16/10/14

No quiero comenzar esta publicación sin antes aclarar que no me referiré a los "inocentes" comienzos de estas dos Mega Corporaciones Multimediales, sino que, a su actual propuesta televisiva.

Antes de presentarles una carta pública, de una madre, a Disney, la cual dice que ésta empresa está arruinando la vida de su hija, tampoco quiero obviar aquí, el deber que tienen los padres respecto de administrar cuantas horas pasan sus hijos frente a la televisión, además de la calidad de las mismas, es decir, respecto de que tipo de canales miran. 

De todos modos, como cada vez mas, el tejido social es corrompido por las banalidades y el individualismo provenientes desde el mundo light, es de intuir también, que existan cada vez mas padres que fueron criados con las mencionadas características, y por ende, el que éstos se pongan firmes a la hora de controlar la cantidad y la calidad de programas televisivos que ven sus hijos, se transforma en una utopía de soñadores por una humanidad civilizada, grupo de soñadores en el que me incluyo.

¿Civilización? ¿Tendremos civilización, o lo que esa palabra significa quedará en la historia de las utopias? ¿Con la des-humanización emprendida por estas megacorporaciones acaparadoras de mentes inocentes y en crecimiento, tendremos civilización en el futuro?

Por mi parte lo he entendido hace ya mucho tiempo, y es que, actualmente la población es controlada por los multimedios, de todos los tipos y géneros habidos y por haber, multimedios éstos que se ocupan de contener a la conciencia colectiva dentro de una muy aparente y esparcida inconsciencia colectiva, y digo aparente, porque el ser humano todavía tiene el poder de despertar, de revelarse ante estos silenciosos ataques contra la libertad humana.

De todos modos, muchos de los lectores que han llegado hasta este punto del artículo se estarán preguntando, ¿que tan dañina puede ser la programación de Disney Channel o de Nickelodeon?, por lo que desde mi punto de vista les respondo que, la programación de dichos canales, -y sin olvidarme de otros canales que siguen sus "ejemplos"-, está diseñada para revertir las pocas virtudes que puedan portar los niños como transmisión directa desde su familia. Dichas virtudes en su normal evolución y reproducción hacia muchas otras nuevas virtudes, con el pasar del tiempo, se van reemplazando por defectos, con lo que esto significa para un tejido social basado en la asimilación de estos programas portadores de disvalores. Las virtudes transformadas en defectos sobre la sociedad joven, acarreará una humanidad cada vez mas defectuosa que finalizará con la auto-aniquilación.

Y se preguntarán, ¿de que disvalores o defectos estoy hablando?, pues de los siguientes. Veamos.

Desde estos programas "creados" por aquellos canales "forjadores" de personas airosas, viles, sin empatía, individualistas, irrespetuosas, banales y consumistas, se imparten conceptos subliminales desde varios lados, ya sea, a través de la semántica hablada, de las señas entre los actores, de las omisiones y de los hechos concretos que se desprenden de las actuaciones de los integrantes de cada programa.

El factor común en el que se basan estos destructores de sociedades, es en el de elevar los disvalores -o bajas pasiones- como imperativo para disminuir las virtudes que el niño televidente debe ser receptor. Y en ese aumento de bajas pasiones, o defectos, o disvalores, se encuentran hechos concretos como el de restarle importancia a la familia como órgano imperiosamente civilizador en todos los sentidos que encierra dicha palabra; en convertir a los mayores en meros deficientes mentales, o mejor dicho, en personas con "capacidades diferentes", para no herir susceptibilidades, y entonces, con los personajes adultos convertidos en seres ridículos y estúpidos, los niños actores son los que hacen y deshacen dentro de la historia; también, en despreciar cualquier ayuda que otro ser humano, -otro actor-, esté necesitando, burlándose de sus posibles "deficiencias y estado" y haciendo caso omiso al pedido de éste; desprecio por el valor intrínseco que tienen los alimentos, mas allá de su valor extrínseco y concreto, desperdiciándolo a diestra y siniestra como algo que no fuera necesario para muchas personas que pasan hambre en este mundo tan desigual; despojo absoluto del ímpetu innato por el saber, por el conocer, por el curiosear, por el entender, y por muchas otras cosas que llevan a que una mente se abra hacia un mundo creativo y lleno de virtudes; el resaltar, a través de sus léxicos, la belleza por sobre la inteligencia, el sexo por sobre el amor, el consumismo banal e innecesario por sobre la real necesidad respecto de una cosa, el brindar ayuda interesada a cambio de algo relacionado directamente con los propios deseos del que deberá prestarla, total falta de respeto y de consideración con las personas mayores, desprecio por los "nerds" y aprecio por los "vivos y extrovertidos" y un gran etcétera. A estos "consejos", entre comillas, los niños de hoy en día los están asimilando como esponjas, y los mayores, que somos los que deberíamos hacer algo, continuamos dormidos, ciertamente, aunque no me incluyo en este último grupo.

