22/7/15

Nikola Tesla, el gran genio al que le debemos la electricidad actual, y multitud de otras invenciones, como la radio, quien fue el que la inventó un par de años antes que Marconi; se encontraba en la creencia de que había recibido mensajes alienígenas, allá, a fines del siglo XIX.

No es un secreto que existen numerosos inventos de Tesla que han sido atribuidos a otros "inventores", entre estos inventos son la radio, mencionada anteriormente, y la primera máquina capaz de buscar señales de vida extraterrestre no se escapó a ese intento de quedarse con lo ajeno, con lo que Tesla creaba constantemente.

Se dice que el FBI (Federal Boreau of Investigation u Oficina Federal de Investigaciones) incautó cientos de documentos, incluido numerosos inventos que, para ese entonces, ya se encontraban muy por delante del propio tiempo de Tesla. Lo incautado por el FBI, fue una posible tecnología que pasó a ser secreta, incluyendo una versión de su famoso transmisor inalámbrico, desde el que se podía enviar ondas de radio enfocadas a puntos distantes del sistema solar, algo que hoy en día todos somos conscientes de su existencia.

En cuanto a la genialidad de Tesla, es algo indiscutible, y muchos se han preguntado si Nikola se pudo haber vuelto loco, pero, sabiendo que, muchas personas que sobresalen al lado del resto, históricamente se las ha tratado de locas, simplemente, por el hecho de que los demás no comprenden algo que esa persona si. Lo que es cierto es que Tesla estaba interesado, durante toda su vida, en el desarrollo de la tecnología para ponerse en contacto con inteligencias extraterrestres y creía que, al menos en una ocasión, se había detectado una señal alienígena.

Desde 1896, Tesla creía que una versión de su famoso transmisor inalámbrico podría llegar a utilizarse para ponerse en contacto con seres inteligentes de otros planetas. Allá por el año 1890, mientras trabajaba en su laboratorio en Colorado Springs, Tesla creyó haber obtenido una serie de códigos numéricos ordenados, en forma de señales de radio, provenientes del cosmos, señales que él interpretó como un signo de transmisión inteligente originada dentro de nuestro sistema solar. 

Pero ¿habrá sido posible que Tesla haya recibido un mensaje extraterrestre? Si es así ¿de dónde provino?

La Cruz Roja, en su tiempo, le consultó a Nikola Tesla si podía llegar a predecir cual sería el mayor logro del ser humano para los próximos años, a lo que Tesla respondió con una carta muy significativa, por cierto, y que es la siguiente:
“Para la Cruz Roja Americana, ciudad de Nueva York.
“He observado comportamientos eléctricos que parecían inexplicables. Por muy leves e inciertos que éstos fueran, me produjeron la convicción profunda de que en poco tiempo todos los seres humanos del globo, como uno, volverán sus ojos hacia el cielo, con sentimientos de amor y reverencia, asombrados por las buenas noticias: “¡Hermanos!" Tenemos un mensaje desde otro mundo, desconocido y remoto. Dice: uno… dos… tres…" (Navidad de 1900. Nikola Tesla).”
Curiosamente, Tesla no era el único que creía haber recibió mensajes de seres de otros mundos. Guillermo Marconi, de quien se dice que fue el inventor de la radio, siendo que lo hizo Tesla, un par de años antes, también se refirió a la misma historia de contacto extraterrestre, diciendo que también recibió "mensajes" de otros planetas, pero los mensajes recibidos por Marconi fueron detectados como una interferencia simple, mientras que en el caso de Tesla, el mensaje era mucho más complejo.

