Dona - Apoya esta Cruzada - Donate.

Apoya mi escritura, la de "Mis Libros", junto con la de esta web, dedicada a toda la humanidad, en donde la Libertad, es una de sus virtudes principales. El destino: publicar en las librerías físicas.

Support my writing, "My Books" along with this website, dedicated to all mankind, where Liberty is one of its main virtues. Destination: publish in physical bookstores.




18/5/18



Transcripción textual del video de arriba

Hoy, en este nuevo viaje hacia los mundos internos y externos, -mientras se escucha el leve sonido de nuestra nave-, hablaremos, en forma de parodia, pero sin dejar de lado, la sabiduría y los variados shocks semánticos, psicológicos, misteriosos y enigmáticos, con la sana intención de generar chispas en todos nosotros, chispas que harán de este viaje, un viaje hacia el crecimiento individual y colectivo.

Y les recuerdo, queridos exploradores de enigmas, antes de comenzar con el tema imperdible y apasionante de hoy, y que es anticipado por el título y por la portada de este video, que varios de dichos videos contienen parodias y sarcasmos, debido a tantos creadores de contenidos, los cuales, suben sus contenidos de una manera totalmente apócrifa. Pero, toda esta parodia y el sarcasmo; -para reírnos mientras aprendemos-, respecto de aquellos meros subidores y oscurecedores de mentes indefensas; se sumarán a la sabiduría que caracteriza a este canal, por lo que, todos mis videos fueron, son y serán constructivos.

En consecuencia, ¡vallamos por ellos!

Pues, como lo expresa el título de este video, (y recuerden que esto es ficción mezclada con sabiduría, desde el título, hasta el contenido, aunque dicha sabiduría, es lo único que no será ficción, y está destinada a que todos crezcamos internamente). Pues, como les decía, tal como lo expresa el título de este nuevo programa, un Reptiliano de la cuarta dimensión, ha aparecido en el momento justo, cuando yo estaba sumido en un trance auto-hipnótico.

