14/11/15


Es hora ya de que las fuerzas de construcción venzan en la colosal batalla humana a las fuerzas de la destrucción. La guerra, que era antes el primero de los recursos, es ya hoy el último de ellos: mañana será un crimen.

José Martí.

Francia, icono mundial de la Libertad, Igualdad y Fraternidad, ha sido receptora de una nueva tragedia, a manos de un poder muy oscuro, y digo oscuro, no solo por sus crímenes cometidos y conocidos por todos, o casi todos, sino que también, por el desconocimiento de quien los está financiando, para que esto ocurra, y como ya lo había advertido hace tiempo, el efecto refugiados, otra jugada para transportar "terroristas", o mejor dicho, mercenarios, sicarios y asesinos, a todos los rincones posibles del Globo. Hoy comienza en la Tierra de la Libertad, de la Igualdad y de la Fraternidad, hoy ha comenzado, en la Tierra del Iluminismo, un proceso oscurantista errático y devastador que se extenderá por las grandes orbes del planeta.

El problema aquí va mas allá de toda buena voluntad de cualquier institución nacional o supranacional, por lo que, éstas instituciones, deben apuntar sus esfuerzos, no solo y únicamente a la innegable, benéfica y muy necesaria ayuda humanitaria, como lo es, por ejemplo, la propia incumbencia de la Cruz Roja Internacional, o de las Naciones Unidas, por ejemplo, sino que, a lo que nuestras instituciones mundiales deben apuntar también, es a hacer un esfuerzo extra en focalizar nuestro poder intelectual individual, en primer lugar, entendiendo, entre todos los seres humanos de la Tierra, es decir, de una manera colectiva, en segundo lugar, el llamado juego de poderes que reina impune en nuestro mundo, juego de poderes estos, que no hacen mas que reírse de toda muy bienvenida ayuda humanitaria que provenga de quien provenga, para continuar con lo supuestamente planeado, hasta finalizarlo, por mas que se les crucen algunas piedras humanistas en el camino.

El anterior "no hacer caso" por parte de los grupos hegemónicos hacia las instituciones que bregan por la Paz Mundial, es histórico. Y como todos sabemos, la amenaza del "terrorismo", en parte, es una amenaza creada por los mismos poderes hegemónicos que intentan "derrotarlos" mediante algo parecido a lo que se conoce como la dialéctica hegeliana, la cual consiste en crear una Tesis, para luego generar una Antitesis, para que, posteriormente, se pueda lograr una Síntesis. La Tesis sería lo siguiente: "La idea de amenaza terrorista por parte del ISIS contra la población mundial", la Antítesis, en cambio, sería lo que nombro a continuación: "La destrucción del supuesto terrorismo del autoproclamado Estado Islámico, por parte de una coalición proveniente desde el mundo civilizado, y aliado, ante dicha amenaza que no conoce límites de ningún tipo", por lo que la Síntesis, muy oculta a los ojos de muchos, sería nada mas y nada menos que: "El trabajo en conjunto entre ciertos poderes de aquella coalición del mundo civilizado, y el ISIS, de manera tal, de lograr un objetivo que va mas allá de una mera disputa histórica de imposición de un Nuevo Orden Islámico en el mundo".

Como vemos queridos lectores, y esto es un tema que se viene acrecentando desde la destrucción de las Torres Gemelas y el World Trade Center 7, allá por el año 2001, por manos supuestamente internas, creadoras de las denominadas operaciones de falsas banderas, del mismo modo aquí en Francia, como el mundo entero, en una aparente coalición contra el terror, está utilizando al terrorismo como una amenaza, aparentemente interminable, dicha amenaza se ha convertido en aquella Síntesis Hegeliana que mencioné mas arriba, hasta que el Nuevo Orden Mundial Islámico, sea impuesto por la fuerza, en el mundo entero. El objetivo está determinado hace mucho tiempo, y no se detendrán ante ello, hasta "lograrlo".

Y, ¿qué queda en el camino luego de todo esto? Pues queda un sufrimiento humano de proporciones inimaginables, y un sentimiento de pérdida que no es posible entender desde nuestros puntos de vista, hasta que algún día nos pueda suceder algo similar, mas allá de los matices de horror que se evidencien, sin olvidarme el odio y del resentimiento que despiertan estos hechos, hacia el verdadero y pacífico Islam.

Entonces, nosotros, como individuos ¿qué debemos hacer al respecto? ¿Cómo intentamos evitar, desde nuestros pensamientos y actos, que se lleguen a generar Síntesis Hegelianas muy cerca nuestro, y que converjan luego en genocidio, si la imposición del Islam Radical, por parte del ISIS, no es aceptado?

