29/12/13

Del problema de los cortes de energía.

Es un tema con muchas aristas y a veces muy complejo de comprender en su real dimensión, ya que tanto en el uso como también en la generación-distribución-transformación de la energía eléctrica, existe un componente muy importante, creo yo, a la hora de ahorrar por un lado, y a la hora de mantener por el otro, la energía eléctrica. Ese componente es el propio ser humano jugando un papel indiscutiblemente importante respecto del tema de los cortes de suministro, y que en varias partes de nuestro país se vienen dando con estos días de altas temperaturas.

¿Y de que manera el ser humano incide en aquellas dos cuestiones (consumo y generación)? 

Pues a mi me parece que, mas allá de que es necesario que las inversiones en este rubro sean cada vez mas frecuentes, el consumidor tiene una gran responsabilidad con respecto al mal uso (derroche) que se le da a la electricidad. Pero, como es mas urgente, por ahora, tomar otras medidas diferentes que cambiar el hábito despreocupado y derrochador de millones de personas respecto de la energía eléctrica, es necesario poder apreciar el problema desde otra óptica, desde otro ángulo, intentando que la mismísima solución sea la que ahorre energía, y no -por ahora- el ser humano.

¿Y como una solución en si misma ahorraría energía?

Desde mi punto de vista, -y en cuanto al consumo en primer lugar-, la solución debería tender a anular a toda costa el derroche, siendo ésto muy básico en principio, para evitar los cortes. Es decir que, si una familia tipo, que comúnmente consume "xyz Kw/h", aumenta irracionalmente su consumo sin tener correlación con la época del año y ni con una media ponderada de su propio consumo histórico, aquella solución ahorraría energía a través de una correcta configuración de los medidores de consumo domiciliarios (sin referirme a los industriales).

Los actuales medidores domiciliarios, sino me equivoco, son inteligentes, es decir que son minicomputadoras basada en un soft (firmware) para capturar diferentes estados, tanto de la línea domiciliaria interna, como los que recibe desde el proveedor, entonces aquella solución para eliminar el inevitable derroche (debido a la gran falta de empatía del ser humano) pasaría lisa y llanamente, desde mi humilde opinión, por los medidores domiciliarios, que, cuando éstos detecten una anormal utilización de la energía durante un amplio lapso de tiempo (digamos por 1 hora) el mencionado aparato, corte el suministro de ese solo y único domicilio catalogado como "derrochador", previo aviso de algún tipo (tecnológicamente posible) hacia el cliente -con una razonable espera antes del corte para que el cliente disminuya su consumo- como también un aviso al proveedor -como para que éste, por medio de algún sistema automático dé aviso al cliente- (todo esto es posible utilizando el mismo cableado eléctrico actual).

Entonces, el cliente podrá estar avisado por medio de una doble vía (directa, y automática desde el proveedor) un tiempo prudencial previo a que el mismo aparato medidor corte efectivamente con el servicio. Con esto, no solo se logrará evitar el derroche (que, seamos conscientes, es imperdonable) sino que también, se logrará habituar al consumidor a no derrochar, es decir que, si a un derrochador, su medidor le corta el suministro -previos avisos- debido a su propia manera de mal utilizar la energía (y sin un mínimo grado de empatía) el mismo derrochador se habituará inconscientemente a utilizar como se debe la energía. Esto no quiere decir que si tiene 3 habitaciones, y necesite utilizar 3 aire acondicionados, el medidor le corte el suministro, para nada es así, sino que, calculada la máxima capacidad de su casa en cuanto al consumo de todos sus equipos eléctricos funcionando (pero no al máximo de sus prestaciones) y con un margen a favor del cliente, la configuración del medidor debería ser acorde a lo anterior.

Posiblemente se pregunten, ¿pero como el medidor se entera de que existe un derroche si el cliente está utilizando sus aparatos eléctricos de siempre?