El 11 de julio del año 1937, a través del periódico The New York times, Nikola Tesla expresó lo siguiente: 
"He dedicado gran parte de mi tiempo durante el año pasado para el perfeccionamiento de un nuevo aparato, pequeño y compacto, por el cual la energía en cantidades considerables puede ahora brillar a través del espacio interestelar a cualquier distancia sin la más mínima dispersión". 
Robert A. Nelson, en su artículo, Communicating with Mars - The Experiments of Tesla & Hodowanec (Comunicando con Marte – Los Experimentos de Tesla & Hodowanec) detalla la comunicación accidental con inteligencias extraterrestres hecha por L.G. Lawrence, el gerente de campo del Instituto ECOLA. Estas comunicaciones podrían ser similares, o bien, los mismos tipos de señales recibidas por Tesla en Colorado Springs en 1899. Y dice así:
“El 29 de octubre de 1971, mientras se conducía experimentos con el explorador RBS [Detector Biológico Remoto por sus siglas en inglés] en el condado de Riverside, California, el complejo orgánico del transductor de campo, interceptó una serie de aparentes señales inteligentes (discretos intervalos de pulso y de espacios apretados) mientras señalaba la constelación de la Osa mayor durante un corto período de descanso. El fenómeno continuó durante 33 minutos aproximadamente.” "Un fenómeno algo similar se observó el 10 de abril 1972. Las señales aparentes, aparte de parecer cada vez más débiles, parecen transmitirse a grandes intervalos que van desde semanas a meses, posiblemente años. Un fenómeno débil, de tipo binario coherente se observó durante el monitoreo aural. Los intervalos, entre una rápida serie de impulsos, variaron de 3 a 10 minutos.”
El ingeniero Greg Hodowanec, en el año 1980, pudo confirmar algunas de las afirmaciones de Tesla sobre la base de su propia teoría de la Cosmología Rhysmonic, mientras se encontraba en una experimentación utilizando un detector de ondas de gravedad (DAS por sus siglas en inglés) de su propio diseño. Para 1988, este ingeniero, Hodowanec, declaró lo siguiente: 
"... Este tipo de señales se reciben hoy con detectores de señales de tipo escalar de hoy en día... simples modulaciones coherentes están siendo 'escuchadas' en la radiación de fondo [de microondas]. Las modulaciones más prominentes son tres pulsos (código S) ligeramente separados en el tiempo, como lo pensaba Nikola Tesla. En ocasiones, los equivalentes de código de letras E, N, A, o K, también fueron escuchados, pero la respuesta más persistente [se correspondió con el par de letras] SE, SE, etc.”
"Cualquier tipo de detector de ruido responderá a esta modulación de fondo. Sin embargo, el experimentador debe tener cuidado de que, estas respuestas no sean una creación a nivel "local" debido a sus propias acciones u a otras acciones locales. Por ejemplo, los detectores también responderán a los latidos del corazón, la respiración, los movimientos de las acciones locales, así como los posibles efectos psíquicos. Los detectores son fáciles de hacer y el experimentador debe reproducir fácilmente estos resultados".
En febrero de 1989, Hodowanec escribió lo siguiente, como una manera de verificar o bien de autenticar lo dicho por Tesla:
“Sin entrar en detalles de cómo se determinó esto: Los Extraterrestres puedan estar en Marte”.
“Esto es a pesar de la negación de la NASA de cualquier forma de vida en Marte [cuya situación cambió en 1996]. Esta posibilidad ha sido recientemente sospechada por el autor, debido al aparente rastreo desde muy cerca de mi posición en la Tierra. Los extraterrestres, por supuesto, siempre supieron que yo estaba en la Tierra (como es visto por su rastreo), pero ahora los Extraterrestres han confirmado más enfáticamente que están en el 4º planeta desde del sol, es decir, en Marte.
“Mientras que este lanzamiento sea probablemente un poco prematuro, [dice Hodowanec] estoy tan seguro de estos ‘intercambios’ de señales de gravedad, que me pegaré a esto. Los ET en Marte son, al parecer, mucho más avanzados de lo que estamos aquí en la Tierra, y pudieran aun haber visitado mucho antes [este planeta], y posiblemente [lo hayan] colonizado (¿pero quienes serán sus posibles descendencias?).".
También expresa Hodowanec que:
