27/1/16


La respuesta a si estamos o no estamos solos en el universo, podría estar justo delante de nuestros ojos, al escuchar de nuestros oídos, al probar con nuestro sentido del gusto, a tocar con nuestras manos, o, más bien, dicha respuesta, se encuentra, dentro de cada célula de nuestro cuerpo.

¿Podrían nuestros genes alvergar un diseño inteligente, podrían tener una especie de sello, "a modo de fabricante" dentro de ellos, impreso hace miles de años, desde otro lugar de nuestra galaxia, o bien desde otra galaxia?

Tal "etiqueta del fabricante", sería un sello indeleble de una civilización extraterrestre, superior a la nuestra, y que nos precedieron por muchos millones o miles de millones de años, y que, a modo de un gran y generoso legado, antes de su final, esparcieron por toda la galaxia, su propia imagen biológica.

Vladimir Cherbak de al-Farabi kazajo, de la Universidad Nacional de Kazajstán, y Maxim Makukov, del Instituto Astrofísico Fesenkov, arrojan la hipótesis de que una señal inteligente incrustada en nuestro código genético, sería un mensaje matemático y semántico, que no puede ser explicada por una evolución darwinista. A dicha hipótesis la han llamado, "SETI biológico." Y para sumar a dicha idea, ellos argumentan que, este sello en nuestro ADeeNe, tiene mucha mayor probabilidad de que se cumpla como cierta, por sobre la probabilidad de detectar a los aliens, en una transmisión de radio extraterrestre transitoria.

Escribiendo en la revista Ícaro, afirman: "Una vez fijado, el código podría mantenerse sin cambios en escalas de tiempo cosmológicas; De hecho, es la construcción más duradera conocida. Por lo tanto, representa un almacenamiento excepcionalmente fiable para una firma inteligente. Una vez que el genoma se reescribe apropiadamente, el nuevo código, con una firma, se quedará congelado en la célula, y su progenie, podría luego, ser entregada a través del espacio y del tiempo ".

Para aprobar la etiqueta del diseñador, cualquier patrón en el código genético, debe ser en extremo, estadísticamente significativo, y poseer características inteligentes, como por ejemplo, el ser incompatibles con cualquier proceso de conocimiento ligado a la naturaleza, dicen los autores.

Ellos van a argumentar, en su análisis detallado, que el genoma humano, muestra un tipo minucioso de precisión, en el orden de la asignación, entre los nucleótidos del ADeeNe y los aminoácidos. "Arreglos simples del código, revelan un conjunto de patrones aritméticos, e ideográficos del lenguaje simbólico." Ellos dicen que esto incluye el uso de la notación decimal, transformaciones lógicas, y el uso del símbolo abstracto del cero. "Precisa y sistemáticamente, estos patrones subyacentes, aparecen como un producto de la lógica de precisión y de la computación no trivial".

ANÁLISIS uno. ¿Estamos viviendo en un holograma?

Esta interpretación les lleva a una conclusión un tanto inverosímil: que el código genético, "parece que fue inventado fuera del sistema solar, hace ya varios miles de millones de años."Esta declaración apoya la idea de la panspermia, la hipótesis de que la Tierra se sembró con la vida interestelar. Es sin duda un enfoque novedoso y audaz para la conquista de la galaxia.

Sin embargo, hay otras posibilidades también. Se ha escrito anteriormente, acerca de la noción de que, el universo que observamos, fue construido sólo para nosotros, y existe dentro de un programa de ordenador. Por lo tanto, la idea de que algún programador escribiera patrones artificiales, en alguna parte del código genético, se torna muy consistente con las sugerencias de los autores.

La SETI Biológica, inevitablemente choca de frente, contra una idea que es totalmente antitética a los ojos de la ciencia: el concepto de diseño inteligente. La proposición de identificación es que nuestra biología es tan compleja que debe haber sido diseñada por un poder superior.

ANÁLISIS dos. ¿Invasión de algas espaciales? Probablemente no.

Hasta la fecha, el diseño inteligente ha sido nada más que un creacionismo bíblico con piel de cordero. Fundamentalistas cristianos utilizan para impulsar la enseñanza del creacionismo en las escuelas como alternativa a la evolución "secular".

¿Puede aceptarse que, una firma alienígena, en nuestro código genético, sea más creíble, o demostrable, que una mera Identificación bíblica escrita por personas opuestas a la ciencia?

Sabemos tan poco sobre el origen de la vida en la Tierra, que parece presuntiva para identificar la estructura genética que supuestamente desafía una explicación natural. Hasta el descubrimiento de vida en otros lugares del sistema solar no proporcionaría una prueba independiente de esta idea. La Panspermia podría haber ocurrido de forma natural entre los planetas y las lunas.