Y la respuesta, desde mi punto de vista, es por la misma razón que nuestros ojos ven la temperatura a 19º todo el tiempo en el Led del aire acondicionado, en lugar de que estén a 24º o mas. Es simple, el consumo irracional de dejar el acondicionador a 19º es algo común en la gente. Con solo inducir, mediante lo dicho arriba, a que el usuario no use sus 2, 3, 4, etc. aire acondicionados a 19º mientras duerme abrigado por el frío que éste le causa, y en verano, se estaría reduciendo el consumo significativamente. Y de la misma manera en invierno, para los acondicionadores que son frío/calor. Esta diferencia de 5º o 6º de ahorro, es suficiente como para que los cortes del servicio disminuyan o desaparezcan. Bueno, esta diferencia de sobre consumo es posible que sea detectada por el medidor.

Por otro lado, las luminarias encendidas por mucho tiempo deberían ser posibles detectarlas por estos medidores actuales, ya que, como actualmente se usan los fluorescentes compactos (bajo consumo), estos tienen pequeños transformadores que generan ciertos disturbios (o creo que son llamados armónicos) en el tendido eléctrico hogareño, por lo que, si dichos armónicos son detectados con una frecuencia irregular y alta, y si esos armónicos provienen de varias fuentes, y que sumadas, se mantienen en el tiempo, debería detectarse el abuso en cuanto a la iluminación, y sumado esto al mal uso de otros aparatos como los acondicionadores, el medidor, con la suma de todo -demasiados armónicos mas los aires a menos de 24º- debería efectivizar el corte, previos avisos, como lo detallé arriba.

Todo esto parece irrisorio, pero estoy casi seguro de que se puede, por no decir seguro.

Con esto detallado arriba el ahorro en el consumo sería muy significativo.

También, como medida adicional, los fabricantes de acondicionadores de aire deberían estandarizar un mínimo de 24º en sus productos para que las personas que compren nuevos aparatos no puedan derrochar por no poder usar el equipo a menos de 24º.

De todas maneras, no debemos dejar de lado otra idea, y es que los cortes, que comúnmente se dan en verano, puedan llegar a ser también, mas allá del gran consumo y derroche, por negligencia, inoperancia y por diferentes tipos de pequeños atentados con el objetivo de desacreditar a uno u a otro gobierno de turno. Tenemos que ser realistas y darnos cuenta que las pujas de poderes son muy grandes, y por ende, aparentemente todo vale.

Y respecto del lado de la generación de energía, es necesario seguir atrayendo inversiones en el sector energético, apoyando el uso de energías alternativas por un lado, y renovando viejos equipos con otros de mas eficiencia en la generación de energía, por otro lado. Sin olvidar que la energía solar y la eólica no están aprovechadas en nuestro país, por lo que queda mucho por hacer en estos dos aspectos, creo yo.

Pero, habría que comenzar por los medidores, lo que para mi pensar, es un tema clave.

En el siguiente link se detalla este tema de los medidores inteligentes, aplicado en localidades de Colombia: Clic aquí para ver el proyecto de implementación completo.

De la sociedad como responsable principal.

Yo pienso, que se puede pensar generalizadamente, englobando a toda la sociedad respecto al problema de los cortes de la energía eléctrica, solo cuando se conoce una muestra muy grande de los usuarios (representativa de la población), y que la misma sea estadísticamente significativa para poder arrojar una conclusión (sobre la población entera) de que las personas con sus valores y virtudes fuertes e intactos son las que mas se encuentran en nuestra sociedad. En referencia al tema anterior -el cual generaliza mucho- respecto de que se debe controlar el como el usuario utiliza la energía, desde los propios medidores actuales.

La generalización, desde mi perspectiva, no es más que ponernos a pensar en un ser humano perfectible, pero con muchas deficiencias evolutivas todavía. La psique del ser humano está muy lejos de concebir un compromiso constructivo con sus semejantes, sin antes poseer un nivel intelectual suficiente y necesario para que esas virtudes sumadas a un alto grado de empatía nos den vía libre para dejar de generalizar (la intelectualidad se obtiene por el simple reemplazo de la TV por los libros, desde niños, como un mínimo y rápido ejemplo) ¿Esto se se percibe que es así? o bien ¿se reemplazan actualmente libros por la TV y demás aparatos que desvían el crecimiento moral, intelectual, consciente y empático de la gente? Personalmente opino que no.

