19/1/14

Aviso: este escrito es para personas libres de dogmas religiosos. Si eres un religioso sin poseer un base mínima de apertura mental, por favor trata de no leer lo que sigue, ya que podré herir tus sentimientos, lo cual, no es para nada mi intención. Solo escribo mis pensamientos como un Deísta más, de entre tantos.
Yo Jesús he enviado mi ángel para daros testimonio de estas cosas en las iglesias. Yo soy la raíz y el linaje de David, la estrella resplandeciente de la mañana. 
Apocalipsis 22:16. Reina-Valera 1960 (RVR1960).













Como muchos sabrán, el rayo no cae a la tierra, sino que sale de ella. En realidad, suceden ambas cosas, un doble viaje ionizado que hace este doble encuentro, cuyo resultado final es un flujo plasmático (la sustancia mas caliente del universo) que percibimos como un rayo. El rayo, en si mismo es un conjunto de varias cosas, a saber: el aire caliente que proviene de las capas mas bajas de la atmósfera "golpean" con mucha fuerza las nubes de agua, ocasionando que, dentro de ellas, se produzca una separación de cargas eléctricas, ocurriendo lo anterior, en dos grupos: las que portan cargas positivas y las que portan cargas negativas. Como todo el universo, en esencia, está conformado por partículas subatómicas (Protones, neutrones, electrones, etc.), los rayos no se escapan a esta innegable condición suficiente, por lo que dicha separación dentro de las nubes conforman otros subgrupos de nubes con dos tipos de características: las que están compuestas por partículas subatómicas con cargas positivas y las que poseen cargas negativas. Las nubes, -producto de aquella división-, también se distinguen por el tamaño de las partículas, teniendo ésto estrecha relación con su carga eléctrica inherente. Las nubes que presentan en su interior partículas mas pequeñas tienen cargas eléctricas positivas, y por consiguiente son mas livianas, en cambio, las nubes con partículas mas grandes, y por lo tanto, mas pesadas, son acreedoras de carga eléctrica negativa, siendo estas últimas las que se sitúan mas abajo en la atmósfera, debido a obvias razones.

Rayo hecho por el hombre
En lo que respecta a como se forma el rayo, y teniendo en cuenta la explicación anterior, es solo cuestión de tiempo en el que esas nubes bajas, cargadas negativamente generen lo que se denomina: "acumulación de cargas negativas". Al momento justo en el que esa acumulación supera el umbral de densidad establecido por la naturaleza, se produce otro fenómeno que se conoce como "chorro", que no es más que un hilo muy grande y bastante denso de cargas negativas, en dirección a la tierra, atraído dicho "flujo de electrones", por la carga positiva de la tierra. Pero, ese gran hilo de electrones, no es mas que otro paso más para generar el producto final que es el rayo. Hasta este momento, no tenemos rayo alguno, sino que solo estamos ante el establecimiento de un medio conductor invisible para que aquel se pueda generar.


Jesús con su mano derecha apuntando a la Luz
Entonces, con todo lo anterior, solo se necesita el destinatario perfecto, con carga positiva, de manera tal de que el rayo sea una realidad para nuestros 5 sentidos. Por lo tanto, si lo anterior se da, o sea, el que aquel invisible hilo electrónico conductor, proveniente de una nube con carga eléctrica negativa (recordemos que los electrones -dentro del átomo- tienen carga eléctrica negativa) hiciera contacto con una cierta estructura en la tierra, también conductora de electrones, el rayo está casi servido. Por lo tanto, como sabemos que la tierra, y casi toda estructura conductora sobre ésta, tiene carga positiva, solo resta que dicha carga tome la ruta, -en dirección hacia la nube negativa-, por sobre los electrones negativos de aquel gran hilo. El resultado de esto último, es exáctamente lo mismo que sucede dentro de una lámpara incandescente (un foco común) en donde cada uno de los dos polos generan la Luz (o como comúnmente se denomina: cortocircuito) al momento de que el filamento espiralado une el flujo eléctrico del polo negativo con el flujo del polo positivo. Ese filamento en forma de espiral dentro del foco, es un claro ejemplo análogo al hilo invisible de electrones que desciende desde la nube negativa, y cada uno de los dos polos (alambres en forma de V) de dicho foco, uno representa a la nube y el otro a la tierra.