Y, aunque el código genético se considere, en última instancia, la huella de la mano de un gran diseñador extraterrestre, a continuación, queda una pregunta mucho mas trascendente de lo que se ha evaluado aquí, la cual es, ¿quien diseñó al diseñador?


Cada uno de los agentes que trabajan para la seguridad de una determinada población (Policía, Gendarmería, Prefectura, Ejército), deberían llevar implantes de microchips de RFID, para monitorizar, no solamente su estado de salud, que es uno de sus usos principales, sino que también, para monitorizar los movimientos de cada uno de dichos agentes, y de todas las fuerzas de seguridad, y a todos los niveles de sus organigramas. Sin olvidarme, que también los presos -y liberados bajo las condiciones que sean- deberían colocarles un chip a cada uno, por razones que sobran tener que detallarlas aquí.

Sepan que, jamás se podrá sanear una determinada fuerza de seguridad, sin basarse en la tecnología para tal fin. El control inteligente y automatizado, sobre todos los agentes de seguridad, mediante un implante de un microchip en sus cuerpos, debería ser la base de la que partan todas las organizaciones, estatales y privadas, que se dedican a la seguridad dentro de todo el espectro al que ésta abarque.

Mas allá de que los celulares logren cumplir una función similar, en cuanto al control, los mismos se encuentran fuera del cuerpo humano, y por ende, pasibles de desechar o de modificar de inmediato. Pero, por el contrario, esto no sucedería con el implante de microchips, los cuales mostrarán en tiempo real, por cual lugar transita cada uno de los miembros de las fuerzas armadas -internas y externas- y de seguridad, pudiendo dejar rastros de sus localizaciones y compararlos -o cruzaros- con hechos de corrupción -previos a sus descubrimientos- que puedan estar relacionados entre si.

Pensemos esto... los policías, y demás agentes de todas las fuerzas de seguridad, saben mucho mas, sobre delitos, -como son y como cometerlos-, que los propios delincuentes, porque los policías analizan constantemente gran cantidad de delitos, mientras que los delincuentes, solo saben los que ellos mismos cometen. Por ende, cualquier agente desprovisto de ética, de humanismo y de empatía, será tentado por sus altos conocimientos del mundo del delito, y cuando ello sucede, el microchip lo debería delatar inmediatamente.

Es inaceptable, bajo ningún punto de vista, que la corrupción invada las fuerzas de seguridad, por razones que no es necesario explicarlas aquí, ya que creo que ellas se explican por si mismas.

Si la población civil desea utilizar microchip en si mismos, porque se siente segura, debería ser bajo sus propias decisiones y responsabilidades, pero, en cuanto a los agentes del Orden, todos y cada uno de ellos, y a todos los niveles, deberían portar uno (o algún sistema similar).

- Algunos links sobre este tema:





- Nelson J. Ressio


- Firma la petición, haciendo clic en este link:


11/1/16



Como ya es un hábito, desde que tengo memoria, me interesa observar, en los eventos de la vida diaria, de esta, nuestra única nación, y que es el planeta Tierra, ciertos patrones repetitivos, tanto en el mundo de las apariencias, como en el mundo de lo abstracto. Y en el caso de los 3 prófugos, Lanatta x 2 + Squilacci, he encontrado unos patrones repetitivos que, a través de la historia, han jugado, y juegan, un papel muy interesante en la diversidad de entramados de eventos que le dan entidad a esta humanidad, que le dan ese toque de "ventriloquismo "o de "titeretismo", y que cada evento, sucede por un encadenamiento de factores preacordados y predefinidos de antemano. No estoy siendo conspiranóico, sino que, solo un mero observador, uno mas de entre tantos, y que se detiene a pensar desde las pequeñas cosas, hasta las grandes cosas, primero comenzando por las pequeñas y grandes cosas dentro de mi mismo, para luego pensar en el afuera.

Y, respecto de esta, cuasi novela policial, varias cosas me han llamado la atención, y algunas de ellas, están directamente relacionadas con el aspecto numérico, sin referirme a la numerología, sino que, a la simple observación de los eventos y sus correspondientes coincidencias numéricas, con otros eventos de la historia. Veamos...

En primer lugar, los muertos son 3, el triple crimen de la efedrina, a manos de 3 personas, las que luego, se escaparon el 27/12/2016, de la unidad 30 (3 y 0), de una cárcel de máxima seguridad, hecho este último, extremadamente pasible de tomarlo con muchas pinzas analíticas.

