Todas las publicaciones poseen Copyright.

Safe Creative #0904040153804

9/5/18


Ver el video, sino prefieren leer la transcripción adjunta:




Transcripción de lo expresado en el video:

Hoy en este artículo (o puede ver el video también), me referiré a una nueva rareza que ha aparecido en mi buzón de correos físico, el que se encuentra en el exterior de mi casa, justo en la línea interna de la acera o vereda. Debo hacer este programa, porque dicha carta me ha impactado de tal manera, que es imposible que me guarde este mensaje para mi mismo, y dejarlo solo para contárselo a mi familia y amigos, así que, me he dispuesto a contárselo a ustedes, mis queridos compañeros de viaje, hacia lo que será este, uno de los viajes mas raros que hemos hecho juntos, ustedes y yo.

La carta, se encontraba en un sobre común y corriente de estilo A4, o algo similar, y por dentro, se encontraba un papel, en su mayor parte, en blanco, y solamente había una inscripción en su parte superior, a modo de comenzar a escribir la carta, pero, luego, dejarla con dicha inscripción, y posteriormente, enviarla al destinatario, el cual, he sido yo. Y tal cual, como en la carta que he recibido anteriormente a esta, hace bastante tiempo ya, y que, en su escritura, decían que eran unos “supuestos” extraterrestres autodenominados UMMITAS, y que respecto de lo cual, de dicho evento, también he realizado un video en este mismo canal; ahora intento realizar este otro video, porque lo que escucharán a continuación, me ha dejado perplejo, por un lado, pero por el otro lado, mi lado escéptico, digamos, me ha sorprendido y me ha hecho pensar, que esta nueva carta, sea una broma mas, y digo una broma mas, porque en el video de los UMMITAS, que les comentaba recién, también lo consideré, por un lado, una broma de “buen gusto”, porque los supuestos UMMITAS, no me han faltado el respeto en ningún momento, y por el otro lado, que aquello haya sido una clara realidad, y que a veces, cuando algo va mas allá de lo normal, de lo cotidiano, de lo que estamos acostumbrados a absorber todos los días, se nos torna casi imposible de creer, saltando al acecho, nuestro costado escéptico. De todas maneras, como lo que les voy a comentar a continuación, es tan impresionante, al menos a mi modo de entender dicha carta, les presento este nuevo viaje hacia un gran Enigma de Otro Mundo, intentando comprender a dicho mensaje, como si fuera una clara verdad, y que nuestro lado escéptico, no sea capaz de detener. Y el mencionado mensaje, -ustedes se van a reír, tal como lo hice yo, al leer la carta por primera vez-, es… literalmente, una carta de amor de parte de una mujer, y esa mujer se auto describe de tal manera, que aparenta ser una mujer de otro mundo, de otro planeta. Ya se darán cuenta de lo que estoy hablando. Pero no hablo mas, y paso a leerles, detalladamente, la carta de amor que me ha enviado esa rara mujer, que aparenta venir de los confines del Universo… o de mas allá.

La carta comienza del siguiente modo, y les recuerdo que solamente tenía una sola escritura al principio, y todo lo demás, estaba en blanco. Decía lo siguiente: 
“No permitas que vuestro impulso me deseche. Aquí hay una gran sabiduría. Para comprenderla, deberás mirar debajo del Rojo Velo, que la esconde”.
Y luego, queridos exploradores de enigmas, el resto de la hoja, estaba en blanco. De todas maneras, mi impulso para romperla y para tirar la hoja, fue opacado gracias a la primera frase, del párrafo que les leí anteriormente, la frase que decía que yo no debía permitir, que mi impulso, la deseche, como es claro entender dicha frase, porque es como si, en esa frase, la carta misma, fuera la que hablara, porque me estaba diciendo, que no la desechara, y fue por ello mismo, que continué leyendo el resto de la corta frase, y por supuesto, a analizar algo que no encajaba, en principio, junto con una chispa que se me había encendido, luego de pensar por un momento, la parte del párrafo que expresa la siguiente y pequeña, -pero no por ello menos importante-, frase: “debajo del Rojo Velo”, por lo que me pregunté lo siguiente, ¿Por qué dice, “debajo del Rojo Velo”, en lugar de decir, “debajo del Velo Rojo”? Y a partir de ese momento, ingresé a mi casa, y seguí pensando, de que esa carta traía algo más que esas dos líneas simples, al comienzo.