Por lo tanto, hagamos de una vez el rayo!!! Hagamos Luz!!!

Para que el rayo esté listo, para que ese flujo plasmático extremadamente 
caliente viaje de manera ascendente, desde la tierra hacia la nube, solo es necesario, como expresé antes, encontrarse con algo cargado positivamente, es decir, con la tierra misma, con un árbol, con un Pararayos, con una persona, o bien, y que es respecto de lo que quiero relacionar aquí, que se encuentre con el Cristo Redentor, en Brasil, evento único que fue capturado en el momento, ángulo y lugar "justos" para que el rayo que partió desde su mano derecha, subiera a los cielos y que además fuera inmortalizado en una fotografía. Todo una gran coincidencia que, por lo menos para mi, resulta totalmente merecedora de mis mas agudas sospechas.

Lucifer, el que porta la Luz
Una "innegable" obra de la mano de Dios. Una clara señal de que Jesucristo está "por hacer su venida por segunda vez". Él, ha mostrado, una vez más, ser el que Porta la Luz, el que, desde su mano derecha emana la Luz de la sabiduría, sabiduría ésta que su Padre Celestial le ha enviado nuevamente, -hace unos días atrás, en Brasil precisamente-, proveniente desde el Reino de los Cielos, en forma de un gran hilo invisible, y que solo lo recibe, quien tenga el poder de transformarlo en Luz. Cristo el Hijo del Hombre, Lucifer quién se reveló a su Dios debido a las tiranías opresoras de éste, Melek Taws el Angel Pavoreal en el Yezidismo, el Titán Prometeo en la mitología griega, Thor en la mitología nórdica-germánica siendo éste el dios del Trueno... aquel Gran Portador de la Luz del Conocimiento y la Sabiduría, el gran Gnóstico, que al igual que el Titán griego Prometeo; quien le robó a los dioses el fuego de la sabiduría y del conocimiento, castigado luego por Zeus debido a su acto en pro de la humanidad, el de destinar el fuego para ser entregado a los hombres creados por aquel, valiéndose solo del barro, y sin mas herramientas que sus propias manos; aquel gran Gnóstico, Jesús (al igual que sus homónimos), anuncia de nuevo, su pronta llegada, para iluminar las conciencias de los hombres. Año 2014, ¿será éste el año de la Iluminación?

El que pretenda afirmar que Cristo (quién representa el discernimiento para darnos cuenta de nuestra propia Luz), que lucifer (quien nos activa las pasiones, las sensaciones y las emociones), que Melek Taws, Prometeo, Thor, etc., no son conceptos relacionados entre sí, no comprende la idea central que se desprende de aquellos, y que es el autocontrol sobre nuestros vicios y pasiones, y el conocimiento de uno mismo, de nuestro "si-mismo", como lo dice Carl Jung en su libro: El Hombre y sus Símbolos. Y no debemos olvidar también, que todos portan la Luz desde su mano derecha, según se muestra en las imágenes de esta publicación.

Baphomet (no es Satanás) y solo representa conceptos relacionados con la filosofía hermética. De todos modos, observen su mano derecha apuntando hacia arriba, mientras que la izquierda, hacia abajo, representando: "Como es arriba, es abajo... como es abajo, es arriba".
Solo el Catolicismo relaciona el concepto de Lucifer -y los demás- con otro concepto totalmente antagónico, y que es el de Satanás. Satanás no es el que porta la Luz, sino que es el Rey de la oscuridad, oscuridad que en todo momento se encuentra escapando de la Luz. Donde hay Luz, no existe la oscuridad. Donde hay Sabiduría, no existe la ignorancia. Donde se halla el Bien, el mal desaparece. Donde hay virtudes, los impulsos provenientes desde lo profundo de nuestra psiquis animal, quedan desprovistos de su fuerza psíquica. Donde está Cristo, Lucifer, Melek Taws, Prometeo, Thor, etc., no existen Satanás ni sus conceptos homónimos.