Como la mayoría de ustedes lo sabrá, mucho se habla de los “Reptilianos”, y de sus “injerencias” en nuestras vidas, incluso, el primer Reptiliano fue, y todavía lo es, David Icke, uno de los creadores de la teoría de los Reptilianos de la cuarta dimensión. Y, ¿porque digo que David Icke es un Reptiliano?, es simple, solamente aceptando que tenemos un Sistema Límbico, debajo de Nuestro Neocortex, (dentro del cerebro, y no en el trasero, ¿no?), y que dicho Sistema Límbico, contiene las partes evolutivas mas arcaicas de todo el cerebro, es decir, “mas allá del Arca de Noe, del Diluvio Universal“… ehh… no, esperen, no… ahora que pienso, por medio de mi Neocortex, el Sistema Límbico, es mucho mas viejo que el Arca de Noé, porque Noé y su familia, también tenían sus propios y arcaicos Sistemas Límbicos…, pero bueno, a lo que quiero llegar es, que el Sistema Límbico, se constituye como los dos primeros cerebros en nuestra evolución, antes de la explosión evolutiva del tercer nivel, y que es, nuestro Neocortex cerebral. El primer nivel dentro del Sistema Límbico, encierra incontables reminiscencias de especies acuáticas y luego supra-acuáticas, como los reptiles, porque ciertos peces, pasaron de nadar, a nadar/reptar, y luego a reptar propiamente dicho, o a arrastrarse por el suelo de las arenas cercanas a las aguas desde donde provinieron, y ese reptar, se constituyó en los reptiles, los cuales, fueron –y son– nuestros ancestros evolutivos, al igual que lo fueron los peces, anteriormente nombrados de manera general; y hasta aquí, ese salto del agua hacia el agua y la tierra, y de lo anterior a la tierra misma, sin retornar al agua, se constituyeron como dos saltos evolutivos de nuestros ancestros, y por ende, si evolucionaron sus cuerpos, de tener cuatro extremidades para nadar, llegando a tener, cuatro extremidades para reptar (y el tema de las serpientes es otro, porque ellas son bíblicas, así que, por ahora, no es un tema del que hablaremos). Les decía que, aquella transformación fenomenal, de las extremidades, también se corresponde, a la par, con una transformación fenomenal, a nivel cerebral, porque ¿quien es el que maneja las extremidades, a través del movimiento músculo-esquelético?, pues acertaron… David Icke…, eh, digo, no, perdón, ¡el cerebro! Por lo tanto, el cerebro debió adaptarse a los cambios del propio cuerpo de nuestros antepasados, nadadores y reptores, en ese orden. Pues, es lo anteriormente expresado, lo que hoy en día, llevamos en nuestro Sistema Límbico, debajo del Gran Neocortex Cerebral, el que nos hace Homo Sapiens Sapiens. Aquellos dos estratos evolutivos inferiores, contienen la memoria evolutiva colectiva, de todos los saltos progresivos que han dado todas y cada una de las especies antecesoras a la nuestra, y por lo tanto, hoy en día, acarreamos en el Sistema Límbico; además de los organismos uni y pluricelulares, y mucho mas tarde, los peces, y posteriormente, los tan nombrados reptiles; por lo tanto, todos somos las especies que nombré antes, a groso modo, y todos somos reptiles, y por ende, todos somos Reptilianos, en esencia. Y, para agregar, cuando llegó el período de pasar de reptar, a caminar… y paréntesis aparte, (vieron que todos los saltos evolutivos terminan en “ar”, como nadar, reptar y caminar, eso es porque todo se originó en “ar”, es decir, en la Argentina… ¡hahahaaa, nooo, mentira, si en ese tiempo, no había nadie que inventara las fronteras nacionales!, Perdón, es que me fui del tema). Les estaba diciendo que, cuando pasamos de reptar, a caminar, ese tercer escalón evolutivo, allí comenzamos a pasar de la tierra, de arrastrarnos, hacia los árboles, a caminar, y por lo tanto, nuestro Neocortex, evolucionó desde ciertos Simios, los cuales, millones de años mas tarde, sea la evolución o los extraterrestres, obtuvieron la conciencia de su propia existencia, y desde allí, a lo que somos hoy en día… (Unos putos inconscientes de mierda)… no, perdonen, estaba pensando en voz alta. Lo que quería decir es, que, en esencia, todos somos organismos uni y pluricelulares y sus variantes evolutivas similares, todos somos peces y sus similares, todos somos peces-reptiles y sus similares, todos somos reptiles y sus similares, todos somos reptiles-simios y sus similares, todos somos simios y similares, y por ende, todos somos similares… a David Icke. Por lo tanto, en consecuencia y a pesar de lo anteriormente mencionado, todos tenemos algo de organismos uni y pluricelulares, todos tenemos algo de peces, todos tenemos algo de reptiles, todos tenemos algo de simios y todos tenemos algo de David Icke… y por lo tanto, algunos son Algo Sapiens…, ehh, digo, y por lo tanto, todos tenemos la capacidad cerebral, en el Neocortex mas precisamente, que nos hace Sapiens Sapiens, luego de ese nuevo salto evolutivo, un tanto “fuera de lugar” con respecto al tiempo normal evolutivo de las especies, pero, no debido a ese “fuera de lugar”, deberé considerar al 100%, en la injerencia de una supuesta mano extraterrestre, la que nos haya insertado una sonda por el ano, y debido a ese atropello, nos haya convertido en Homos Sapiens Sapiens Putos, de un día para el otro… nooo, para nada… sino que, el hecho de pasar del agua y la playa seca, hacia los árboles, y luego de millones de años, el retornar al nivel del suelo, pero con la diferencia de que lo hicimos tierra adentro, parados sobre dos de nuestras extremidades, en lugar de hacerlo con las cuatro… (y de seguro que, en cuatro patas no lo hicimos mas, porque los extraterrestres nos continuaban “ensondando” por el ano día tras día), ese salto, de cuadrúpedos a bípedos, pudo haber sido un salto evolutivo perfecto, para que nuestro Neocortex reaccionara, por medio de un vendaval de neurogénesis, y sumado a lo anterior, en el preciso momento en el que descubrimos el fuego, y de esa manera, pudimos cocinar extraterrestres y otros animales terrestres, empalados por el culo, y comérnoslos bien calentitos y