Desde mi punto de vista queridos lectores, una buena manera de evitar estos lamentables acontecimientos, que hoy tienen a Francia como su epicentro, pero con resonancias hacia todos los rincones de la Tierra, es a través de ejercer presión e influencia constante sobre las corporaciones, exponiendo a sus líderes ante la opinión pública, ya que, no debemos olvidar, que toda guerra tiene un fin último, y es alimentar a la economía de ciertas naciones, y a sus corporaciones ultra capitalistas, y totalmente deshumanizadas, en primer lugar, y que en primera instancia, son éstas corporaciones, indirectamente genocidas, las que se encuentran detrás de los gobiernos, supuestamente hegemónicos, presionando para que estos terribles hechos sucedan, y se sucedan en el mundo entero.

Es mas, como todos sabemos, nosotros, los que habitamos en esta parte del planeta Tierra que se llama Argentina, sufrimos, desde hace tiempo, un robo de una gran parte de nuestra extremadamente rica plataforma continental, como lo es el robo de nuestras islas Malvinas, y no dudo de que a nuestra porción Antártica le pueda llegar a suceder lo mismo. No estoy siendo nacionalista, solo que, me interesa mucho, que se ponga en la mesa, a nivel mundial, el eterno tema de los intereses económicos cada ves mas voraces, indiferentes a la existencia de efectos colaterales, como por ejemplo, la caída de un avión con 300 pasajeros, o por una explosión en Francia, como la sucedida el día 13/11/15, lo cual, solo significa un "paso adelante" en el frío y oscuro mundo transaccional y transnacional, y un innegable paso atrás, para la especie humana.

Pero, ¿Qué podemos hacer al respecto? Como detallaba mas arriba, podemos exigir universalmente y al unísono, a través de leyes y cortes internacionales existentes o a implementar, como así también a organizaciones de derechos humanos, y a través de la misma ONU, que los proveedores de la guerra, junto con sus dueños y con sus presidentes (ambos igualmente imputables) que proveen productos, servicios e insumos para mantener la guerra en funcionamiento, sean obligados por ley, a realizar exposiciones públicas para verificar o bien desmentir si se encuentran apoyando el genocidio y la imposición del islam radical, por parte del Isis, en alguna parte del mundo. Y con este primer paso, la condena social actuará muy rápido, se los aseguro.

todo esto es algo similar al área de Responsabilidad Social Empresaria (RSE) que toda corporación debe tener, ya que, si no la tienen, por más que en la realidad, las empresas sean socialmente responsables, sus clientes no comprarán sus productos, así de simple, pero si éstas organizaciones tienen un área de RSE, por mas que NO sean socialmente responsables, y por mas que la organización provea sus productos para fines bélicos, los clientes comprarán sin problemas.

¿Y a donde quiero llegar con este tema del área de Responsabilidad Social Empresaria? A lo que me refiero, es a que se incluya en dicha área, -área de la que he estado muy cerca por mucho tiempo-, una gran y muy importante cláusula que indique, e identifique, si tal o cual corporación, es proveedora o no, de sus productos, destinados a mantener una situación conflictiva y bélica, ya sea, entre o dentro, de ciertos territorios soberanos afectados. Es decir, que cada organización tenga la obligación legal de hacer público, a quienes y para que fin, proveen sus productos, cuando el cliente sea un estado, y publicar también, quienes de sus directivos son los que aprueban dichas ventas y quienes de parte del estado son los que aprueban las compras, sin dejar de lado a las auditorías externas a este respecto, tanto a las corporaciones como a los estados, para intentar descubrir realidades alteradas por connivencia entre directivos corporativos y gobiernos.

Queridos lectores, insto a todos los hombres y mujeres de Buena Voluntad y de Buenas Costumbres, a que, con fuerza y con sabiduría,virtudes que nos deben caracterizar constantemente, nadie más sufra el horror de la guerra, ya sea entre países o contra el supuesto terrorismo, cosa que es difícil, ya que la guerra es uno de los negocios mas rentables que existen, pero, estoy muy convencido, de que no es imposible, y de que, aplicando medidas semejantes a las mencionadas mas arriba, las organizaciones, del tamaño y alcance global que sean, se cuiden mucho, porque sabrán muy bien, que una de las nuevas incumbencias y obligaciones de sus dueños y directivos, es la de hacer públicas sus decisiones de venta, y exactamente lo mismo, que se aplique para el estado comprador.

Creo muy necesario, que lo expresado aquí, no quede como una idea mas, sino que, se demuestre una vez más, que el Homo Sapiens Sapiens, otra vez deberá sortear un nuevo escollo oscurantista, es decir, lo aquí planteado, y que en base a ello, pueda tomar cartas en el asunto, trabajando, con fuerza e inteligencia, para incluir, desde los hechos de violencia cotidianos hasta las guerras genocidas, dentro de las áreas de RSE, de acuerdo a lo detallado anteriormente.


0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!