11/10/14

Un hermano de la vida ha hecho una consulta pública respecto de una vivencia de la que él fue partícipe en primera persona, en cuanto a intentar darle explicación lógica y científica, a ciertos estados de conciencia alterados, y a la propia experimentación, basada en estados de meditación -y a veces en plena vigilia-, de los que él es receptor, en lo referente a sucesos que aparentan transgredir los límites interdimensionales de la mente, y que le hacen percibir una suerte de desdoblamiento de su propia existencia espacio-temporal, de percibir que a veces se encuentra viviendo en esta dimensión -la de usted y yo- y en otras veces su realidad cambia drásticamente hacia otra realidad que no debería estar de acuerdo al flujo espacio-temporal y eventual de la realidad o momento en el que se encontraba viviendo antes del supuesto desdoblamiento. 

Es decir que, en ciertos momentos su percepción del presente no sigue una línea de tiempo y eventos lógicos, sino que, aquella se bifurca sin tener una lógica explicación basada en los sucesos inmediatamente precedentes.

Por ello, le he aportado mi razonamiento al respecto, de manera tal, de arrojar Luz sobre la gran incógnita expresada anteriormente, incógnita que lo mantenía en una duda constante. Con esto no quiero decir que la explicación que daré ahora sea la correcta, pero por lo menos, creo yo que es dar un poco mas de Luz, en donde todavía existen algunas sombras.

Entonces, y comenzando con mi intento de aclarar lo que todavía está en las sombras, desde mi punto de vista, la Teoría de Cuerdas es la que le daría sentido y entendimiento a lo que detallé en el primer párrafo.

Esta Teoría, muy aceptada por cierto, concibe a las partículas subatómicas como una cuerda vibratoria de, al menos, 4 dimensiones, y esas partículas subatómicas, como por ejemplo, un protón, un electrón, un fotón, etcétera, mas allá de que gráficamente son representadas por un punto de probabilidad en donde dichas probabilidades significan los límites en donde posiblemente una cierta partícula se encuentre dentro del ámbito de un átomo, ésta no es un punto finito, sino que, mas bien, un estiramiento cuántico -casi infinito, y digo casi porque el universo es finito-, estiramiento aquel, de ese punto probabilístico, y como ese estiramiento cuántico es propio de toda partícula, entonces por lógica, también lo es del átomo, y si un conjunto de átomos conforman moléculas, y las moléculas... materia... y la materia... pensamientos, por lo tanto los pensamientos tienen, en principio, las mismas propiedades de sus partículas esenciales conformantes.

Entonces, imaginemos por un momento que los pensamientos de esta persona, -que es portador de los mencionados eventos interdimensionales-, en esencia -y efectivamente así lo es- son partículas subatómicas fluyendo por un medio material (también considerado como energía aglutinada), como lo es el cerebro, y que esos pensamientos, meditaciones, o simplemente lo que le da la razón de ser, la existencia misma, y que es ese Yo Cuántico -como lo digo en uno de mis artículos en esta misma página web-, esas partículas que están en el cerebro generando una cierta entidad conceptual, sintáctica y semántica, no son mas que aquellas cuerdas cuánticas, con características infinitas, que se extienden, -a partir de su mencionado estado cerebral-, hacia todo el Cosmos, y por entre las 4 dimensiones, (y algunos proponen 11 dimensiones dependiendo de las variaciones de la Teoría de Cuerdas). 

Por lo tanto, he instado a esta persona a que se imagine que en esas 4 u 11 dimensiones, se encuentran infinitos universos, y por ende, infinitos mundos como el nuestro, y de la misma manera, infinitas copias de la misma persona como la referida aquí, y que sus pensamientos, -partan de la copia humana que partan-, imagine también que están conectados con la Mente Universal, (debemos recordar que, El Todo es mente, el Universo es Mental), por lo que, ¿quién nos dice, -siempre desde nuestro propio entendimiento-, que esa conexión mental con la Gran Mente, no es mas que entrelazamientos de nuestros Yo'es cuánticos con nuestros otros Yo'es de otras dimensiones y de otros mundos? 

Erwin Schrödinger dijo que el número de mentes en el Universo es igual a 1, por lo que, los pensamientos y vivencias, de esta persona, en aquellos estados alterados de conciencia, de seguro estuvieron entrelazados con lo que los antiguos definían como el Akasha, la Quintaescencia, el Quinto Elemento, el Ether... y hoy en día... la Energía Oscura, aquello que le da esa característica de entramado neuronal a nuestro universo, en donde se aglutinan cúmulos y cúmulos de galaxias hasta conformar esa Mente del Todo, y que todo lo impregna... y aquella propiedad cuántica que mencioné anteriormente, no es solo teoría, ya que actualmente se lo está comprobando por parte de la aplicación del método científico, en experimentos varios, como por ejemplo, en el Acelerador de Partículas LHC, ubicado en la frontera entre Francia y Suiza... es decir que, las partículas que conforman nuestros pensamientos van mas allá de nuestro límite craneal, y, ¿quien nos dice que la que se mueva de un estado cuántico al otro, es decir, de un plano al otro, de una dimensión a la otra, sea nuestra conciencia?, es decir, ¿quien nos dice que para lo que nuestro Yo Cuántico actual es habitual en este plano o dimensión, en un cierto estado alterado de conciencia, como por lo que esta persona ha pasado, y aparentemente lo sigue experimentando, ese Yo pase a otro plano, y el de ese otro plano, al de éste, u a otros infinitos? 