cocidos, dicha Neurogénesis, fue aún mayor, y nuestro Neocortex, continuó aumentando su masa y su cantidad de neuronas y conexiones entre estas. En definitiva, todos somos humanos perfectibles, porque si miramos hacia atrás… y no a nivel del trasero, por supuesto… sino que, mas atrás… y no a nivel de los pechos de alguna dama que tengamos detrás nuestro… sino que, mas y mas atrás en el tiempo… y no a nivel de cuantos espermatozoides desechamos mediante la masturbación, -hecho que muchos no aceptan-, por simple Tabú, ¡pero que le han dado a la muñeca, eso es seguro, y no precisamente a la muñeca inflable EH!, que, dicho sea de paso, las actuales Baby Dolls o Real Dolls, esas no han evolucionado como nosotros, pero, que son iguales a una mujer, de eso no hay duda, al menos, son iguales exteriormente, porque por dentro, no tienen nada, contrariamente a las mujeres humanas, por supuesto… ¡que haríamos sin ellas! Sin las mujeres humanas, aclaro. Bueno, me fui al carajo con el tema, y por cierto, sabían que el Carajo, es esa especie de habitáculo cilíndrico-cónico, que se encuentra en la parte superior del mástil mayor de un barco, en donde se aloja la persona que ve y oye mas allá que todos los que están por debajo, y además, es la misma persona que transmitía y recibía mensajes, de humo, telegráficos e emails, etcétera, pero, en definitiva, era lo que hacía… ah, y por cierto, el mástil mayor de un barco, como muchos sabrán, se denomina, Verga, y por ello, a este tipo de barcos, se los llama; “bergantín”, aunque, este nombre comienza, con “B”, de Burro… ah, y por cierto, ese mástil mayor del barco, literalmente, empalaba al Carajo, es decir, el Barco era Drácula, quien poseía un palo mayor, la Verga del Barco o Mástil, el cual empalaba, literalmente al Carajo, o habitáculo del mensajero e híper-visor… ahh, y por cierto, hablando de “Verga” y de Burro… esto me viene a la mente aquella situación con los extraterrestres, en el que, supuestamente, nos encajaron una sonda, en cierta parte oscura de nuestra evolución, y nos hicieron un tanto como ellos…, ¡yo digo no!, ¿porque no se metieron con los burros ¡EH!?, a ver si los ET’s., los iban a ensondar o a empalar, tal como supuestamente lo hicieron con nosotros… hahahaa, pensándolo bien, creo que los ancestros de los burros los empalarían a los propios Extraterrestres, y en lugar de los Reptilianos, hoy en día, David Icke, estaría hablando de los Burrilianos…, pero bueno, eso son solo productos de mi híbrida imaginación… ahhh, y por cierto, ¿se dan cuenta de que, cuando alguien les dice, “¡Vete al Carajo!”, les está diciendo, muy explícitamente, que trepen por su “Verga”? Es que hay algunas personas, las cuales, creo yo, tienen un complejo de Barco (Reminiscencias de las primeras épocas de navegantes, quizás), y se creen que pueden mandar al Carajo a cualquier persona, y para llegar al Carajo, es preciso primero, pasar por la “Verga”, y eso, mis queridos Exploradores de Enigmas, a algunos no les caerá muy bien que digamos, aunque a otros si, y todos ellos, están en su derecho a elegir lo que quieran hacer, para llegar al Carajo; obviamente, con lo anterior, me refiero a los dos sexos por supuesto ¿no?... ahhhh y por cierto, cuando a veces nos suelen preguntar, “¿Qué Carajo hiciste con el palo de amasar?”, y lo que sigue a la preposición “con…”, también lo pueden reemplazar por la situación que a ustedes les plazca, yo puse, “palo de amasar”; y a aquella pregunta, solemos responder: “¡es que, ese palo de amasar era una Verga, y las pizzas no salían como Drácula quería, así que lo tiré fuera de borda!”… Ahhhh, y por cierto, Drácula, también era Reptiliano, así era y así es con su descendencia, porque, simplemente, eran y son miembros de una sociedad secreta denominada, la “Orden del Dragón Blanco”, y la palabra Drácula, significa Dragón, es decir, un reptil, propiamente dicho, incluso, el verdadero Nombre de Drácula, el Reptiliano, era Vlad Tepes Draculeas de Valakia, del Principado de Valakia, al sur de Rumania, nombre que se escribe con “K” o bien, latinizada con “q, u, e i latina”, por lo tanto, Drácula era Dragón, Reptil, Reptiliano, por nombre, por evolución y por su sociedad secreta del Dragón Blanco… ahhhhh, y por cierto, el verdadero Drácula, Vlad Tepes, fue un gran dirigente de su pueblo, con métodos nada ortodoxos a la hora de aterrorizar a sus enemigos, porque él decía que, al enemigo, no lo asustaban las espadas y las lanzas, al enemigo, lo que lo asustaban, eran los Monstruos, y por lo tanto, es por ello que Vlad Tepes Draculeas de Valakia, mandaba a empalar a sus enemigos capturados, para que sus enemigos no capturados, vieran lo que les esperaba, si se acercaban a querer destruir sus dominios y a su gente, por lo tanto, Vlad, lo que hacía, era, literalmente, “mandar al Carajo a todos los enemigos”, pero con un detalle muy significativo, ya que, el Carajo, en este caso, eran los enemigos mismos, y las Vergas, eran unos palos muy altos, tal como los mástiles de los barcos, pero a la medida del culo del enemigo, y por los cuales, se basaba para empalarlos, para que, el enemigo que todavía no había sido atrapado, viera tal atrocidad, para que dicha visión, los aterrorizara de tal manera, de que, quien osara dañar a Valakia y a su pueblo, se tendría que enfrentar a un verdadero monstruo, además de hacerlo con las espadas, las lanzas, las piedras esféricas llameantes y las flechas… ahhhhh, y por cierto, me di cuenta de que, un Reptil o Reptiliano, hace las veces de Monstruo, tal como drácula, y por lo tanto, David Icke tenía razón, de que hay reptilianos, y somos todos nosotros, en mayor o menor medida, todos somos reptiles, en esencia, y algunos seres humanos, llegan a ser verdaderos Monstruos Reptilianos, ya sea, dependiendo de sus necesidades y de su contexto, o bien, dependiendo de qué tipo de patología psicológica se posea, pero para esto último, habrá otro video, en un nuevo viaje a los Enigmas de Otros Mundos.