Pero, tengo la solución a este gran problema. 

¿Quieren hacer desaparecer a los poderes que hacen y deshacen en el mundo, sin importar la vida humana? Si sus respuestas son positivas o negativas, de igual manera voy a responder a mi propia cuestión. 

A los poderes -que tienen sus tentáculos en estos multimedios- se los hace desaparecer, -o cambiar para bien de todos-, de una sola vez, llevando a cabo una acción que puede afectar radicalmente a la humanidad, y de un día para el otro. Ese hecho, es ni mas ni menos que el ponernos de acuerdo en algo, entre todos los que podamos, y ese algo, será lo que haga temblar las bases de los imperios hegemónicos que no hacen mas que destruir y saquear países enteros. Sí queridos lectores, ese algo en el que nos tenemos y debemos poner de acuerdo, es en dejar de ver televisión todos juntos, tirar nuestros televisores al mismísimo infierno desde el que provinieron. Con esto, los que manejan el mundo sin tener en consideración quien vive y quien muere, como efecto de sus fechorías globales, verán acortados sus tentáculos de control mental -o creación de borregos amaestrados- y se verán tan pero tan desprovistos de poder, que el golpe que recibirán hará cambiar la sociedad de un día para el otro.

De todos modos, por un momento me hago esta pregunta... ¿para que tirar los televisores o dejar de ver televisión, si los que deben cambiar sus programas nefastos son estos entes forjadores de mentes ciervas? Pero, ¿cambiaran alguna vez?

Parece una idea loca, pero soy de los que prefieren aportar una idea loca, y ver caras riéndose despectivamente en respuesta a ella, que simplemente, no tener ideas... ¿Que prefieren, pensar, o dejarse llevar por el dios cuadrangular, o bien por Disney y Nickelodeon?

Personalmente disfruto de una buena película, y dije buena, o de un buen documental, pero eso ya lo podemos ver en otras pantallas mas limitadas y fácilmente controladas por los padres, como las de las computadoras, en donde no existe programación constante rotativa y repetitiva que genere entes inconscientes, en lugar de seres humanos conscientes y auto-conscientes. Pero también, disfruto mas de otras cosas mas importantes, como la familia, el leer un libro, en escribir un libro, en escuchar música, en hacer música y todo lo que me lleve a la autosuperación intelectual y moral.

Mas allá de lo dicho en el párrafo anterior, no me interesaría en absoluto que se lleve a cabo la loca idea recién propuesta, idea que, estimo yo, causaría la revolución mas grande jamás llevada a cabo, debido a que, los que dependen de la televisión basura, como la mayor parte de la programación de estos dos canales, se vean disminuidas sus acciones.

Y todavía los sigo escuchando, ya que, de antemano, continúo oyendo las voces del futuro que me dirán, que lo que propongo aquí, es una idea descabellada y loca... a lo que yo les respondo, lo descabellado y loco es el no tener ideas y el no intentar salvar al mundo de aquellos que actúan en las sombras de cada aparato de TV que existe sobre la Tierra, lo descabellado y loco es el no darse cuenta de que se está manipulando a la población mundial para ¡asesinar personas!, lo descabellado y loco es el no tener la mas mínima idea de lo que verdaderamente sucede en este mundo, y lo que sucederá si una idea descabellada y loca no se lleva a cabo pronto... y la que yo propongo, es la de tirar la TV... y es una medida drástica, pero los niños de hoy, que ven la televisión del disvalor, serán los padres del mañana que dejarán que sus hijos vean la nueva y potenciada televisión del disvalor, ya que, no piensen que los programas de TV seguirán siendo iguales que hoy, sino que, se irán adaptando y ampliando sus emisiones de disvalores a la par del nivel de los disvalores que posean los padres del mañana. 

¿Cambiarán estas empresas para dejar atrás la emisión de disvalores y emitir programas que solo contengan virtudes? Personalmente, no lo creo.

Disney y Nickelodeon han hecho películas y series maravillosas, sin desconocer los múltiples mensajes subliminales -"buenos y malos"- que siempre portaron entre sus fotogramas, pero las series actuadas por chicos y para chicos de hoy en día, son un conjunto de eventos de-constructivos, sin ninguna lógica temporal, y desprovistos de toda humanidad.

Y para finalizar, les dejo la carta abierta que realizó una madre respecto de como influyeron estos canales sobre la mente de su hija:
Disney está arruinando a mi hija.

