Translate

4/9/19


Debo aclarar antes, y que tal como lo he expresado en otros artículos, me considero una persona reformista, y no así, "destructivista", por lo que entiendo que toda institución que esté ocasionando algún tipo de daño a la humanidad; ya sea que lo hagan desde hace muchos siglos, o bien, desde hace unos pocos cientos de años; puedan ser transformadas para la mejora de todos, y no así, destruidas, salvo en casos en los que en dichas instituciones se perciba un aumento de ciertas intenciones que van en detrimento de la humanidad en cualquiera de sus formas conocidas, y que de las cuales, el genocidio, es la peor de todas. Entonces, si bien estas palabras las he expresado de otras maneras pero con la misma semántica, dentro de varios de mis otros artículos, la diferencia de estas con aquellas, radica en que a estas las he hecho al comienzo de este artículo, como es obvio, por lo que, en este caso, son la excepción con respecto a mis otros artículos.

Con lo antedicho en mente, comencemos a desentrañar lo que el título de este artículo, nos está avisando de antemano a través de su título, en relación al genocidio y a una posible destrucción global de la humanidad. Mientras tanto, espero que, al menos, tengamos un "backup" de nuestra especie, en el planeta Marte, o en  algún otro planeta que esté en la zona habitable de su propio Sol.

Por lo tanto, en cuanto a un posible suceso que pudiese generar una destrucción global, el mismo puede provenir por medio de la mano del Hombre, o por medio de un evento externo al planeta mismo, es decir, de características cósmicas, pero, como sabemos, la vida es perseverante, y por lo tanto, volverá a generarse, salvo que aquel último evento cósmico, sea de tanta magnitud, el cual, literalmente, destroce en pedazos al planeta entero. Pero, igualmente, la gravedad hará lo suyo, los pedazos volverán a juntarse, los metales se irán al núcleo nuevamente, y las demás y muy diversas variantes de la materia, en cuanto a la materia con menos masa que el hierro del núcleo, quedarán en la superficie, y posteriormente, y luego de millones de años, la vida, nuevamente se regenerará. El Universo es Persistente queridos lectores.

Entonces, si lo cósmico no sucede, como para destruir el planeta, manteniendo de esa manera, las capacidades de Regeneración de la Vida, que nuestro planeta posee; la destrucción provendrá de una mano inteligente, y que por ahora, es el Ser Humano.

Como sabemos, la humanidad actual, se constituye cuantitativamente, por unos 9 mil millones de habitantes, y contando, y esos 9 mil millones, se transformarán en 20 mil millones, en menos de 20 años, en mayor o menor medida; y porsupuesto, entendiendo esto último, como que, en realidad somos 9 mil millones, porque si bien dudo de ello, de todas maneras, puedo percatarme de las pequeñas muestras de dicho crecimiento, en mi entorno, y en otros lugares a los que mi percepción puede llegar en repetidas ocasiones, en donde la percepción del aumento poblacional, es un hecho, porque, como lo vengo diciendo desde hace mucho tiempo, el aumento poblacional, está en directa relación con el marketing destinado al consumo masivo y egóico de hoy en día, basado también, en la obsolescencia programada de los productos, y en fomentar la inmediatez, el individualismo, el simplismo y la exaltación de las demás bajas pasiones, conocidas y por conocer, sobre el consumidor objetivo, cual robots, que van por la vida, queriendo poseer cosas y mas cosas, y dejando de lado lo mas importante, el humanismo, variable que el marketing morboso de hoy en día debería incluir, de maneras que ni se acerquen a la hipocresía, sino que, incluir dicha variable a conciencia y de forma eminentemente altruista.