“Es todavía un misterio en dónde pudieran estar viviendo en Marte los ET (¿posiblemente de forma subterránea, cerca de las regiones polares?), y ¿porqué los ET no usan métodos de señalización de onda EM? ¿Será quizás porque Marte es tan hostil ahora, que los ET deben haber desarrollado una muy sofisticada civilización subterránea, la cual no es conductora de sistemas de radiación EM?".
Por otro lado, el Ingeniero Hodowanec expresa la siguiente e intrigante propuesta:
“Como resultado de las comunicaciones continuas de señales de gravedad entre los laboratorios GH y los marcianos, los siguientes hechos extraordinarios han salido a la luz:
Los intercambios están haciéndose ahora en términos de cortas palabras en código en ‘inglés’, para ciertos artículos. Por ejemplo, los marcianos ahora entienden que CARA (face) significa la cara humana, HOMBRE (man) significa la persona humana, Tierra, ahora significa nuestro planeta, y Marte significa su planeta. Ellos originalmente trataron alguna de su terminología conmigo, pero se rindieron, excepto cuando tuvo sentido para mi. Por ejemplo, ahora yo sé que TTT al final de sus nombres significa persona, y OOTTAEERR es su nombre para el 10º planeta.”.
Pero aquí no termina las predicciones de Nikola Tesla, porque, el ingeniero Hodowanec, del laboratorio GH, continúa describiendo sus contactos con los supuestos seres extraterrestres que viven en Marte, desde mucho antes que existiéramos nosotros en la Tierra. Dicho ingeniero expresa lo siguiente:
“Las comunicaciones entre los Laboratorios GH y una inteligencia marciana ahora continúan con creciente progreso, puesto que hemos podido establecer mas de 50 expresiones simples (la mayor parte en inglés simple) para muchas de las ‘ideas’ comunes que tenemos.
“Marte también ha confirmado que ellos son también ‘hombres’ con una cabeza, que tienen dos ‘ojos’ y ‘ven’. También, ellos tienen un ‘cuerpo’ con dos brazos que tienen mandos con cinco dedos en cada una. También ellos tienen dos piernas con dos pies que tienen cinco dedos cada uno. Yo no he podido verlos para confirmar la nariz y boca en la cara, pero eso pudo confirmarse hace poco, puesto que estas características aparecen en la CARA. "Probablemente el hecho más significativo, el cual fue determinado en esta fecha, parece ser que los Hombres de la Tierra son como los Hombres marcianos. Cada vez parece más y más, que Marte ha colonizado la Tierra en el pasado remoto. Esto podría ser verdad, puesto que nosotros en la tierra realmente nunca hemos encontrado el ‘eslabón perdido’ entre los humanoides de la Tierra y los humanos.”.
Este ingeniero, Gregory Hodowanec, tiene también extremas reservas en cuanto a la seriedad de la situación, lo cual el las expresó en una carta de fecha 4 de abril de 1989, de la cual extraigo lo siguiente:
“… mis ‘contactos’ con Marte continúan con mucha información siento intercambiada. Sin embargo, debido a la incrementadamente asombrosa naturaleza de estos intercambios, estoy ahora limitando otros lanzamientos a solamente dos observadores (testigos) a largo plazo, de mis esfuerzos de investigación. Esto está siendo hecho como para no poner en peligro a estos contactos con notoriedad o publicidad indeseada en los medios de comunicación. Ahora hay nueve ‘Destellos de Marte’, a título de indicación. Quizás, en el futuro, yo pueda soltar algunos de estos.”
“… las comunicaciones de señal de gravedad son instantáneas, requieren extremadamente poquísimo gasto de energía, [al contrario de los experimentos de Tesla] y son tan simples como para ser simplemente apenas creíbles por la persona promedio. No obstante, hasta aquí es hasta donde yo quiero llegar con soltar detalles en este momento.
“Yo apreciaría que usted mantuviera esta información algo confidencial por el momento. La Tierra puede no estar lista por lo que tendré que decir eventualmente, Nada terrible, solamente fantástico y así quizás increíble.”.
Aunque los críticos de Tesla se reían ante esta creencia que el podría haber recibido transmisiones de radio desde Marte, los astrónomos y otros científicos del tiempo de Tesla estaban abiertamente especulando sobre la realidad de la vida inteligente en Marte. Así que, ¿cuan lejano es considerar que alguien estaba enviando señales a la Tierra desde Marte?

