2/5/15

Clic en la imagen para ampliar.
Hola... Bienvenidos... Erminautas, los invito a que aborden esta nave del conocimiento, que nos transportará a todos en dirección hacia los: 


Hoy, nos referiremos al tema respecto del los enigmáticos Pilares de la Creación, tres enormes estructuras capturadas e inmortalizadas por aquel ojo en el cielo que escudriña los confines del universo desde hace una veintena de años, denominado: Telescopio Epacial Hubble.

Un nuevo estudio en 3 dimensiones revela  que aquellas estructuras icónicas tan vistas por millones en todo el mundo, y que fueran fotografiadas por el Telescopio Espacial Hubble, en lugar de denominarlas como los pilares de la creación, algunos, más bien, las llaman los pilares de la destrucción.

Este video es el resultado de la animación 3D de las Columnas de la Creación.

Utilizando el instrumento MUSE en el Very Large Telescope de eso (VLT), los astrónomos han producido la primera vista tridimensional completa de los famosos Pilares de la Creación en la Nebulosa del Águila, Messier 16. Las nuevas observaciones demuestran cómo los diferentes pilares polvorientos de este objeto icónico se distribuyen en el espacio y revelan muchos nuevos detalles - incluyendo una inédita estrella joven. La intensa radiación y los vientos estelares de estrellas brillantes del clister han esculpido los pilares de la creación de polvo con el tiempo, y deberían evaporarse completamente en unos tres millones de años.

La imagen original del telescopio espacial Hubble de las agencias espaciales, NASA y ESA, de los famosos pilares de la creación, fue tomada hace dos décadas aproximadamente, y al instante se convirtió en uno de sus cuadros más famosos y evocadores. Desde entonces, estas enormes nubes ondulantes, que se extienden por unos pocos años luz, han asombrado, tanto a los científicos como al público en general.

Las estructuras que sobresalen verticalmente en la imagen, junto con el cúmulo de estrellas cercanas, denominado NGC 6611, son partes de una región de formación de estrellas llamada la “Nebulosa del Águila”, también conocida como “Messier 16” o “M16”. La nebulosa y sus objetos asociados se encuentran a unos 7.000 años luz de distancia, en la constelación llamada la constelación de la Serpiente.

Los Pilares de la Creación son un ejemplo clásico de las formas al estilo de columnas que comúnmente se desarrollan dentro de las nubes gigantes de gas y polvo, y que son los lugares en donde se producen los nacimientos de nuevas estrellas. Estas monumentales Columnas de la Creación, surgen, a partir de inmensas estrellas recién formadas, recién nacidas, las cuales emiten una intensa radiación ultravioleta, sumada a los incesantes vientos estelares que soplan desde y hacia lo lejos, ciertos materiales menos densos respecto los materiales cercanos.

Clic en la imagen para ampliar.
Esas especies de grandes y largas bolsas muy densas, de gas y de polvo que se van conformando, sin embargo de lo que se podría pensar, pueden resistir los embates de la erosión radiactiva, anteriormente mencionada, por mucho mas tiempo del que nos imaginamos. Y detrás de esas especies de largas bolsas de polvo, muy gruesas, la mismísima materia se encuentra protegida de la dura mirada de aquellas estrellas emisoras de radiación. Esta protección antedicha, crea una especie de "colas" oscuras o también denominadas "Trompas de Elefante", y que es lo que vemos en las fotos del Telescopio Espacial Hubble, como esos cuerpos oscuros, es decir, los mismísimos Pilares, y que apuntan muy lejos de dichas estrellas brillantes y radiactivas.

De parte de la agencia europea, ESO, el instrumento MUSE, emplazado en el “Very Large Telescope” ha contribuido a ilustrar, de manera sorprendente, la evaporación continua de los pilares de la creación, con un detalle sin precedentes hasta ahora, revelando su orientación dentro de las coordenadas Cósmicas.