El día 09/01/2016, capturan con vida a uno de ellos, a Martín Lanatta.

El día 11/01/2016, es decir hoy, en el día en que escribo estas líneas, capturaron a los otros dos prófugos, Christian Lanatta y Victor Squilacci.

Y algunos se preguntarán, y, ¿donde están las otras coincidencias?, pues en el número de los días, es decir, en el 9 y en el 11, y si buscamos en la historia, podremos constatar, que el 9/11 se repite una y otra vez, y no solamente en las fechas, sino que también, en otros ordenes dentro de esta muy complicada humanidad (sobre el 9/11: http://www.erminauta.com/search/?q=9%2F11&x=0&y=0).

Es decir, el 9 es un número de una sola cifra, y en este caso, representa el día que apareció una sola persona, Martín Lanatta. Y el 11, es un número de dos cifras, el cual representa, no solo el día, sino que también, a las otras dos personas halladas. Una cifra, una persona, dos cifras, dos personas. Interesante.

Fueron entonces, los días 9, 10 y 11 de enero de 2016; fueron 3 días, dentro de los cuales, los 3 prófugos que asesinaron a los 3 empresarios ligados con el Kirchnerismo y con el narcotráfico, fueron los días decisivos a la hora de sus hallazgos.

Otra coincidencia, o peculiaridad, y que puedo sumar a las anteriores, es respecto del año, respecto del cual, si sumamos sus cifras, obtenemos 9, además de lo que ya es de público conocimiento, de que el 2016 se puede descomponer en las siguientes sumas: 666 + 666 + 666 + (6 + 6 + 6), algo extremadamente interesante.

De seguro, hay mucho mas que observar, en esta trama, cuasi cinematográfica, que mantuvo a gran parte de la población de esta parte de nuestro planeta Tierra, en un estado de incertidumbre, y a muchos, de somnolencia y de desconexión con la verdadera realidad, aunque ésta siga siendo parcial, y que nos circunda minuto a minuto.

Es interesante como es que, dentro de los eventos de la vida diaria, prevalecen las causalidades por sobre las casualidades, siendo estas últimas, casi inexistentes. Y en este tema de los 3 prófugos (Lanatta y Squilacci), se verifican causalidades, y que el escaparse de un penal de alta seguridad, no fue casual, no fue porque querían ser libres, no fue porque querían escapar de las garras de la mafia K, no fue por ello, sino que, mas bien, fue para devolverle a la sociedad, todo mal que hayan cometido, fue para generar un efecto dominó positivo sobre muchos temas impensables de modificar, sin una gran causa mediática de por medio, para que todas las partes acepten el accionar de la Ley. Para traducir un poco esta idea, a la basura, a veces es necesario que se la saque con mas basura, ya que con la escoba y la pala limpias, a veces se torna imposible. No debemos olvidar que la mafia enquistada es tanta, que es necesario un apoyo en masa y mediático, para que todo suceda y se suceda. A veces, para encontrar la Luz, debemos optar por una temporal oscuridad. La Luz y la oscuridad son inseparables, una no existe sin la otra, porque, aunque sea, a niveles subatómicos, siempre habrá algo que tape la Luz. Y en este caso, de los 3 prófugos, se constituyen como elementos oscuros necesarios, para que una gran cantidad de elementos oscuros, y a todos los niveles, sean detectados con la aprobación de la sociedad y de los organismos en donde dichos elementos oscuros actúan, ya sea dentro de las fuerzas del orden, como también, en el ámbito político, siendo este, un caso de que la basura a gran escala, es posible sacarla con el efecto dominó generado por el accionar de una pequeña muestra de dicha basura. Los 3 prófugos han hecho un gran servicio a esta parte del planeta Tierra, que denominamos Argentina, porque la reestructuración e investigación a todos los niveles de las fuerzas del orden, y el accionar de la justicia, a todos los demás niveles del estado y del gobierno anterior y presente, es un gran efecto que se llevará a cabo con gran profesionalismo. Un gran ejemplo, desde mi punto de vista, de que a veces, la basura se la debe sacar con mas basura.

Y, ¿que puedo extraer en limpio de todo esto? Porque, al fin y al cabo, esa es mi intención, y puedo extraer lo siguiente: que, respecto de todos los eventos de la vida diaria, no nos debemos acostumbrar a mirarlos desde lejos... acerquémonos mas... y aún mas... para mirarlos de cerca... y podremos mirar... mas allá de lo evidente, sean estos eventos, internos o externos, a cada uno de nosotros.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!