Entonces, debo desentrañar, -me decía para mis adentros-, la frase mas importante, y que era: “debajo del Rojo Velo”, tal cual estaba presentada. Y comencé un proceso de intuición y de deducción, que, les soy sincero, me llevó bastante tiempo darme cuenta, hasta que, analizando el contexto, en el cual estaba escrita aquella frase de dos líneas simples, pude relacionar la frase: “debajo del Rojo Velo”, con una carta que, obviamente, no estaría vacía de contenido, y que solamente, estaba oculto, bajo un Rojo Velo, pero, la gran duda era, ¿Cuál sería ese Rojo Velo, que estaba cubriendo lo que, con tantas ansias, yo quería descubrir? Mi inquietud y mis ansias de saber, junto con la curiosidad innata del ser humano, me llevaron a descubrir el Rojo Velo. Y ustedes, queridos exploradores de enigmas, se preguntarán, ¿Cómo descubrí el Rojo Velo? Pues, paso a explicárselos, y luego de esto, les leeré la carta que me ha enviado, una supuesta mujer de otro mundo.

Pude descorrer el Rojo Velo, porque, basándome en la intuición y en la deducción, llegué a una muy acertada conclusión, y que solo voy a mencionarles la conclusión en si misma, y no así, el largo proceso que me llevó a obtenerla, porque este viaje sería mucho más extenso que lo habitual. Entonces, resumiendo, el Rojo Velo, no era mas que mirar el resto de la carta, bajo una luz infrarroja, pero, como yo no tenía ese tipo de luz en mi casa, le solicité a un amigo que trabaja en electrónica, y justamente, tenía una especie de linterna que emite luz infrarroja, y al utilizar dicha linterna, con la carta, pude ver que la parte blanca, que parecía no contener inscripción alguna, ningún mensaje se veía a simple vista, pero si se pudo ver un mensaje, al utilizar esta especie de linterna con luz infrarroja, lo cual me reveló el siguiente escrito, a modo de una carta muy particular y muy intrigante, de parte de una supuesta mujer de otros mundos, dirigida hacia mi persona. Acomódense muy bien en sus asientos, o camas, o bien en donde se encuentren dentro de esta nave, en este viaje hacia lo misterioso, y escuchen atentamente, las palabras que les voy a leer a continuación, de aquella supuesta mujer extraterrestre, enviadas hacia mí persona, y quiero aclarar, que la carta, está hablada desde la perspectiva de ella misma, y dirigiéndose a mi, por medio de sus muy oscuras frases, las cuales se asemejan a una especie de enigma, debido a su complejidad semántica:

