Translate

10/4/20


¿Qué hubiésemos hecho de haber sido “avisados” sobre lo que iba a ocurrir?

Fuimos avisados, quizás de manera subliminal, algunas veces, y de manera explícita, otras veces, y fuimos avisados desde hace muchos años atrás, incluso, en mi web personal, lo he advertido muchas veces, y varios años atrás valiéndome de la posibilidad de que todos debemos aprender a introyectarnos hacia lo invisible (probabilidades de que ocurra un determinado suceso de duración "x" y proporción "Y"), atendiendo a su proyectiva en lo visible (aprendiendo a tener en cuenta la historia, tanto la de muy larga data, como la historia que ha transcurrido durante nuestra actual existencia, y la de nuestros ascendientes). Fuimos avisados, sin ninguna duda, porque al ver en los sucesos de aquella proyección desde lo visible, desde mi punto de vista, fuimos más que avisados, fuimos alertados de que, lo que hoy en día está ocurriendo, iba a ser una realidad a futuro; futuro que ahora se solapa con el presente. Y quizás surja la pregunta: ¿cuales serían aquellos eventos pasados, un tanto indetectables si no se está atento todo el tiempo, comportándose, dichos eventos ya sucedidos, como verdaderos síntomas de una enfermedad, respecto de los cuales, solo podremos percibir su proyección hacia lo visible? Pero, el responder a esta pregunta, sería muy extenso, como para responderlas en este lugar. Entonces, fuimos advertidos, pero, como gran parte de la sociedad se encuentra inmersa en una especie de sueño en plena vigilia, y por lo tanto, la atención, o ese enfoque consciente, que la sociedad debería haber colocado sobre aquellas señales "invisibles" del pasado, de manera de entenderlas como alertas o avisos, evidentemente no se ha manifestado, en parte, debido a aquel sueño en plena vigilia del que padece la sociedad actual.

Los avisos explícitos y de manera in situ, et tempore, no suelen ser algo que suceda muy a menudo en este planeta, por lo que, es imperativo, el que sepamos mirar más allá de lo evidente, y con la ineludible obligación de enseñar a otros a hacerlo. En un mundo repleto de distracciones, es muy difícil que la sociedad se dedique a hacer lo anteriormente expresado, por lo que, el rol del docente es fundamental, es la base esencial por sobre la cual se construyen sociedades virtuosas, repletas de seres humanos basados en la ética, en la moral, en la tolerancia, en la empatía, en ver al otro (sea quien sea) como un hermano, como una hermana, teniendo en cuenta que, si lo vemos de forma evolutiva, esto último es justamente así, ya que nuestra herencia mitocondrial es para todos, la misma, heredada desde la madre de cada cual, hasta llegar a la primera madre mitocondrial (denominada Lucy, por los científicos), en el África de hace unos 250 mil años, por lo tanto, si todos tenemos la misma herencia mitocondrial de una única madre, todos los habitantes de este planeta somos hermanos por herencia evolutiva. Entonces, ¿porqué existe tanta desunión, tantas guerras, tantos desvalores, tanto odio, tanta falta de atención a aquellas señales "invisibles", siendo que todos somos una sola y misma familia, y como tales, en todos estos milenios, deberíamos habernos acercado entre todos, mas no así, alejados por los diversos factores que muchos conocemos? Si hubiéramos estado mas cerca, mas unidos, mas en familia, hubiésemos podido percibir aquel aviso implícito, de lo que nos iba a suceder a futuro; futuro en el que ya nos encontramos todos.

¿Qué haremos cuando todo esto finalmente acabe?