Pues bien, nuestra querida Latinoamérica, fue receptora hace unos cuantos días atrás, de ciertos hechos que aparentan estar creados por la feroz mano de la madre naturaleza. Pero, observando dichos eventos, y la proximidad espacial y temporal entre cada uno de ellos, y luego, coronados, por la "caída", -o mas bien, elevación-, de un rayo sobre los dedos de la mano derecha del Cristo Redentor; el cual se encuentra sobre el Monte Pan de Azúcar, en Brasil, específicamente en la gran metrópoli de Río de Janeiro; no hace mas que echar mi duda a andar a la velocidad de la Luz. Por lo tanto, ¿cual es el factor común en esta ecuación? La mano derecha y la Luz que sale de ella.

Prometeo con su mano derecha hacia
la Luz
Muchos recordarán el Rayo que no partió la gran Cúpula del Vaticano, el cual "cayó", -se elevó-, momentos después de la renuncia del Papa Benedicto XVI (un rayo se eleva mientras un nuevo hilo cae), cuya "coincidencia" eventual y fotográfica no hace más que generar una "lógica muy difusa" correspondiente entre ambos eventos dentro de las mentes de los individuos que todavía se encuentran dormidos en este mundo multimedial y banal de hoy en día. El Mito de la Caverna, inmortalizado por Platón, no hace más que corresponderse perfectamente con lo antedicho, ya que dichas mentes solo perciben una realidad distorsionada, sin paralelismo alguno con una verdad iluminada por la razón. Todavía se encuentran en la oscuridad de Satanás, en lugar de hallarse iluminados con la Gran Luz Gnóstica de Cristo, de Lucifer, de Melek Taws, de Prometeo, de Thor... del Rayo que parte siempre desde sus manos derechas.

Thor con su mano derecha hacia
la Luz
Pero, una predisposición mental mas acorde con encontrarnos en la parte externa de la caverna de Platón, nos da una verdadera oportunidad de entender al mundo, y a sus eventos, mirándolo desde una perspectiva sin sombras en la pared. Y es de ese modo, en el que he percibido los sucesivos y tristes hechos de las caídas de rayos, tanto en mi querido país como en el querido país hermano, Brasil.

Algunos lectores, a estas alturas se estarán preguntando lo siguiente: pero, el rayo ¿es posible ser generado de manera artificial?, y mi respuesta a dicha pregunta es con un rotundo SI. Y es que además es muy fácil, teniendo los ingredientes correctos, y que son: una nube pesada cargada negativamente como para generar aquel hilo conductor invisible; una especie de pequeño cohete para generar una trayectoria para el posterior rayo, mediante la dispersión, a partir de su propio motor, de lo que se denominan: sales de cesio o cloruro de sodio; y por último, algo que funcione como un pararrayos y que sea el lugar desde donde partió el cohete (como por ejemplo, el mismísimo Cristo Redentor). Con esto, el rayo está servido y a la carta.

La Estatua de la Libertad, con su mano derecha hacia la Luz.
Con lo anterior en mente, de que los rayos se pueden generar artificialmente en el momento y en el lugar en que se desee, y utilizando el método antedicho, o algunos otros métodos mas sofisticados y eficientes, como por ejemplo, el Photoshop (sarcasmo), podemos imaginar a estos eventos del mismo tipo, ocurridos en el tiempo y en el espacio, muy cercanos entre si, como una especial y muy significativa manera de anunciar la venida de "algo", de que algún evento de proporciones considerables y de trascendencia para la psique humana, se está por llevar a cavo en el mundo entero.

La imágen de una productora muy conocida de cine con su mano derecha hacia la Luz.
Pero, ¿que evento será el que anuncia el rayo que partió desde la mano derecha, y en dirección al cielo, del Cristo Redentor? ¿Nos encontraremos ante la aplicación efectiva del Nuevo Orden Mundial? ¿Estaremos ante la antesala de un cambio global? Y teniendo en cuenta de que Jesucristo no tiene nada que ver con el Catolicismo, ya que éste se lo agenció 300 años después de que Él muriera al mundo terrenal, ¿podremos estar en el comienzo de un mundo regido por la Gnosis, por la Luz de la sabiduría, por Cristo... por Lucifer? ¿Será el comienzo del fin de Satanás? ¿Estaremos ante un anuncio de que la oscuridad no será más una opción en nuestro planeta?

Las evidencias, o mejor dicho, las pruebas están sobre la mesa y solo hace falta que pensemos en ellas, mirándolas siempre desde fuera de la caverna.

Nelson J. Ressio. 19/01/2014.

3 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!