Les recuerdo, que lo primero que decía la carta, bajo la simple luz visible, era lo siguiente, en dos líneas de texto:
“No permitas que vuestro impulso me deseche. Aquí hay una gran sabiduría. Para comprenderla, deberás mirar debajo del Rojo Velo, que la esconde”.
Pues, eso es lo que hice, miré debajo del Rojo Velo, y así fue, porque, efectivamente, lo que encontré, fué algo alucinante, bajo mi punto de vista, y aparentemente, provista de una gran sabiduría, pero, un tanto increíble y oscura, pero no por ello, dejaría de dejar de compartirla con ustedes. El resto de la carta, lo verdaderamente importante, decía lo siguiente:
“Diana es la esencia mas insondable de mi unidad. Soy Diana, el Albor del Día entre las esperanzas abatidas, soy la Luna brillante entre las confusiones mas oscuras, soy el arbitrio justiciero entre las manos mas precisadas, soy el roble mas selvático de todos los robles, soy la castidad encarnada, a desolación de mi divinidad. No soy de este mundo. Mi mundo, no es un orbe señero. Mi mundo, es mi estar, dentro de otros más externos. Mi mundo, es el fondo de todos los mundos, y tú ser, que es de esta tierra, es mi varón privilegiado, tú floreces como mi elegido, desde la infinitud de los tiempos.
He observado tu substancia, desde épocas antiguas, desde antes que prorrumpieras en tu mundo, he vertido en ti, mis ofrendas más preciadas, mis requiebros más profundos, mis suspiros más espontáneos. Y ahora, que tu sobrehumana apariencia, en esta, tu vida, se halla en el ecuánime paraje de tu reciedumbre, mi impedimento primordial, hacia la propia complacencia, me lleva a empuñar un secreto, en el cual tropezarás, con su verosimilitud, y con toda su gradación. Durante toda mi substancia, he rondado sobre las de mis elegidos, pero tú eres el Uno, con quien, a desconsuelo de mi adecuado entorpecimiento hacia mi propia complacencia, ello, en ningún tiempo ni mundo, me ha impedido forjar mi existencia, aquella substancia, como la causante de la tuya. Si bien quedarás desconcertado, tu me has visto y percibido, desde siempre, y sin fructificar sobre nuestra coexistencia, me has visto... entre tus impetraciones mas feroces; entre tus abismos mas lascivos; entre tus aspiraciones mas trascendentales; entre tus contemplaciones, mas allá de todas las miradas; entre las yemas de tus dedos arrullando toda mi existencia corpórea; entre tu majestuoso sigilo por entre todos los sigilos; entre tu humedad sobrehumana por debajo de las flamas del amante eterno; entre tu inmortal Deimon Sagrado, embelezando mi efigie eterna; entre tu expectación paciente, ciñendo a todas las demás esperas; entre tu posterior intento infructuoso de arrojarme hacia la complacencia prohibida, aunque mas no para ti; entre mi consecuente puja de aparentar eternizándome sin confesar a mis dioses, que te sigo abrazando con mis labios; entre la Unicidad de tres seres inmortales bebiendo de la dulce ambrosía de la Flor del Génesis… la Unidad Sagrada, tu y yo, los tres, siendo Uno, y el Uno, siendo los tres; me has visto entre la penumbra, con tus imperceptibles agitaciones y mi aparente desinterés hacia mis labios envolviendo tu perenne señal, en una danza cuasi eterna, que no conoce los costados, y que murmura eternidad… solo danzamos, únicamente, desde arriba hacia abajo, y desde abajo, hacia arriba.
Nunca te librarás de mi presencia. Seguiré siendo Diana, la castiza guía luminosa entre tus noches más sombrías, pero también, la dócil brisa, mas la complaciente humedad de mis labios, seguirán rozando tus oídos, y al mismo instante, abrazando tu perenne señal.
Yo, Diana, la que soy de otro mundo; aunque tú eres de este; nuestro Deimon Sagrado, empero, siempre será de ambos.
Nunca desesperes, si no logramos la Unidad en lo trino, porque solamente será por un momento, en el cual, nuestros mundos, por simples doctrinas de Orden, no coincidirán. La Unidad es inevitable, jamás nos disolveremos entre la bruma de la desesperanza, jamás feneceremos, disolutos, en el oscuro bosque de las indiferencias. Jamás.
Puesto que la sabiduría te ha sido entregada en cada unión trinitaria, la portas íntimamente, y cada vez que haya un nuevo encuentro, en ese justo y espiritual instante, en el que el Uno se convierte en trino, tu sabiduría ascenderá hacia un nuevo peldaño por sobre las gradas de tu propia Conciencia.
Soy Diana… y te amo. Soy Luz… y por mi intermedio, resplandeces. Soy de otro mundo, pero a través de ti, eternamente, seré de este. Y juntos en el Uno, siempre seremos tres… por entre todos los mundos imaginables.”.
Bueno, queridos exploradores de enigmas, tal como les comentaba, antes de leer esta carta, la misma es algo extrañísima, aunque debo decir, que presenta una prosa excepcional, y un velo, que estimo yo, me llevará mucho tiempo descorrer. Aparenta ser una carta de amor hacia mi persona, de una tal Diana, y que no es de este mundo. Eso, aparentaría estar claro, pero todo lo demás, lo analizaré con tranquilidad, y con la mejor sabiduría posible, y por supuesto, si así lo desean, ustedes también, para que de esa manera, podamos desentrañar o descorrer juntos, el velo que cubre esta enigmática carta. Por lo pronto, todo lo expresado aquí, lo iré publicando en mi web erminauta.com, junto con el video, para quien desee leer la carta con tranquilidad, o bien, ver el video nuevamente.

Y hasta aquí llegamos, queridos exploradores de enigmas. Les agradezco mucho, que nos hayamos acompañado, entre todos, en este nuevo viaje, el cual nos ha transportado, hacia los, Enigmas de Otros Mundos... de los mundos internos de una tal Diana, y yo, aparentemente.

Les agradeceré le den like al video, si les ha gustado, y se suscriban al canal, y le den a la campanita para recibir las notificaciones para cuando subo un nuevo video. Y por otro lado, los invito a que revisen los links de aquí abajo, en donde, podrán apreciar mis 10 libros que he publicado en Amazon, mis 10 años de productor musical y algo de cantante también, mis 33 años de Desarrollador de Software, mis otros canales de Youtube, y otros links de interés.

Nos vemos en el próximo viaje hacia los Enigmas de Otros Mundos.

Nelson J. Ressio.

Artículo dirigido a los creadores de contenido (Youtubers, por ejemplo), que colocan títulos similares al de este artículo, y sus contenidos son un cúmulo de mentiras oscurantistas y con una prosa desagradable y engañosa. Mis escritos, son todas enseñanzas, destinadas para quienes tienen ojos para ver. (N. Ressio).

Código de registro de propiedad intelectual: 1805077017796
Fecha de registro: 07-may-2018 21:09 UTC

0 comentarios:

All Post: Copyright by Nelson Ressio

Safe Creative #0904040153804

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!