Pero, siguiendo con el Reptiliano de la Cuarta Dimensión, justamente en un momento de meditación de mi parte, en una especie de trance, auto-hipnótico, visitando mis orbes límbicos, ese mundo onírico desde donde provienen los sueños; entre otras cosas, como por ejemplo, las respuestas instintivas y los impulsos y pulsiones sexuales, netamente animales; en ese trance, pude tener contacto con un Reptiliano de la Cuarta Dimensión, ya que, aunque nuestro Neocortex, lo que nos hace Sapiens Sapiens, perciba la tercera dimensión física, en la que nos movemos todos los días, sumada a la variable denominada como: tiempo, la cual es una especie de cuarta dimensión, ya que, todo existe en un determinado espacio tridimensional, pero también, toda materia existe en un tiempo determinado, y si el tiempo no existiera, no hubiéramos hablado de Drácula, de Carajos, de Vergas y de Bergantines, y yo tampoco estaría expresando estas palabras. Pues, queridos exploradores, yo me hallaba en aquel trance hipnótico, revisando mis mas profundas y húmedas asperezas espirituales, cuando de pronto y sin previo aviso, me encuentro con un ser de forma Reptiliana, el cual me miraba fijamente a mis ojos… y… ¿yo me pregunto no?, si un monstruo te mira a los ojos, fijamente, sin desviar su mirada hacia otra parte de nuestro cuerpo o del entorno, ese simple, pero terrorífico hecho, ¿significa que nos tenemos que cagar hasta secarnos las tripas por dentro, porque ese monstruo tiene conciencia de si mismo, y además, intentará hacer algún tipo de contacto con su actual objetivo visual? Y por lo que sucedió después de ello, respondo a la pregunta anterior, con un rotundo “si”. Lo que agradezco a Drácula, es que, ese reptiliano, el que me estaba mirando fijamente, no me atacó en lo absoluto, y además, ambos lo sabíamos, porque ambos estábamos dentro de mi trance auto-hipnótico, onírico, así que, el llegar a atacarme, de parte del reptiliano de mi mundo Onírico, era como querer “rascarse los huevos luego de hacerse una Penectomía Total, con testículos y todo”, algo imposible, aunque todavía los sientas que están allí; por lo que, mi filosofía privilegiada, me llevó a pensar, que este bicho de la cuarta dimensión; y aclaro que no es de la dimensión denominada como “Tiempo”, sino que, es de la Cuarta Dimensión Astral, pero que tiene mucha relación con nuestros estados alterados de conciencia, tal como el trance auto-hipnótico en el que me hallaba inmerso, en mis periódicas visitas a mis propios inframundos, y únicamente, me valí de dos herramientas o armas, un Mazo, y un Cincel; y como les decía, lo anterior me llevó a pensar, de que no sería atacado físicamente, en lo absoluto. Y lo que sucedió después, luego de que el Reptiliano; el cual seguía casi inmóvil, al igual que yo, aunque no cagado, a diferencia de mi; apartara por unos instantes, sus ojos de los míos, y observara por un momento, el Mazo que yo llevaba en mi mano derecha, y el Cincel, que yo portaba en mi mano izquierda, por lo que, observé, que ese ser Reptiliano, nuevamente, levantó su cabeza, y volvió a verme directamente a los ojos, pero, esta vez, por medio de un seño fruncido, aunque, sin demostrarme un enojo animal, sino que, como demostrándome un cierto nivel de miedo animal, para luego hacer un gesto de atragantamiento, como que, a si a posteriori de observar mis dos armas, o herramientas, que poseían mis manos, el Reptiliano, hubiese reconsiderado ciertas cosas que se le habrían pasado por su mente límbica; y solo estoy especulando en este último aspecto, pero mi intuición y mi conciencia, las que me acompañaban en esos mundos internos, me decían que era lo correcto y además, aprobaban mis conclusiones, por lo tanto, al final, las he aceptado como verdaderas.

