Translate

16/9/20


En relación a los recientes "Acuerdos de Abraham", firmados entre Israel, Emiratos Árabes Unidos y Bahréin, y con la mediación de Estados Unidos, comienza el camino hacia la paz global y hacia el final de las guerras ▲, y por ende, hacia un crecimiento espiritual del Hombre, que jamás ha sucedido en la historia de la humanidad.

Debemos tener en cuenta, que la reconstrucción del Tercer Templo de Salomón, no será una reconstrucción material, externa y a la vista de todos, destinada a empujar a la humanidad hacia un nuevo Imitatio Christi (esa infructuosa búsqueda externa de un Dios que responda desde fuera del ser humano, engañado por el influjo equívoco proveniente desde la Vid Teológica), sino que, será la Reconstrucción del Templo Interior a nivel global, un Templo, para que logremos hacer contacto con ese Egregor que nos une entre todos en este planeta y que se constituye como el verdadero Dios, por el hecho de ser la Mente Supraconsciente ("El Nº de mentes en el Universo es igual a 1", Erwin Schrödinger) y que no solamente nos abarca a todos sin distinción alguna, sino que nos ha creado a todos (dentro del tiempo evolutivo), a Su Imagen y a Su Semejanza, porque dicha Mente Universal existe desde mucho antes que todo... es, justamente: el Todo; entonces, el Nuevo y Tercer Templo de Salomón, será El Templo Humano Colectivo, una Mente Colmena que comenzará a comprender a aquella Mente Primigenia (el Despertar de la Conciencia), será el Hombre mismo -en tanto que su Universal-, el que se deberá unir bajo la comprensión de aquella única Mente Egregórica y Supraconsciente que ha existido desde siempre y desde antes que nosotros, más allá de todas las divisiones que hasta ahora nos mantenían alejados los unos de los otros. Las grandes y antiguas religiones, a través de sus respectivos Libros Sagrados, siempre han mostrado a "La Gran Verdad", bajo un Velo de Ocultismo, para que solo los que tuviesen ojos para ver, que la vieran... pues, ahora ya es tiempo de que todos sepan que "La Gran Verdad" (Dios) se corresponde con el Templo Interior del Ser Humano, con cada mente individual sumamente ligada con la mente -y vida- de todos los demás, y su innegable relación, (científicamente demostrada por la Ciencia Noética, de la cual hablo y demuestro, luego de muchos años de trabajo multidisciplinario, en mi último libro: "Homo Universalis"), con la Mente Egregórica, Supraconsciente, Universal... Divina... o lo que muchos denominan como: Dios... "¿Pues no veis que sois Dioses?, dijo Jesús en Juan 10:34-35".

Todos somos Dioses, pero la mayoría no lo sabe. Pues, cuando este Despertar de la Conciencia se dé a nivel global, cuando las personas, finalmente comprendan que el Dios que nos agrupa a todos, se  encuentra en -y entre- cada uno de nosotros como especie, cuando el ser humano vea que el velo que le impedía ver más allá de lo evidente, ya no esté más, y cuando se percate de que esa Mente Cósmica, Colectiva, Supraconsciente, ese Egregor (Dios), es lo que le dio forma a nuestra mente individual (a imagen y semejanza de la anterior), y por aquella Mente Egregórica, es por la que todos estamos unidos, entre nosotros, y con el resto del Universo. Lo anteriormente dicho no se constituyen como palabras vacías; es ciencia demostrable, y a la vez, es lo que, desde hace miles de años, las antiguas filosofías han venido mostrando por medio de sus escritos velados para los no iniciados. Ahora, Todos hemos sido Iniciados a cielo abierto, por lo que, claramente, ha comenzado el Tiempo de las Revelaciones (Apocalipsis) en donde la humanidad conocerá al fin, a un Dios que ha existido desde la primera Palabra, desde el Primordial Om, desde que el Logos se abrió paso, luego de la Creación y Expansión Universal, para que hoy en día, Nosotros seamos... lo que deberemos ser... los constructores del Tercer Templo de Salomón en nuestro propio interior, sin velos, sin semánticas ocultas... ya es hora de saber, de conocer, de comprender, de abrir los ojos, de amar a una Verdad -ahora sí- demostrable, la que ha existido desde siempre, y que nos dio la Existencia y la Razón.

