar al otro. Sin ese equilibrio fundamental, como causa de si mismo, dentro de un estado, pienso yo que traería consigo, y a modo de un efecto negativo, un claro debilitamiento de la vida pública de cada individuo, y por consiguiente, de un país.

Quiero aclarar que no estoy yendo en contra de la Libertad de Culto, sino que, solamente estoy pidiendo que sea respetada la Constitución Nacional en cuanto a la preservación del estado Laico. La Libertad de Culto, o también llamada, Libertad Religiosa, es un derecho fundamental que tiene todo ser humano de poder elegir -o no- su religión, y hasta la libertad de no creer en la existencia de un Dios, y de poder hacer publica su ideología religiosa.

El problema que planteo aquí es que, dentro de una escuela del estado, y frente a cientos de personas, la mayoría de ellos niños, unos pocos tengan el poder de mezclar ideologías religiosas, y se quiera realizar proselitismo de una doctrina en particular de una manera encubierta y cuando tienen toda la atención de los espectadores, y además, desde una posición de poder.

Por todo lo anteriormente expresado, es mi deber, el de alertar a los directivos de dicha institución escolar dependiente del estado nacional -y también, porque no, a los de las demás escuelas públicas del país-; que además de las obvias discusiones en relación a la libertad de conciencia y de culto; que están incurriendo en un claro acto inconstitucional -y de seguro sin quererlo o saberlo, ya que, a veces, no es posible controlar lo que van a decir los que están actuando en ese momento a la vista de todos-, por lo que, como padre, y como un individuo mas, entre tantos que queremos que se respete la libertad de conciencia de nuestros niños, les solicito que traten o prevean de que no se repitan nunca mas este tipo de situaciones.

0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!