Se dice que el ser humano no cambia, a menos que le aplasten su desesperación, en lugar de atenderla y consolarla. Pues, en estos momentos, para incontables personas alrededor del planeta, y por medio de esta "Pandemia", se les está aplastando su desesperación, con lo cual, y a partir del momento en el que todo esto "termine", la sociedad "podrá retornar", progresivamente, hacia sus quehaceres, pero, ¿habremos cambiado realmente, luego de esta especie de Renacer hacia un nuevo estado del Alma (Ánima - Psique)? Ahora bien; teniendo en cuenta lo que expresó Discépolo en la letra de su canción, Cambalache, -algo muy acertado, por cierto-, y también, teniendo en cuenta lo que nuestras percepciones e intuiciones nos muestran todos los días, respecto del estado actual de la sociedad global; es necesario que al ser humano se le sea aplastada su desesperación, porque, ninguna persona cambia, a menos que suceda lo anterior; nadie cambia, porque la presión evolutiva del inconsciente individual, y del inconsciente colectivo, sumado a laxos controles internos, dentro de cada individuo, por parte de la doble censura del Inconsciente y del Pre-Consciente, hacen que el pobre e indefenso Consciente (lo que nos hace decir "Yo soy", o escribir estas líneas, por ejemplo), no logre reunir las fuerzas psíquicas necesarias para aplastar, por si mismo, a aquellas pulsiones (o fuerzas psíquicas reprimidas que se suman a las evolutivas) que provienen desde lo profundo del Alma, del Ánima, de la Psique, del Inconsciente; y como consecuencia, por lo anteriormente expresado, se evidencia una debilidad del "Yo", es decir, de la conciencia, y a grandes escalas, por lo que, tal como expresé en la pregunta precedente, los docentes, de cualquier disciplina, son la Piedra Filosofal de todo Templo Humano sobre la faz de la Tierra, y por lo tanto, se constituyen como los constructores de una nueva sociedad, por el hecho de que la innegable manera de mejorar a la sociedad, es a través de lugares en donde existan personas en vías de desarrollo sumado a una abarcabilidad numérica que otro ente no posee, y dichos lugares son en los que se brinda la educación formal, y de todos los niveles conocidos. Entonces, debido a la actual debilidad del "Yo", con respecto a las pulsiones del Inconsciente, o bien, con respecto a los tan conocidos por todos: "Egos", el ser humano seguiría siendo el mismo, y embarcados una clara y evidente, al menos para mi, Regresión Evolutiva, porque, como todos podremos apreciar a cada paso que damos en esta vida, la mercadotecnia actual está constituida especialmente, para exaltar los Egos (esas represiones propias, esos ancestros humanos y esos animales evolutivos que nos han precedido y que llevamos en el inconsciente, enmarcados en el denominado por Freud como: "Ello"), y una sociedad que deambula por el planeta, munidos de egos exaltados, y con una Conciencia o un "Yo" muy débil como para hacerle frente a los poderosos Egos, no cambiará nunca por más que se le diga, se le enseñe y se le suplique que lo haga; y como muchos ansiamos evitar que este mundo se dirija hacia un estado en el que la "Ley de la Selva" sea la que predomine, en lugar de la "Ley del Amor y de la la Razón", antes de que eso suceda, es menester, es prioritario, es ineludible, que ahora si, la sociedad global cambie, y dicho cambio provendrá desde el sufrimiento colectivo, pero un sufrimiento que nos golpee a todos por igual, reforzándose así la famosa "Regla del Centésimo Mono", abarcando con ello, a toda la humanidad; y es esto, justamente lo que nos está sucediendo hoy en día, ya que la humanidad ha sido unida ante un enemigo común, (tomémoslo como Pandemia, como Epidemia, o como sea), y ese enemigo es el propio ser humano, es decir que, este suceso global, al que se denomina como Coronavirus, nos hace ver que el Hombre, en tanto que su universal, a estas alturas, se ha convertido en un enemigo de si mismo, y como consecuencia, enemigo de la propia especie humana, y como efecto dominó, en enemigo de las demás especies de los diferentes reinos de la Naturaleza, y como conclusión, creo yo, basada en un total sentido común, el sufrimiento que esto nos trae y traerá, será de tal magnitud, que se dará el punto en donde la sociedad Renazca nuevamente, es decir, entierre a su anterior y débil "Yo", para poder hacerle frente a su peor enemigo, y que es el "Si-Mismo", es decir, sus Egos. Sin ser yo, para nada religioso, -y aclaro antes, que todo esto, como todo lo anterior, desde mi punto de vista imperfecto-, ni tampoco soy ateo, porque, como he dicho antes en otros lugares, el ateísmo no existe, ya que, como, para mi, Dios no existe, no puedo negar algo que no existe, lo que en lógica se denomina Involución; pero, pese a ello, entre los incontables libros que he leído desde que era niño, también he leído la Biblia, y hay un escrito excelente, (entre tantos que la Biblia posee) y que dice así, y que son Palabras de Jesús: "En verdad, en verdad te digo que el que no nace de nuevo no puede ver el reino de Dios.", Juan 3.3. Y esta frase es una gran verdad, porque se aplica a la perfección a esta segunda pregunta, porque a quien no se le aplasta su desesperación (no nace de nuevo), no podrá convertirse en una persona nueva, poderosa, virtuosa en todos los sentidos de la palabra, y que sepa entenderse a si mismo, para poder entender a los demás a través del Amor y del uso de la Razón (El Reino de los Cielos). Esto también es aplicable a la primera pregunta, porque aquí también, y desde mas de 2000 años atrás, ya nos vienen avisando de que debemos cambiar como sociedad, antes de que la sociedad se convierta en enemiga de si misma. Pues el evento denominado Coronavirus, está haciendo y hará dicho trabajo, y que Jesús lo expresó hace mas de 2 milenios, y esto que dijo Jesús, es un gran ejemplo de que debemos mirar lo invisible (futuras pandemias, o el Hombre contra el Hombre, por ejemplo) a través de su proyectiva en lo visible (las propias palabras en forma de alerta, y que expresó Jesús mucho tiempo atrás). Tuvimos mucho tiempo para cambiar. Muchos nos han advertido y nos han dado señales, pero el ser humano no las ha podido detectar. Ahora queda cambiar por la fuerza de un enemigo común, y de esto, nadie escapa, y en la desesperación, naceremos de nuevo (fortaleceremos nuestro "Yo"), y cuando todo esto "termine", siendo personas nuevas, sociedades renovadas por si mismas, y fundamentadas por una capa de docentes con todas las virtudes imaginables que un docente pueda tener y que sepa trasladarlas a sus alumnos, el mundo llegará al "Reino de los Cielos" (a la Era del Amor y la Razón); "Nadie llega al Padre, sino a por medio del Hijo", expresó Jesús, y quitándole el velo a dicha frase, la misma nos enseña que: "Nadie llega al Uso pleno de la Razón (mente), sino a través del Uso ineludible del Amor (Corazón)", y es esto último, -lo haya dicho Jesús, o cualquier otro pensador-, es lo que deberemos hacer cuando todo esto termine. No existe otra vía que el Amor y la Luz de la Razón, para tener un mundo nuevo, en el exacto sentido de la palabra.