Por otro lado; y ya refiriéndome de lleno, a la desgarradora deshumanización que sufre la humanidad en la actualidad; como los seres humanos somos 9 mil millones de habitantes, también somos considerados como 9 mil millones de recursos desechables, porque como bien saben, además del recurso humano, existen los demás recursos, en los diferentes lugares en donde los seres humanos intentamos vivir e intentamos desarrollarnos, y esos recursos que no son los humanos, son los recursos que subyacen bajo nuestros pies, como el agua, el petroleo, los minerales, y muchos recursos más, por lo que, el ser humano; especie que en la actualidad se reproduce como ratas en los alcantarillados; desde aquellos ojos de los poderes supranacionales deshumanizados, pasó a no importarles si se mueren millones de personas, porque ya se han asegurado de que millones más nacerán en un corto período de tiempo; con lo cual, nos deja la triste intuición de lo que verdaderamente les importa, y que son los recursos que están debajo del suelo que los seres humanos pisamos, es decir, los recursos NO RENOVABLES (ya que el ser humano pasó a ser un RECURSO RENOVABLE, y por lo tanto, ha perdido valor, respecto de los recursos NO RENOVABLES). Por lo tanto, desde el punto de vista de aquel poder deshumanizado (y quiero creer -y así lo intuyo- que existe otro poder en gestación, y que considera el Humanismo Secular entre todos sus procesos de negocios), pero, como les expresaba antes del paréntesis, desde los ojos de aquel poder deshumanizado y arcaico, he aquí una cosa que ellos consideran por encima de cualquier otra, lo cual es que los recursos NO RENOVABLES son los que se deben proteger a toda costa, a diestra y siniestra, mas no así, a los que se renuevan y además crecen en cantidad, como lo es nuestra especie. Entonces, comienzan a surgir diversas cuestiones como la siguiente: aquel poder arcaico, ¿de qué manera protege, y a toda costa, a los RECURSOS NO RENOVABLES, y por ende, mas valiosos que nosotros, los RENOVABLES?, pues, muy simple a mi manera de ver este tema, y que es a través de políticas tendientes a la división de la sociedad, desde todos los ángulos posibles, ya sean, desde los divisores mas comunes, como el football (no así el deporte en si mismo, sino que la interminable rivalidad fanática entre los equipos), siguiendo con los partidos políticos, los nacionalismos y las religiones, como para nombrar a los divisores sociales más comunes y que vienen desde antaño. Pero ahora les debemos agregar a aquellos divisores primigenios, los nuevos divisores sociales, como el bombardeo constante a través de la TV, ya que, a partir de la TV, y de los demás métodos multimediales, obtienes un nuevo divisor de la sociedad, destinado principalmente, a potenciar a aquellos primeros divisores que nombré antes de estos, y que son los más comunes, y lo hacen, infundiendo una especie de paranoia colectiva, o de psicosis colectiva, sumado a miedos infundados, pero miedos al fin, y sumado a todo lo anterior, el odio que nos hace enfrentar a humanos contra humanos (a esos RECURSOS RENOVABLES que pasamos a ser, por lo tanto, no les importa que nos odiemos y nos enfrentemos entre nosotros, los RENOVABLES), ya que con el enfrentamiento antedicho, lo que están protegiendo aquellos poderes arcaicos, son los recursos NO RENOVABLES, ¿y como proteges, al petroleo, al agua, al oro, a la plata, a los diamantes, a lo que sea?, pues, manteniendo ocupados a todos los recursos RENOVABLES, como lo es el ser humano, ¿y de que manera mantienes distraídos y ocupados a los recursos RENOVABLES antropomorfos, es decir, a nosotros?, pues, con aquellos métodos divisorios que les detallaba anteriormente, manteniendo, constantemente dividida y enfrentada a la sociedad RENOVABLE contra ella misma, es decir, la mantienen OCUPADA sin siquiera ningún ser humano que la compone, se ponga a pensar en lo que existe debajo de sus propios pies, y que son los recursos mas valiosos, mas valiosos que la propia especie humana según aquellos poderes deshumanizados, y que son los RECURSOS NO RENOVABLES antedichos, y los "administradores" de aquellos poderes, lo saben muy bien, y lo hacen a través de caras visibles, como los presidentes de cada país en el planeta, y el presidente que osara decidir por si mismo, el prevalecer el humanismo de los recursos RENOVABLES, o sea nosotros, por sobre los recursos NO RENOVABLES, es asesinado, o es depuesto de su lugar, de un día para el otro. Debido a ello, constantemente observo, la manera en que la sociedad se odia y se pelea con sigo misma, por alguno de aquellos factores divisorios, como por ejemplo, la política, y expresan: "que los Kukarachas, que los Gorilas, que aquellos zurdos, que aquellos de derecha, etcétera", o bien por el otro factor divisor social, como lo es el football: "que los de Boca, que los de River, que tal o cual jugador, etcétera", o bien, por las suciedades provenientes desde la farándula: "que este y aquel de la farándula viéndolos enfrentarse en cámara (esto lo veo cuando voy a cortarme el cabello, porque el peluquero vé esos programas, ya que no tenemos TV en mi casa hace muchos años, y salgo de la peluquería, con el pelo corto, pero haciendo arcadas, y no precisamente porque me haya tragado un pelo)", y observo y observo, una y otra vez, como la sociedad sucumbe en torno a la inmediatez, al individualismo, a la misantropía, al simplismo, a las banalidades, y al enfrentamiento entre sí misma; lo cual es el objetivo final y principal del aquel poder económico mundial deshumanizado y arcaico; ya que, el poder económico, obviamente que debe existir, y es necesario, pero, se ha vuelto voraz y deshumanizado, y como la sociedad, el Homo Sapiens Sapiens, ha pasado de ser un recurso NO RENOVABLE (como hace muy pocas décadas atrás), a ser actualmente, un recurso RENOVABLE, y por lo tanto, automáticamente hemos perdido el valor, para aquellos poderes económicos arcaicos; y como consecuencia, pasan a ocupar el primer puesto, los recursos NO RENOVABLES (todo lo que no es Ser Humano), ya que, la especie no se va a extinguir, sino sucede lo que expresé al comienzo, es decir, una catástrofe causada por algo proveniente desde el cosmos, o bien, algo nuclear, que afecten ambos, al planeta entero. Lo nuclear, por ahora, no intuyo que pueda suceder, y por otro lado, lo cósmico sucederá cuando las fuerzas de la física y las leyes del Caos, lo decidan.

