Translate

20/11/20



Muchas veces digo, aunque no tanto en las redes, "Bienvenido a mi nuevo yo, ¿con quien tengo el gusto?" (y creo que es una frase de alguien también, pero no recuerdo de quien, en este momento), porque, quien no evoluciona, en cuanto a su pensamiento, en resumidas palabras, queda adormecido en su propia y confortable Caverna de Platón.

Por otro lado, las palabras, son un reflejo de lo que somos, y como es mi manera de ver al ser humano, primero nos veo como animales, y segundo, como animales con uso de razón. Por lo tanto, nuestras acciones estarán condicionadas, no solamente por nuestros pensamientos, (transformados en palabras explícitas, a modo de escritos elaborados, o privadas, a modo de meros pensamientos sin esbozar palabra alguna), sino que también, por nuestro primer estrato evolutivo, y que es el ser animal, es decir, nuestras acciones, como nuestras últimas injerencias dentro de ciertas realidades en nuestro entorno, estarán condicionadas por lo meramente instintivo (y aquí dentro puedo resumir, desde lo meramente evolutivo, antropológico, hasta la implantación de un determinado dogma, o quizás varios), hasta lo meramente racional; por lo tanto, las acciones de cada uno de nosotros, en la vida real, será producto de aquellos ambos mundos que portamos los animales humanos, llamados Homo Sapiens Sapiens. En contraste, el mundo animal, que no posee uso de razón, ni menos que menos, intelecto, sus acciones están regidas por los instintos (y que los humanos también poseemos, como decía antes), ya sea de preservación de su especie, como el sexo meramente reproductivo (salvo los amigos Bonobos), la alimentación, y hasta la protección instintiva de los mismos de su especie. Podemos considerar como animales con Comportamiento Complejo, a los pulpos, por ejemplo, o los animales con conocimiento de su propio Yo, como los Chimpancés, y ni hablar de mis amigos, los Bonobos, los Delfines, los Elefantes, etcétera, los cuales, por ejemplo, frente a un espejo, se percatan de que se están mirándose a ellos mismos, y no así, a otro miembro de sus respectivas especies, o lo más probable, a otra especie, y es más, los Delfines, diría yo, son los más avanzados, y por ello existe ese gran sentimiento, casi indescriptible, de cercanía, que tenemos los humanos para con ellos, y viceversa.

Por lo tanto, las acciones humanas, responden al equilibrio entre las fuerzas psíquicas del Sistema Límbico (nuestro "Ello"), en conjunto con las fuerzas psíquicas de nuestro uso de razón (nuestro "Yo consciente"). Cuanto más hayamos podido convertir, lo que guardamos en el inconsciente, en conciencia, como decía Jung, nuestras acciones serán más y más acordes o tendientes, hacia lo que, en el futuro lejano, se convertirá el ser humano, hacia el ser: Homo Sapientísimus. Por el contrario, si lo anterior se torna lo contrario, es decir, si dejamos que nuestro Ello, o todo lo proveniente desde nuestro cerebro evolutivo (ya sea impuesto por la naturaleza e impuesto por el Hombre, como por ejemplo, un determinado dogma), prevalezca por sobre una razón pobre, por sobre un Yo débil, nuestras acciones en el mundo real, serán tendientes a ser como la de los animales, meramente instintivas, arcaicas, y catalogadas por otros seres humanos espectadores, como acciones provenientes de un loco, o de un fanático, o de un ladrón, o de un asesino, etcétera, todo esto, son herencias provenientes desde el mundo animal, en el cerebro humano. Y a estos es lo que apuntan ciertos poderes actuales, a exaltar todo lo que el ser humano tiene de animal, para que dicho ser humano, con sus egos exaltados, consuma, se pelee, se divida con otras personas, y un gran etcétera. La deshumanización del mercado, o de los procesos de marketing, junto con el bombardeo mediático, que impide que el ser humano se haga preguntas, son, en definitiva, lo que los grandes poderes deshumanizados, necesitan para vender sus productos, sea cuales sean estos productos, desde noticias, hasta automóviles (no interesando si son productos tangibles e intangibles), pasando por armas, drogas, prostitución, tráfico de personas, etc., y dicho poder, es triste saber que es el mismo poder que coloca a la mayoría de los presidentes a cargo de un determinado país (o al menos lo hacía hasta fines del 2019), y las interminables jugarretas políticas, las que hacen que la población termine oprimida, destruida, moral y económicamente, y hasta muerta, son productos de dichas políticas opresoras; y no porque un determinado presidente y su gabinete, no sean capaces de dirigir una nación, sino que, estos presidentes, están dirigidos por mafias muy grandes, muy antiguas y muy superiores en poder, a dichos presidentes (o al menos lo hacían, y la Pandemia ha jugado un papel preponderante en la destrucción -o quizás, en el más pesimista de mis pensamientos, mutación- de estas mafias).