¿En qué, en quiénes pensamos en tiempo de cuarentena?

En toda la humanidad, sin excepciones, ya que, como expresé antes, todos somos hermanos, hijos de una misma madre mitocondrial, la que habitó África, hace un cuarto de millón de años atrás. Todos los seres humanos tenemos la herencia antropológica de una primera mujer, en el momento en el que una especie comenzó a derivarse en otra (la nuestra), y por lo tanto, mas allá de lo meramente relacionado al ADN, todos somos hermanos y hermanas, pero, como dentro de toda familia sucede, es menester enaltecer las Leyes de la Razón por sobre las Leyes de la Jungla.

¿Qué sentimos? ¿Qué canales usamos para expresar eso que sentimos?

Por mi parte, utilizo los canales personales, pero, como tecnólogo nato que soy, basado en programación de computadoras, matemáticas, lógica, etc., utilizo mucho todos los canales digitales a mi humano alcance. Facebook es uno de entre tantos otros, y también, mi propia página web, www.erminauta.com.

¿De qué se trata ese trabajo que estamos haciendo con otros, sin vernos ni encontrarnos?

Se trata de una nueva forma de vida. El evento Coronavirus, nos enseña muchas cosas, como lo expresé antes; pero otra de dichas cosas que nos enseña, es la de utilizar más y mejor, los canales digitales, y el teletrabajo, y a partir de este pequeño ejemplo, imaginémonos ¿cuantos bosques dejarán de talarse para utilizarlos en la producción del papel, o cuanto menos carbono se arrojará al ambiente, al circular menos en automóviles, buses, aviones, etcétera, o cuantas enfermedades menos se producirán como resultado de aquella disminución del Co2 sobre la Tierra? Obviamente que, la Tierra misma viene generando toneladas de Co2 a la atmósfera desde hace unos 5000 millones de años, a través de los miles de volcanes, fallas tectónicas y de subducción, y por el efecto de los rayos solares al calentar la superficie de los mares; pero, si le agregamos una emisión de nuestra parte, y en nuestro propio espacio en donde vivimos, esto se constituye como otro ejemplo de que el enemigo del Hombre, es el propio Hombre.

Aunque este trabajo digital, no nos acerque cara a cara, algo que nos despersonaliza, también nos enseña una gran lección de vida, y es que, ante los diversos y a veces aparentemente interminables obstáculos de la vida, tenemos dos opciones, o sucumbir a ellos, o Sublimarlos (psicológicamente hablando), y es eso lo que el mundo está haciendo en estos momentos, transformando las Pulsiones de Muerte y sus represiones, esos Egos de los que nadie escapamos, en creatividad y en progreso colectivo (Sublimación) para que cuando estemos nuevamente cara a cara, nos veamos como personas que "Nacimos de nuevo", fortalecidas en todo sentido. Recordemos que, a la felicidad -o a un mejor estrado del ser- se llega por medio de aceptar al sufrimiento (Calvario para algunos), por el que todos pasamos, permitiéndole que actúe sobre nuestras vidas, como nuestros mejores Maestros (y todo esto lo expreso alejado totalmente de una zona de confort, es más, no estoy ni cerca de ella).

¿Somos nosotros, la especie humana, la pandemia?

Efectivamente.

Nelson J. Ressio.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por comentar.

Nota: Todos los artículos de esta web, www.erminauta.com, poseen Copyright. Cualquier uso indebido, como copia, lectura o transcripción similar en cualquier medio, ya sean páginas web, directos en video, videos grabados, o podcast personales en audios, son una fiel violación a los derechos, lo cual es penado por la ley de propiedad intelectual. De todos modos, si desea crear una información a partir de esta, deberá, de manera inexorable, nombrar la fuente, que en este caso soy yo: Nelson Javier Ressio, y/o esta web mediante el link específico al/los artículo/s mencionado/s.
Safe Creative #0904040153804


Artículos relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!