De todas maneras, ahora si, queridos viajeros de lo enigmático, se viene lo mas espeluznante de este viaje, porque, el Reptiliano de mi mundo Onírico, luego de concebirme, yo diría, como un Super-Hombre, visitando sus propios dominios internos, se dio cuenta de que, el miedo, desde mi perspectiva, no era una opción… (se ve que lo disimulé muy bien, y además, que los Reptilianos tienen empatía, al contrario de lo que dice David Icke)… pero bueno, aparentemente, el Reptiliano no percibió miedo en mi, por lo que, no fue capaz de atacarme, y por lo tanto, nos quedó nada mas que, entablar una conversación, cara a cara, “Face to Face”, o “Cara a hocico, o algo así”, y lo hicimos, pero lo que escuché, de parte de este Ser de mi Inframundo, de este ser de la Tierra Hueca Humana, fue algo que me cambió por completo la manera de ver la vida… una vez mas.

Lo que el Reptiliano me dijo, fue lo siguiente, y lo cito de manera textual y por medio de su propia voz:

“¿Crees que me contienes?, ¿deseas destrozarme con tus herramientas que portan tus manos? Tú que me portas todos los días, ¿deseas deshacerte de mi existencia? No podrás, porque mi conexión con la cuarta dimensión Astral, no te permitirá usar dichas herramientas. Tu, Nelson, que vives en la quinta dimensión Astral, serás arrastrado por mi Legión, hacia la cuarta dimensión, y allí mismo, serás de los nuestros, serás un Reptiliano mas, serás parte de nuestros objetivos globales, con una, previamente comprobada lealtad hacia nuestra sociedad. De revelarte, serás destruido… morirás.”

A lo que yo le respondo; quizás, debido a mi miedo, enmascarado por medio de una figurada hombría y valentía; lo siguiente:

“No puedes matar lo que ya está muerto, no puedes destruir lo que ha sido destruido, por lo tanto, los muertos no son leales a nada ni a nadie”.

Y el Reptiliano me replica lo siguiente:

“- Tu no estás muerto ni destruido, solo lo dices, para convencerme”.

A lo que yo repregunto:

“- ¿Convencerte de que?”.

“- De que no te lleve a la cuarta dimensión o bajo astral”. Me responde el Reptiliano.

“- Y, ¿para qué querría ir yo, al bajo astral, si en la quinta dimensión astral, estoy muy cómodo y contento?”. Le replico al instante.

“- Esto no es una juego en el que tienes opciones de elección, no es lo que tu quieras o no, sino que, irás de todas maneras y aunque no lo quieras”. Inquiere nuevamente el Reptiliano.

“- Iré… ¿a donde?”. Le pregunto, basado en una táctica de entorpecer su raciocinio.

“- ¿Por qué me preguntas nuevamente?, ¡irás al bajo astral te he dicho!”. Grita el Reptiliano por medio de su voz ronca y grave.