El Templo de Salomón, no es más que un Supra-Símbolo, el cual oculta el Mayor Secreto de Todos los Tiempos: "Conócete a ti mismo y conocerás a los Dioses y al Universo". Como muchos saben, dentro del Templo de Salomón existen dos grandes divisiones principales, las cuales son, el "Sancta" y el "Sancta Sanctorum". El primer recinto, el "Sancta", se corresponde con un lugar externo, casi que abierto a toda persona que deambule con sus "Pasos Perdidos", mientras que el segundo recinto, el "Sancta Sanctorum", escondido a las multitudes detrás de un Velo, y que detrás del cual, solo UNA persona tiene acceso para su trabajo espiritual, para su trabajo con su propio "Arca del Pacto". Pues, esto va tomando una idea más... humana, ya que, el "Sancta" está relacionado con la parte de la cabeza del ser humano que se muestra hacia fuera del Velo que cubre directamente la superficie del Cerebro, cuyo nombre de dicho Velo es: "Duramadre". Pues la "Duramadre" es el Velo que separa el mundo exterior (el Cráneo, la piel, el cabello, en ese orden, y hacia todo lo externo al Templo Humano) del Mundo Interior, y que también, aquel Velo Cerebral, oculta el "Sancta Sanctorum" individual (el Cerebro en si mismo), y al que solamente UNA persona tiene acceso (tal como en el "Sancta Sanctorum" del Templo de Salomón), y que es la propia persona; es el propio individuo el que debe acceder a su lugar más sagrado; es cada cual el que debe conocer a su "Si-Mismo", para derrotar sus Demonios (Egos) y para enaltecer sus virtudes (Ángeles). Nadie más que UNO mismo tiene el poder y la Posibilidad de acceder a lo que se encuentra detrás del Velo, detrás de la Duramadre, la que separa al mundo externo (Macrocosmos), del Mundo Interno (Microcosmos). Entonces, el Ser Humano, cuando llegue el momento en el que le sea posible conocer esta Verdad en su Interior (cada cual con sus propias "Revelaciones"), habrá dado un gran paso hacia su mejoramiento como persona, y hacia el comprender, que todos en este planeta, somos hijos y semejantes de aquella Mente Supraconsciente Primigenia, de la que hablaba en los párrafos anteriores, la cual obtuvo acceso a nuestro "Sancta Sanctorum" individual, para poder convertirlo, por y a través de ella, a Su Imagen y a Su Semejanza... una Mente Universal creando Mentes Individuales que se interconectan a través de la primera... Aquella Mente Universal, demostrable científicamente, es Dios, pero también, lo somos Todos Nosotros.

Descorramos el velo individual, y miremos dentro nuestro, porque "el único Dios, no es uno solo"... De Muchos, Uno... E Pluribus Unum.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por comentar.

Artículos relacionados

¿Necesitas un Sistema de Gestión Empresarial para tu negocio, sin costo de mantenimiento (con capacidad de...

Publicado por Nelson J. Ressio en Sábado, 23 de mayo de 2020
Nota: Este artículo, tal como los demás, poseen Copyright. Cualquier uso indebido, como copia o lectura o transcripción similar en cualquier medio, ya sean páginas web, videos, o podcast personales en videos, es una fiel violación a los derechos, lo cual es penado por la ley de propiedad intelectual. De todos modos, si desea crear una información a partir de esta, deberá, de manera inexorable, nombrar la fuente, que en este caso soy, Nelson J. Ressio, y/o, esta web.
Safe Creative #0904040153804


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!