Clic en la imagen para ampliar.
El instrumento MUSE, ha demostrado que la punta de la columna izquierda, de los tres pilares, nos enfrenta, pero que en realidad se encuentra situada detrás del Cúmulo Estelar NGC 6611, a diferencia de los otros dos pilares. Esta distribución se lleva la peor parte de la radiación de las estrellas del Cúmulo NGC 6611, y como resultado, se la puede percibir más brillante en la parte inferior izquierda. Y las columnas del medio y de la derecha, están todas apuntando más lejos, en referencia a nuestra perspectiva visual.

Los astrónomos esperan entender mejor, la manera en que las estrellas jóvenes como las del Cluster NGC 6611 influencian en la formación de nuevas estrellas posteriores.

Numerosos estudios precedentes, han identificado varias protoestrellas formadas por estas nubes, las cuales, de hecho, son los Pilares de la Creación. El nuevo estudio también informa de nuevas pruebas durante dos estrellas en gestación, en los pilares izquierdo y medio, así como un chorro –o también denominado Jet- de parte de una estrella joven que se había escapado de la atención científica hasta el momento.

Clic en la imagen para ampliar.
El proceso de creación de estrellas, como el que se da en ambientes tales como en el de los Pilares de la Creación, es una verdadera carrera contra el tiempo, una carrera tan intensa que la radiación de las estrellas potentes, y que ya están brillando, continúa mucho mas allá de los propios pilares.

Mediante la medición de las columnas, en base a la tasa de evaporación del proceso de creación, el instrumento MUSE, ha dado a los astrónomos un plazo para que los pilares dejen de existir como tales. Dichos Pilares de la Creación, han expelido, aproximadamente, la friolera suma de 70 veces la masa del sol cada millón de años más o menos, hacia el espacio profundo.

En base a su masa actual, de alrededor de 200 veces la de nuestro sol, los Pilares de la Creación tienen una estimación de vida útil que ronda los tres millones más de años, antes de que desaparezcan, es decir, un parpadeo, en lo que le atañe al tiempo cósmico.

Parece que un nombre igualmente apto para estas icónicas columnas cósmicas podría ser también, el de Los Pilares de la Destrucción, si tenemos en cuenta que también se están autodestruyendo. Es decir, son como el concepto del Demiurgo, diría yo, un clarísimo ejemplo del concepto de Demiurgo, quien es tanto constructor, creador, como también destructor. Mas bien, desde mi punto de vista, en lugar de llamarlas Las Columnas de la Creación o de la Destrucción, yo les pondría el nombre siguiente: Los Tentáculos del Demiurgo. Igualmente, este ya no es un nombre muy científico que digamos, sino que, mas bien, un nombre mítico.

Clic en la imagen para ampliar.
Y volviendo a estos "Tentáculos del Demiurgo", o Pilares de la Creación-Destrucción, el pilar izquierdo, es considerado como un objeto completo, de arriba hacia abajo, y se estima que su longitud es de unos cuatro años luz. Es el pilar más largo y aproximadamente el doble de la altura de la columna derecha.

Es decir, queridos Exploradores de Enigmas, que si tuviéramos una nave que viajara a la velocidad de la luz (si bien es físicamente imposible tanto el viaje a dicha velocidad, como así también, la preservación estructural de la integridad de la nave) tardaríamos la módica suma de 4 años en recorrer toda su extensión, viajando a 300 mil kilómetros por segundo, es decir que, recorriendo con nuestra nave imaginaria, 300 mil kilómetros de distancia, cada segundo del total del tiempo que durara nuestro viaje, tardaríamos unos 4 años en llegar al otro extremo de dicha columna.

Son tres columnas, que para algunos representan la creación, y para otros la destrucción… pero algo es innegable al observarlas mas allá de lo evidente… y es que el Universo ha impreso Fuerza para formarlas, Belleza para que la admiremos y Sabiduría para que las comprendamos.


0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!