“- Eeepaaa, a largar el gallo que tienes en la garganta, Reptilli, no vaya a ser que te lo tragues y te agarres una Agallamonia, ¿se entiende no? Hahahaaaa, aunque ustedes los reptiles, ya tienen algo de pulmón ¿no es cierto?”. Le respondí por medio de un marcado sarcasmo en mis palabras, con el objetivo de descentrar al contrincante que tenía en frente y mas abajo, el cual no apartaba sus ojos reptilianos de mis ojos humanos. A lo que él me respondió, y mas airado todavía:

“- En estos momentos, humano Nelson, está viniendo mi Legión de Reptilianos del Bajo Astral, y te arrebatarán, y te llevarán, para nunca retornar”. A lo que yo le respondí, con una simulada tranquilidad en mis expresiones, porque el miedo, aún no se disipaba:

“- Te olvidas de una cosa, Reptilli, que yo soy humano, pero también soy monstruo, una especie de Dr Jekyll y Mr Hyde, pero, siempre dentro de esta realidad onírica, en la que tu estás conmigo”.

“- Tu no eres ningún monstruo”. Replicó al instante, el Reptiliano del Bajo Astral.

“- ¿A no?, pues mira”. Le respondí con total seguridad en mis palabras, y le abrí mi mente para que la leyera.

Y lo que vio Reptilli, a partir de allí, lo haría cambiar totalmente de idea, porque logró ver en mí, todo lo contrario a lo que ellos siempre están acostumbrados a ver. Lo que vio en mí, fue su final mismo, porque pudo ver algo que pocas personas pueden demostrar, al enfrentarse con sus reptilianos interiores de la cuarta dimensión astral; Reptilli había visto en mi, que yo había sido lector de los libros de Nietzche y de Carl Jung, entre muchos otros autores mas, por lo tanto, mi amigo Reptilli pasó a tener algo muy en claro, de que nunca podría arrastrarme hacia la cuarta dimensión, debido a que, se autodestruiría en el camino, por al gran peso de mi psique consciente. En cambio, si hubiera percibido que alguna vez, yo habría leído a Coelho, por ejemplo, cosa que nunca me lo he permitido (por propia protección de mi salud psíquica), fácilmente, me hubiera empujado hacia el bajo astral, por medio de un simple soplo salido desde su hocico.

Luego de esto, Reptilli se dio media vuelta; y sin dejar de demostrar su evidente y efímero poder, por medio de un coletazo sobre la arena oscura; retornó hacia su bajo astral, rezando palabras del libro, El Alquimista… eso creo.

“- Y, ¡Obviamente!”. Me dije para mis adentros. Y así terminó mi trance auto-hipnótico.


Y hasta aquí llegamos, queridos exploradores de enigmas. Les agradezco mucho, que nos hayamos acompañado, entre todos, en este nuevo viaje, el cual nos ha transportado, hacia los, Enigmas de Otros Mundos… de los verdaderos mundos internos. Espero que se hayan reído también, porque esto es una mezcla de humilde sabiduría, con un poco de comedia, a mi manera, por supuesto.

Les agradeceré le den like al video, si les ha gustado, y se suscriban al canal, y le den a la campanita de por aquí arriba, para que reciban las notificaciones para cuando subo un nuevo video. Y por otro lado, los invito a que revisen los links de aquí abajo, en la descripción, en donde, podrán apreciar mis 10 libros que he publicado en Amazon, mis 10 años de productor musical y algo de cantante también, mis 33 años de Desarrollador de Software, mis otros canales de Youtube, y otros links de interés.

Les deseo un gran día a todos, y nos vemos en el próximo viaje hacia los Enigmas de Otros Mundos.

Chau!



Código de registro de propiedad intelectual: 1805187125121
Fecha de registro: 18-may-2018 11:38 UTC

0 comentarios:

All Post: Copyright by Nelson Ressio

Safe Creative #0904040153804

Donar - Donate

Apoya mi escritura, la de "Mis Libros", junto con la de esta web, dedicada a toda la humanidad, en donde la Libertad, es una de sus virtudes principales. El destino: publicar en las librerías físicas.

Support my writing, "My Books" along with this website, dedicated to all mankind, where Liberty is one of its main virtues. Destination: publish in physical bookstores.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!