Entonces, como los seres humanos somos un recurso RENOVABLE por nuestras propias manos, no valemos nada, o valemos muy poco, y por lo tanto, unos fuegos allá, unas tormentas por acá, unas inundaciones por el otro lado, y así sucesivamente, van frenando de a poco a la superpoblación, pero, estas "catástrofes naturales" no son producidas por la naturaleza, de manera única, sino que la guerra climática, es un hecho, y la culpa la tiene, ¿quien o quienes?, pues el RECURSO que ha pasado a ser RENOVABLE como las hormigas, ratas o cucarachas, y que es el Ser Humano; e insisten, una y mil veces, que el Ser Humano tiene la culpa del Efecto Invernadero, del Cambio Climático y de que Dios haya muerto; y como la mayoría de las personas están mantenidas ocupadas mediante técnicas de control psicológico masivo, por las manos arcaicas de aquellos agentes divisores que nombré antes, sociedad que se cree todo lo que los multimedios, -propiedad de los mismos poderes económicos deshumanizados-, les presentan ante sus atestados mundos sensibles, como la gran mentira del Cambio Climático; creencia inducida, la cual está servida a la carta y sobre la mesa, y quien ose expresar ciertas palabras, como las que estoy escribiendo yo por ejemplo, hasta podría ser quemado en la hoguera (figurativamente hablando) por el resto de aquella sociedad que se cree todo lo que le colocan ante sus sentidos, sin siquiera darse el tiempo para colocarse a investigar y luego de un largo proceso de intuiciones y deducciones, recién allí, poder emitir un determinado juicio filtrado por el Uso de Razón, mas no así, por el juicio de la inducción externa inmediata de los multimedios; pero no, esto no sucederá nunca, porque la sociedad está ocupada con la inmediatez y haciéndole caso a la inmediatez proveniente desde su mundo egóico.

Pensemos entonces en cuanto a las emisiones de gases de efecto invernadero y su comparación de lo que es producido por la naturaleza, con lo que es producido por el ser humano de manera global, incluyendo al factor Tiempo.

Por lo tanto, como sabemos, el ser humano viene emitiendo gases de efecto invernadero, desde hace menos de 200 años, y solamente desde hace unos 40 o 50 años, en una curva ascendente en directa proporción con el aumento de la población. Pero, mas allá de lo que el ser humano ha emitido por medio de sus creaciones tecnológicas, el planeta Tierra, desde que comenzó su existencia como tal, es el más grande emisor natural de gases de efecto invernadero, haciéndolo a través de sus volcanes, los cuales son casi incontables; a través de sus Fallas o Capas de Subducción submarinas, las que son muchas y muy extensas; a través de los mares, los que ocupan las tres cuartas partes de nuestro planeta, y que también son emisores de gases de efecto invernadero, al entrar en contacto con la radiación solar; y ¿los arboles a la noche?...; ¡pufff!, me cansaría de detallar otros factores meramente naturales, y que EL PLANETA, POR SI MISMO, VIENE EMITIENDO ESOS GASES DE EFECTO INVERNADERO, lo cual realiza constantemente, milenio tras milenio, año tras año, día tras día, hora tras hora, minuto tras minuto, desde hace unos "pocos" 5 MIL MILLONES DE AÑOS atrás... ¡5 MIL MILLONES DE AÑOS!... en comparación con los 50 "añitos", desde que el recurso RENOVABLE por si mismo, es decir, los seres humanos, venimos "emitiendo" a la atmósfera. ¿Suena increíble? Si así suena para algún lector, pues primero, están en todo su derecho de que les suene de esa manera, porque yo no soy dueño de la verdad, mas solamente soy dueño de lo que proviene desde mi intuición, la cual, y de seguro, es imperfecta, pero también de seguro, perfectible; y manteniendo en mi mente, que quizás esté totalmente equivocado, o bien, que esté muy cerca de la verdad; por lo que, debido a este manto de dudas expresado, es menester que todos nos pongamos a investigar más sobre este tema, no así leyendo y/o escuchando a los multimedios, propiedad del poder deshumanizado, sino que, recurriendo directamente a las fuentes del saber (libros), para poder tener una visión intuitiva, y no así, una visión meramente sensible, tal como lo desean aquellos poderes arcaicos, imposible de aceptar que existan como tales, en este siglo XXI.