No, no queremos hablarte. Nadie quiere verte. Eww. 
Disney ha estado arruinando a mi hija .... un trabajo que puedo hacer muy bien por mi cuenta, gracias. 
Lo sé, suena drástico. No te preocupes, no me voy a lanzar en una ridícula diatriba acerca de cómo Frozen tiene una agenda gay oculta (rotundo ojos desorbitados) o está volviendo a mis hijas en princesas brillantes demasiado resplandecientes que necesitan un príncipe para salvarlos, (hemos superado esa etapa, gracias a Dios) o que Miley Cyrus creció y se atrevió a salir de su caja de Hannah Montana. 
En el interés de ser un mamá muy relajada, que lucha en contra de mi crianza extremadamente conservadora, he tratado de adoptar una visión más moderada del mundo y sus males. Con mis niñas, estoy intentando un enfoque más equilibrado, en la creencia de que no deben ser resguardados constantemente de la cultura estadounidense, enseñado a temer y juzgar y reaccionar de forma exagerada a todo lo que ven. Mi filosofía general ha sido la de que puedan tomar parte en la música, el cine y la tv apropiada para la edad. 
Dicho esto, puede que haya ido demasiado lejos ... 
Ha sido un invierno brutal y lo confieso, mis hijas observaban demasiada TV. La escuela era cancelada. TODO EL TIEMPO. Sólo había mucho chocolate caliente y juegos de mesa que podía reunir antes de que les entregara el control remoto y mecerme tranquilamente en un rincón oscuro de mi cocina con una botella de vino. 
Ahora, yo chequeaba con ellos, al grito de "¿Que van ha ver?" y ellos me gritaban, "ANT Farm!" o "Kickin 'It!" o "Good Luck Charlie" (¡Buena suerte, Charlie!), yo investigue, y estos programas están listados como apropiado para 8+. Bien. De vez en cuando, ellos me llamaban para ver un poco de broma que creían que era "muuuy gracioso, mamá!" y trataba de no pensar en la forma en que deberían estar viendo algo en el canal de Historia en su lugar. Los niños se merecen un poco de sin sentido, comedia tonta con ningún propósito educativo, al igual que yo merezco ver Sister Wives y Grey’s Anatomy. No es gran cosa. 
Hasta. 
Hace unos meses, mi marido y yo comenzamos a notar algunas diferencias en el comportamiento de una de nuestras hijas. Ella no estaba actuando como ella misma, ella parecía estar dando un espectáculo. Ella arrojaba su pelo alrededor y actuaba como una adolescente atrevida y usando jerga que sonaba inauténtica y artificial proveniente de ella. En estos estados de ánimo ella era extra tonta, siempre en busca de una risa. 
Cuando esto sucedía, traté de hablar con ella sobre eso. Señalé que eso no se sentía como su personalidad "real", y que la gente puede detectar cuando alguien no está siendo auténtica. Hablamos de cruzar la línea entre lo tonto y lo desagradable. Incremente mi énfasis en cualidades importantes como la bondad, la generosidad, la creatividad. Le pregunté si ella estaba actuando como la gente en la televisión, y después de mucha presión, ella admitiría que estaba consiguiendo algunos de sus refranes y chistes desde el canal de Disney. 
En este punto, ninguna alarma real estaba encendida. Ella estaba experimentando, y estábamos hablando de ello. Eso abrió líneas de comunicación para mí. Un poco de sacudida de pelo y "jerga" Disney no iban a arruinarla. 
Pero entonces, esta querida hija se metió en algunos problemas con las amigas en la escuela. Me reuní con sus maestros y hablé con los padres de las otras chicas que participaron, y estaba escandalizada al oír hablar de algunas de las cosas sociales pasando con mi hija en la escuela. Ella es una joven sensible, amorosa, que suele ser muy leal y comprensiva ... los informes de su comportamiento no concordaban con lo que sabía de mi chica. Ella estaba diciendo cosas hirientes y juiciosas sobre otras chicas, lanzados en torno a declaraciones vanidosas, entre otras cosas chocantes. 
Ahora, no me malinterpreten. Yo estoy a favor de la responsabilidad personal y de ninguna manera estoy interesado en hacer excusas para mi hija. Nos ocupamos de la situación y le ayudó a aprender lecciones dolorosas pero necesarias sobre los celos, la amistad, el autocontrol, y las palabras hirientes. 
Mientras estaba en la escuela durante esta semana, pasé una buena cantidad de tiempo en la tranquila reflexión. Los eventos de la semana habían sido extremadamente tratados como madre, me encontré en un nuevo territorio. Actuando por instinto, me pasé un día viendo algunos de sus programas favoritos de Disney, de principio a fin ... en busca de respuestas. 
YO NO PODRÍA ESTAR MÁS HORRORIZADA. 
Padres. ¿Estás viendo esta basura? 
Ciertamente yo no he estado. Más allá del rápido minuto o dos, yo nunca me había sentado a mirar un episodio de A.N.T Farm con las chicas. Debido a que es Disney. ¿Cómo diablos vas desde Doc McStuffins (Doctora Juguetes), un show que ME AHORRÓ incontables lágrimas en el consultorio del pediatra, a esta basura absoluta? Yo muy erróneamente imaginé que una empresa como Disney no estaría promoviendo la crueldad, la intimidación y el sexismo en sus espectáculos para jóvenes, niños influenciables. Yo estaba completamente mortificada mientras veía. 
Estos programas vienen de la mano con el terrible comportamiento social. Al igual que en la escena en uno, donde un niño "nerd" se acerca a una chica bonita "popular" y la invita a salir ... ella echó la bola de bolos y huyó gritando. *La audiencia da indicios de risas*