Nunca se han preguntado, ¿por qué a los presidentes que dicen que están luchando contra el narcotráfico y contra otras acciones provenientes desde lo meramente evolutivo, no terminan muertos con un simple tiro en la cabeza?, o ¿porqué esos mismos presidentes no terminan con ese mismo tiro en la cabeza, cuando dicen que están terminando con las "mafias", y con los corruptos de los gobiernos anteriores?, o ¿porqué las personas o políticos de gobiernos anteriores, nunca van presos o nunca los matan? y un gran etcétera de preguntas, y las respuestas son siempre las mismas, desde mi punto de vista porsupuesto, y es que estos presidentes, no logran tocar un ápice, de los productos promovidos por las mafias mundiales, dueñas de los presidentes (y reitero, al menos hasta fines del 2019), porque, si un presidente osara tocar, pero en serio, el tráfico de drogas ilegales, el tráfico de personas, luchar contra la pedofilia en las iglesias y otros lugares ya conocidos por muchos, etcétera, dichos presidentes serían hechos a un lado, por algún evento aparentemente al azar, o en el peor de los casos, hecho a un lado, por medio de una bala "perdida"... en su cabeza. Todas estas mafias, milenarias, son animales con mucho uso de razón, es decir, han crecido con lujos, y por lo tanto, con sus egos exaltados, durante siglos, pero, como también tienen acceso al intelecto, en donde quieran estudiar, esa mezcla, a flor de piel, de lo meramente antropológico, y lo meramente humano, hace que se generen mafias mundiales, las que han venido conformándose por milenios, y estos, ya no están más en las primeras planas, porque, lisa y llanamente, son los dueños de las primeras planas, y son dueños de la mayoría de los medios de comunicación, y son dueños de las fuerzas de seguridad, y son los dueños de los presidentes (al menos hasta que comenzó el COVID), y por lo tanto, el único motivo que tienen, es saquear, y ajustar las economías de países, para que los pobres y los indigentes, terminen muriendo, a modo de una "limpieza al mejor estilo genocida, pero con guante blanco"... es decir... para el común de la gente, estamos como estamos, porque la economía está mal, porque esto o porque aquello, o que es muy volátil, y un gran etc., y el presidente de turno, de cualquier país, y de cualquier partido político, es el títere de sus dueños (sean estos, los mafiosos, o bien, los "nuevos dueños" luego de la Pandemia).


0 comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por comentar.

Nota: Todos los artículos de esta web, www.erminauta.com, poseen Copyright. Cualquier uso indebido, como copia, lectura o transcripción similar en cualquier medio, ya sean páginas web, directos en video, videos grabados, o podcast personales en audios, son una fiel violación a los derechos, lo cual es penado por la ley de propiedad intelectual. De todos modos, si desea crear una información a partir de esta, deberá, de manera inexorable, nombrar la fuente, que en este caso soy yo: Nelson Javier Ressio, y/o esta web mediante el link específico al/los artículo/s mencionado/s.
Safe Creative #0904040153804


Artículos relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!