Por lo tanto, mientras el ser humano no deje de involucionar psicológicamente, como percibo que lo está haciendo en esta sociedad hiperconsumista, individualista, sin el menor sentido de ponerse en el lugar del otro, el estado es el que debe, en relación a la energía eléctrica, ponerse las pilas en controlar el consumo de su población, de alguna manera parecida a como lo expliqué en el tema anterior, respecto a los cortes de energía eléctrica.

Es totalmente obvio que las inversiones se deben hacer y de seguro que se harán, o ya se están haciendo, e incluso magnificar el uso de las energías alternativas. Esto es totalmente obvio y de seguro que se hará ya que es una tendencia natural del ser humano el invertir en este tipo de alternativas, además de ser rentables y eficientes.

El plantear, pienso yo, en temas meramente estructurales, de inversión, técnicos es realmente un muy buen ejercicio para buscar soluciones, pero, mientras éstos temas básicos y necesarios no se completen (inversiones de todo tipo y color) es menester poder generalizar, y aplicar medidas a disminuir el consumo a toda costa por el mismo motivo que expliqué en el tema anterior a este, respecto de los medidores inteligentes. Es como cuando uno, en un rapto de inconsciencia, deja abierta la puerta del automóvil con las luces encendidas, con lo cual, el sistema de control de ahorro de energía del vehículo nos hará saber nuestro descuido mediante un aviso sonoro para que dejemos de derrochar, y por ende ahorremos batería. Es exactamente lo mismo.

Y yo apunto al "mientras tanto" con mis palabras -de este y mi anterior tema respecto del problema de los cortes- ya que si no aplicamos medidas de estado basadas en la generalización de la actual decadencia de valores y virtudes del ser humano, seguiremos gastando -tanto el estado como los privados- he invirtiendo para poder seguir alimentando dicha decadencia. ¿Porque continuamos alimentando la decadencia psicológica? ¿Porque pensamos primero en hacer inversiones de todo tipo, sin antes pensar en frenar y enfrentar la decadencia? ¿Es tan difícil atacar el problema desde la raíz y no solo a sus ramas? ¿El problema es realmente de falta de inversiones y el mejorar lo que ya está funcionando? Seguramente que si, pero el mayor problema es la sociedad que todavía está en pañales en su lugar evolutivo en cuanto a su psique. ¿No nos damos cuenta todavía que nos falta mucho para ser una sociedad responsable y empática?

Por tales motivos, el estado debe generalizar con todas las fuerzas y resolver problemas que se les escapan frente a sus narices y que es el propio ser humano. El estado, debe comenzar a resolver el problema energético por ambos flancos (inversiones y sociedad) primando la sociedad, en base a mejoras en algo tan necesario como los son las currículas escolares, en cuanto a fomentar las virtudes detalladas arriba, en cuanto al qué hacer con la actual crisis de valores que fomenta la TV y los juegos de PC, y no nos engañemos, estos últimos son los factores causantes de la decadencia intelectual humana.

En dichas currículas escolares se deberían agregar materias tales como "Empatía y Ética aplicadas", "Energías renovables orientada a la supervivencia humana", "Los pros y los contras de la TV e Internet", y un gran etc. que se pueden reemplazar por otras materias menos necesarias por ahora. El mundo necesita de personas que piensen en el otro sí o sí, por ello es necesario generalizar a diestra y siniestra hasta que maduremos evolutivamente. 
Debemos darnos cuenta que lo energético es un tema mucho mas profundo que el solo pensar en inversiones y mejoras (que repito, estoy de acuerdo) es un tema que apunta a la supervivencia humana al final del recorrido ¿no?

Por lo tanto, el estado debe hacer hincapié en la raíz del problema y que es el propio ser humano. Que pueda llegar a implementar los medidores inteligentes, de una forma también inteligente, haciéndolo en los lugares de mucha concentración poblacional y donde histórica y estadístcamente se dan los mayores cortes de energía.


1 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!