No debemos olvidar, que nuestros pensamientos, -y hasta nuestros cuerpos-, son en esencia, estiramientos cuánticos de partículas subatómicas, y en el lugar o dimensión en que la energía oscura decida aprisionar a la energía visible, -es decir, conformar las diferentes manifestaciones de los cuerpos celestes-, es muy interesante el pensar que allí estarán nuestras copias exactas y fieles, y que es de suma importancia entender que podrán variar los eventos de cada extremo del entrelazamiento cuántico, ya que los eventos de la vida y de la muerte se corresponden lisa y llanamente con el Caos, pero, eso si, las que no varían en absoluto, son las diferentes manifestaciones de la materia, y la replicabilidad de nosotros como cuerpo y como mente, aglutinados estos dentro de un todo denominado "Ser", es muy probable, y además, en consecuencia, muy entendible lo que esta persona ha experimentado... y todavía experimenta.

Y un buen ejemplo, creo yo, porque me toca desde cerca, de lo que esta persona ha presentido, son los resultados muy significativos que ha arrojado mi proyecto, The "Egregor Meter" Project, -publicado por ahora, en una página de Facebook con el mismo nombre-, en el cual, -y a través de un programa informático de mi autoría basado en la lógica y en cálculos probabilísticos-, se registran cambios sorprendentemente coincidentes con el ritmo circadiano del ser humano, cambios que se detectan por medio de la generación aleatoria de ceros y unos, y el análisis estadístico de la distribución muestral de éstos. Es decir que, cuando esa aleatoriedad, de un momento a otro, se transforma en orden, o sea que, al detectar que se dan ocurrencias de muchos ceros o unos consecutivos, mas de lo estadísticamente normal o esperado, por lo tanto, muy significativos, quiere decir que algo le dio Orden al Caos, por lo que entonces, yo me pregunto, ¿quien nos dice que esto no se deba a ciertas Cuerdas Cuánticas provenientes de la mente colectiva, desde aquella mente supraconsciente Akashica, actuando de manera dirécta sobre la materia, lo que en este caso es sobre la CPU de mi computadora? (Recordar, Mente sobre Materia).

Por lo tanto, pienso yo que, lo que esta persona -y todos nosotros- debemos tener en cuenta, es que esa unión de las conciencias de todas nuestras copias desperdigadas por las dimensiones que sean, -tema del que hacía referencia antes en este artículo-, ese traslado de la conciencia desde el plano actual hacia otro plano, y desde el otro plano hacia éste, y de esta manera, casi infinitas veces, gráficamente hablando, esas interconexiones entre todos y cada uno de nuestros Yo'es desperdigadas por el Cosmos, conformarían una sola mente... nuestra Mente Cosmica y Universal, (al igual que todo otro ser o cosa inmaterial en el Universo), mente que iría mas allá de los límites craneales de todas nuestras copias de nuestros Yo'es que existan en el universo, interconectándose a través de aquella Quintaesencia, o por medio de la Energía Oscura, o a través del Ether, (palabra que le da esencia a otra palabra muy conocida, el ETHER NET), por lo que esa interconexión con la Mente Universal, en algún estado de conciencia elevada, o en ciertos momentos de meditación, acallando esas incesantes voces provenientes del Ego, nos haría percibir los pensamientos de las otros copias de nosotros mismos repartidas por el Cosmos, ya que, en esencia, todos los pensamientos estarían unidos entre sí por medio de aquellas cuerdas cuánticas, y justamente, la teoría cuántica expresa que existe una propiedad denominada Entrelazamiento de Estados Cuánticos, en donde se explica que, lo que le sucede a un extremo de la cuerda (o partícula) le sucede al otro extremo, o a los otros casi infinitos extremos, que ni mas ni menos, son los pensamientos múltiples de un solo ser interrelacionados por medio de la esencia de estos pensamientos, y que son las partículas suatómicas, (o energía), que los conforman, ya que los fluidos químicos cerebrales que conforman el pensamiento, no son mas que, en última instancia, cuerdas cuánticas que atraviesan el Cosmos y las dimensiones que existan... dándole razón de ser a aquella incógnita que me impulsó a expresar esta respuesta de mi parte.



0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!