Tesla nunca se rindió a la idea de comunicarse con otros mundos. En 1931, en ocasión de una entrevista para su cumpleaños número 75, para la historia de la cubierta de la revista Time, el dijo lo siguiente:
“Yo creo que nada puede ser más importante que la comunicación interplanetaria. Ciertamente vendrá algún día, y la certeza de que hay otros seres humanos en el universo, trabajando, sufriendo, luchando, como nosotros, producirá un efecto mágico en la humanidad, y formará la base de una hermandad universal que durará tanto como la misma humanidad.”
Desde que el primer Hombre miró hacia arriba a los cielos, el brillo y resplandor de Marte ha sido un objeto de fascinación por generaciones de observadores de estrellas.

A principios de los 1900s, el astrónomo de Boston, Percival Lowell corroboró y agregó a los bosquejos de Shiaparelli. Con su pequeño telescopio, Lowell tomó fotografías de Marte que parecían confirmar la existencia de canales.

Percival creía que Marte estaba cubierto con in intrincado sistema de canales, no de agua abierta, sino que, por el contrario, tiras de vegetación a lo largo de un sistema subterráneo de irrigación. La teoría en ese tiempo era que el abastecimiento principal en Marte venía de las capas polares de hielo. Al derretirse con la estación distribuiría el agua al planeta lentamente moribundo a través de una red de canales subterráneos.

En el año 1954, cuando Marte estuvo mas cerca de la Tierra en su trayecto orbital, la Sociedad National Geographic y el Observatorio de Lowell hicieron arreglos para la denominada, primera “Patrulla de Marte”. Este esfuerzo, dirigido por el Dr. Earl Slipher del Observatorio Lowell, intentó conseguir mejor información y fotografías de las características en la superficie del planeta rojo.

Los resultados, una vez más, parecían mostrar lo que parecían ser líneas principales de canales a través de la superficie de Marte, así como evidencia de vegetación que parecía crecer y luego recogerse y morir en conexión con les estaciones marcianas. Noticias de las fotografías fueron filtradas a los periódicos de astronomía, tales como Sky & Telescope, pero los resultados del largamente esperado anuncio público de las “Patrullas Marcianas” jamás pudo ser visto.

El Instituto SETI (Search for Extraterrestrial Inteligence, por sus siglas en inglés), que fue formado por científicos incluyendo a Carl Sagan y con fondos de la NASA hasta 1993, según se informa, hasta el momento tiene que descubrir cualquier patrón de radio claro, repetido que puediera hacer alusión a la existencia de inteligencia extraterrestre en el universo.

Las cortas e indistintas señales no son consideradas buena evidencia de ET.
“Si usted pudiera escuchar la señal a la frecuencia que es recibida, sonaría como un débil silbido, un tono puro que solo podría ser hecho por un transmisor. Hasta donde sabemos, la naturaleza no puede hacer un sonido puro,” dijo Set Shostak radioastrónomo del SETI.
Cada vez que es detectada una de estas señales por un radio telescopio, una alarma alerta a los astrónomos del SETI, quienes trabajan rápidamente a contrareloj. Ninguno ha sido todavía apuntado o registrado una segunda vez, así que los científicos han sido rechazados para la oportunidad de hacer un estudio de su fuente o de su composición.

“Estoy seguro de que hay señales que han venido e ido que no pudimos llegar al fondo de ellas. Eso por no decir que pequeños hombres verdes están tratando de comunicarse con nosotros, pero solamente no lo sabemos,” dijo el Dr. Tom Muxlow, un astrónomo en el observatorio británico de radio astronomía.

La posibilidad que las señales tengan orígenes extraterrestres, no pueden ser ignoradas, según el laureado con el premio Nobel, Tony Hewish, profesor emérito de radio astronomía en la Universidad de Cambridge. En 1967, Hewish y Jocelyn Bell, un estudiante, creía que había encontrado evidencia de un primer contacto alienígena cuando ellos detectaron unas pulsaciones regulares de señales de radio, viniendo de una estrella distante.
“Todo tenía un aire de irrealidad acerca de el, pero durante un mes nosotros pensamos que era posible que las señales estuviesen viniendo de vida inteligente en otro planeta. Cuando los radio astrónomos recogen señales que son muy peculiares, las toman con un gran [escepticismo], pero no se puede quitar esa posibilidad,” dijo Hewish.
Por lo tanto, queridos exploradores de enigmas, si bien la mente humana es inconmensurablemente imaginativa, es muy evidente de que algún día nos despertaremos con la maravillosa noticia, de que hace tiempo que estamos en contacto con otra especie inteligente diferente a la nuestra y que no es de este planeta. ¿Será Marte? ¿Y porque no?


0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!