Habían tantos ejemplos de respuestas groseras miserables a situaciones sociales difíciles para los niños, seguido por el carácter encogiéndose de hombros, la risa grabada, y los personajes que se mueven sin mostrar ninguna emoción realistas. Sin ira, sin sentimientos heridos. Comedia. 
Yo estaba indignada. ¿Cómo les enseñamos a nuestros hijos a ser amables y poner fin a la conducta cruel en las escuelas cuando DISNEY CHANNEL está mostrando estas conductas abusivas seguidas por la risa y sin respuesta emocional??? Estaba claro que mi hija había tenido la impresión de que este tipo de presumido revestimiento y arrogante vanidad era lúdico y una manera inofensiva de conseguir una risa. 
Justo cuando pensaba que había visto lo peor, había una escena que hizo disparar sangre de mis globos oculares. Una chica pretenciosa, conspira para crear un vestidor del tamaño de una habitación para todo su maquillaje! y ropa! y zapatos!, dos chicos le preguntaron si podía ayudarles con un problema de matemáticas. Ella lo hace. 
A lo que exclaman: "¡Gracias, eres una genia!" 
La niña es ofendida. 
Los chicos se apresuraron para corregir su horrible error con, "Oh! Me refiero a que eres muy hermosa!" 
.... Y ella brinca muy alto, satisfecha. 
Perdonen mientras exhalo. 
La culpa es mía por exponer a mi hija a este tipo de basura. 
VERGÜENZA EN DISNEY. 
¿Qué persona con talento que trabaja allí en Disney Co. cree que este es un mensaje apropiado para niñas de 8+ en 2014? 
REALMENTE??? 
Ellos están afuera para hacer el engreimiento y el rechazo divertido. Están enviando mensajes intencionales a las niñas acerca de cómo deben valorar sus apariencias y sus vestidores a través de sus cerebros! Ahora, me doy cuenta de que no todos las niñas van a ser tan susceptibles como mi hija estaba al copiar el comportamiento aberrante de estos programas. Pero tengo más de una hija. Y quién sabe cómo ellas se han internalizado en esta mierda. Es indignante. 
Después de recoger a las niñas de la escuela, mis niñas y yo nos sentamos y re-vimos estos programas. Quería sacarme los ojos. Mientras mirábamos, me detuve cada vez que alguien decía algo cruel, cada vez que el falso público se reía inapropiadamente en lo que en la vida real sería un grave dolor emocional de una persona. Hablamos de lo que realmente pasaría si actuara así con sus amigas, y cómo no se puede reparar las cosas declarando "Es BROMA!" Les mostré la escena de la "genia" y tuvimos una larga charla acerca de la terrible e inaceptable mensaje que envía a las niñas acerca del embrutecimiento, cuidando sólo la apariencia, objetivación ... mis hijas consiguieron más de lo que esperaban esa tarde. 
Como madre de familia, cuando las niñas están viendo la televisión, es principalmente porque necesito un momento. Para hacer la cena. Para ayudar a alguien más con la tarea. Para recopilar la cordura. Estos pocos ejemplos dañaron permanentemente mi confianza en el Disney Channel y la basura que están produciendo para nuestros hijos. 
Ya es bastante difícil criar a los niños que tendrán la fortaleza moral para valerse por sí mismos y por los demás. Ya es bastante difícil enseñar a mis niñas estar orgullosas y bravas y dueñas de su cuerpo y su cerebro sin apología. Para reconocer y condenar la crueldad y el sexismo. Ya es bastante difícil conseguir un momento para recuperar el aliento y sentir que mis hijas estén seguras y entretenidas durante 30 minutos bajo el paraguas de DISNEY sin inconscientemente descargando inútil, cruel y dañina basura sexista en sus cerebros influenciables. 
Vergüenza por mi ingenuidad y confianza en el nombre de Disney. 
Créeme ... lección aprendida. 
- Fuente de esta carta: IndeedIam

Nelson J. Ressio

0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!