16/4/15

Desde mi punto de vista, existen varios tipos de regresiones evolutivas muy claras, muy a la vista, por desgracias. Una de ellas es innegable, por mas que al mercado no le caigan bien estas palabras, siendo la peor causante de la regresión evolutiva humana, y se centra en la capa distractiva dedicada a la exaltación de los egos (hecho meramente animal) que fomenta el mismo mercado de consumo, ya sea desde el vestuario, un reloj, la última tablet, el último coche, etc.; es decir, el mercado se está ocupando, por su inherente inercia evolutiva también, y sin querer directamente que esto pase, a que el Hombre, en tanto que su universal, esté constantemente capturado por la capa social a la que apuntan los métodos de la Mercadotécnia, es decir que, el Homo Sapiens Sapiens, está dejando de ser tan Sapiens, porque le está dando lugar a lo que nos hacía Hominidos, es decir a los Egos, y ese proceso de hacerle caso al hominido que llevamos dentro, en lugar de tratar de que a ese hominido dentro nuestro lo logremos transmutar en Sapiens Sapiens, este hecho se encuentra cada vez mas lejos, no por una malicie directa y externa proveniente de la Mercadotecnia, sino porque esta mercadotecnia se encuentra fallida en sus bases conceptuales, no teniendo al Hombre como regulador de todas sus premisas, sino que únicamente al dinero, por lo tanto, el Hombre nunca dejará de involucionar mientras no sean cambiadas las premisas de una mercadotecnia mas humanista y empática, y no directamente relacionada y ligada al dinero, que por cierto es muy necesario para poder vivir dignamente, pero ¿a que costo? 

Si nos ponemos a pensar, dentro de cien años, con este mismo sistema que debe ser corregido, en cuanto al mercado y a como el marketing se aprovecha de aquellos egos, a como el marketing se aprovecha de exaltar los egos a diestra y siniestra, la raza humana no evolucionará, y por mas que un pequeño grupo de personas conscientes de esto sí evolucione, esto no tendrá importancia, porque la mayor parte de la especie humana involucionará, debido a que se está jugando con algo muy delicado para nuestra evolución, cualquiera sea la que nos espere a futuro, y que es con mantener consciente lo que debería estar inconsciente hace mucho tiempo, es decir, se intenta mantener consciente a aquel hominido que nos hace animales, en detrimento del Sapiens Sapiens que nos hace Humanos. 

Entonces, el foco debe colocarse, desde mi humilde opinión, en el como logramos, como decidores, o bien por parte de los grandes decidores, que aquellos sistemas dedicados a exaltar los egos, es decir, a exaltar a los homínidos y reptiles que llevamos dentro, (sistemas de promoción de productos aquellos que no se pensaron para el mal directamente, sino que, puramente para el rédito económico) y que hagan una transformación de raíz en sus premisas constitutivas y entiendan al Hombre como una constante ineludible y repetitiva en cada norma y premisa que se redacte en los procesos de marketing y de mercadotecnia. 

Sin repensar estos dos temas, que abarcan hasta la educación también, la humanidad no evolucionará, o bien evolucionará muy lentamente; y yo pregunto, ¿porque no existen materias como empatía aplicada y humanismo aplicado en todos los niveles escolares?, a lo que respondo: porque así está pensado el sistema, y porque las constantes Hombre, Raza Humana, Evolución, no se encuentran dentro de las premisas del mercado. El mercado lo domina todo, y me parece perfecto, pero cuando el costo es la involución humana, y que por ahora está muy a la vista, es cuando deberemos agarrar al bendito mercado y hacerle unas cuantas modificaciones.

Si esto no se hace, nosotros volveremos a ser hominidos, y la raza de Chimpancés avanzados, los llamados Bonobos, será la próxima raza Sapiens Sapiens en el planeta Tierra.

Nelson J. Ressio.


0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!