Por consiguiente, controlando la percepción de las mayoría de las personas sobre este planeta, al mismo tiempo controlan que el estado psicológico en constante estado de división de la sociedad, se mantenga en aumento; o bien, regularlo un poco por allá, y otro poco por aquí; y como en aquel determinado país hipotético no existe nada interesante por debajo de los pies de sus habitantes, lo dejaremos tranquilos... por el momento; pero, contrariamente al país hipotético anteriormente mencionado, existe otro país que posee muchos recursos por debajo de sus pies, por lo que NO los dejaremos tranquilos, y los haremos dividir y los induciremos a la confusión y al miedo, con el objetivo de mantenerlos ocupados, preocupados y en constante odio entre la misma sociedad que los constituye, al mismo tiempo de que consumen los productos de la mercadotecnia deshumanizada, y de esa manera, dicha sociedad no será capaz de colocarse a pensar respecto de los recursos que existen debajo de sus pies, y menos que menos dentro de su cabeza, creyendo que por arriba de los presidentes no existen aquellos poderes supranacionales arcaicos y deshumanizados haciendo y deshaciendo a su antojo; ya que, según estos últimos, lo que realmente les importa, es el recurso NO RENOVABLE, poque el RENOVABLE, el ser humano, ha perdido valor, debido a que si mueren millones, aquellos poderes saben muy bien que nacerán millones, y en muy poco tiempo.

Debido a todo lo anterior, el poder deshumanizado, hará las guerras climáticas que decida hacer, y morirán las personas que deban morir (efectos colaterales de los designios de la naturaleza... ¡Oremos!), ya que, el altruismo y la filantropía; de parte de los que hoy en día están a cargo del mundo entero, esos poderes supranacionales que son los mismos poderes que colocan a los presidentes en sus puestos (caras visibles); son los valores que han mutado hacia ser simples números financieros guardados con la mayor seguridad imaginable, porque, como sabemos, la información, también es un recurso NO RENOVABLE, y por lo tanto, la información, también vale más que la vida humana, fundado en todo lo que he reiterado aquí, es decir, porque el ser humano ya es un recurso AUTO-RENOVABLE, y por lo tanto, inagotable, y como consecuencia desastrosa, desprovisto de valor alguno.

Y para finalizar, les dejo esta última pregunta: ¿para qué gastar energías en protestar y en odiar a este o a aquel político, y a sus correspondientes seguidores de a pié, y que es la sociedad (y lo mismo para los demás factores divisores nombrados al principio), si todo lo que va a suceder para proteger a los recursos NO RENOVABLES, sucederá de todas maneras, aunque proteste quien proteste, pelee quien pelee, muera quien muera? Recordemos; somos recursos RENOVABLES por nuestras propias manos, y por ende, valemos menos que los NO RENOVABLES, y por lo tanto, pasamos a ser lastre que es necesario tirar por la borda, para que el barco de aquel poder arcaico y deshumanizado, siga a flote el mayor tiempo posible. Esperemos que el otro poder, y que también intuyo que existe y que nombré anteriormente, el poder humanizado, sea el que prevalezca en el futuro, junto con la inteligencia que se debe colocar al administrar ambos "tipos de recursos".

Nelson J. Ressio.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por comentar.

Artículos relacionados

All Post: Copyright by Nelson Ressio

Nota: Este artículo, tal como los demás, poseen Copyright. Cualquier uso indebido, como copia o lectura o transcripción similar en cualquier medio, ya sean páginas web, videos, o podcast personales en videos, es una fiel violación a los derechos, lo cual es penado por la ley de propiedad intelectual. De todos modos, si desea crear una información a partir de esta, deberá, de manera inexorable, nombrar la fuente, que en este caso soy, Nelson J. Ressio, y/o, esta web.
Safe Creative #0904040153804


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!