8/11/14

Este enigmático virus, este Enigma de Otro Mundo, denominado Prión, es un agente infeccioso de dimensiones casi infinitesimales que plantea un enigma que todavía no se encontraría resuelto por parte de la ciencia moderna.

Y, ¿porqué es tan enigmático este virus?, porque éste no posee las cadenas fundamentales que conforman la vida, es decir, este virus Prión, no posee ni ADN y tampoco ARN.

Por lo pronto, lo que se especula al respecto, es que se encuentra en el último peldaño dentro de todo el conjunto de seres vivos. Además, es un virus muy
resistente a los ácidos y a los detergentes mas abrasivos, resiste también, -y como para que se den una idea de ante qué nos encontramos aquí-, les decía, que resiste también a una exposición radiactiva 19 millones de veces mas letal
que la dosis que para un ser humano sería causa de muerte instantánea.

Pero, ¿que se puede percibir a lo lejos?... nada mas y nada menos que otro enigma... el del cáncer.



Veamos...

¿Que es este ser que por mas pequeño que sea, aparenta ser muy peligroso y a la vez, una especie de virus de hierro, por su resistencia a los mas altos peligros para todo lo que se defina como vida?

Una cosa es clara, que la misma presencia de esta especie de virus, o viroide, pone a la ciencia en la obligación de revisar las propias leyes de la genética.

Mas allá de que en primera instancia, pareciera un virus simple, simplísimo diría yo, y que no revistiese riesgo alguno para la vida humana, mas allá de generar pruritos lumbares o escrapia de la oveja, enfermedad que, en dichos animales causa una degeneración paulatina en el sistema nervioso, temblores y por último la muerte; y en el ser humano, enfermedades muy desconocidas como el kuru, que a veces una tribu indígena de nueva guinea se convierte en su portadora, y que únicamente se transmite por comer carne humana, acto denominado como antropofagia o mas comúnmente, canibalismo, enfermedad que produce una especie de locura que aumenta de manera gradual, y que
finaliza drásticamente por medio de una brutal muerte.

Entonces, mas allá de que parezca simple, sus atribuidos y posibles efectos son muy complejos y graves.

También, a esta especie de virus supuestamente inofensivo, se le atribuye la denominada enfermedad de Creutzfeldt-Jakob, que solo afecta a una muy escasa cantidad de personas en los países desarrollados, la cual es una especie de demencia mortal generada por lesiones graves en el sistema nervioso.

También se encuentra asociado a una patología muy conocida, una variante de la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob, y que es la enfermedad de Alzheimer o Demencia Senil.

De todos modos, como lo dijimos al comienzo de este programa, existen sospechas, por parte de los biólogos, de que el Prión sea un causante, o bien un detonante para promover células cancerígenas en el organismo humano.

Pero, si este virus, como recién pudimos constatar, se puede reproducir, ¿como es que lo hace, sabiendo que no posee las bases principales que conforman la vida y la reproducción, como lo es el ADN y el ARN? es decir que, este enigmático ser, -si es que así lo puedo llamar-, no presenta la menor evidencia de estos ácidos nucleicos en su composición, pero, de todos modos, es capaz de reproducirse... y, ¿de que manera lo hace?

Toda la vida conocida sobre la tierra posee Ácidos Nucleicos, ADN y ARN, indispensables para la reproducción, independientemente de que sea sexuada o asexuada, estos ácidos conforman la programación fundamental para la vida como la conocemos, desde los mas pequeños virus, hasta los mas complejos organismos, como por ejemplo, el ser humano.

Es de vital importancia el entender de que estas variantes de los ácidos nucleicos, programan la forma en que las enzimas y proteínas se combinan dentro de un medio acorde para tal fin, de manera de que se puedan
formar tejidos vivos, ya sea desde órganos internos, hasta la piel misma, por ello es que hasta el mas pequeño de los viroides presentan rastros de ADN o bien ARN... pero en el enigmático Prión... no.

Entonces, ¿de donde pudo venir dicho engendro de la naturaleza, si no tiene las bases biológicas programáticas para que su reproducción y desarrollo, sea una realidad?

En todos los casos, independientemente de las enfermedades nombradas aquí, se pudieron observar la misma sintomatología, es decir, un muy largo trayecto para la incubación silenciosa, años y años que el infectado ni siquiera se percata de que el enigmático mundo del virus Prión, se encuentra actuando lentamente dentro del mundo humano. Pero cuando uno menos se lo espera, aparecen los síntomas ya nombrados antes, y con una fuerza destructiva tal, que el cambio repentino de la persona afectada, en cuanto a su comportamiento,
además de irreversible, siempre le sobreviene la muerte.

según la neurociencia, físicamente hablando, en el cerebro del organismo afectado, se perciben agujeros, como si hubieran sido taladrados, quedando con el aspecto de una esponja.

Como el Prión está caracterizado dentro de los virus lentos, por su manera de actuar, como los virus que causan, por ejemplo, la Parencefalitis Aguda Esclerotizante, debido a la incubación por un período de muchos años, del virus de la Rubeola, dentro del sistema nervioso del organismo infectado; podría llegarse a pensar, que el Prión posee las mismas características antes citadas... pero no, no se les parece a aquellos virus lentos convencionales.

¿Entonces? ¿que es esta destructora entidad sinigual? ¿De donde proviene?

Pues, si se utiliza un microscópio electrónico, el Prión es unas cien veces mas pequeño que los virus mas pequeños, conocidos hasta ahora, por supuesto.

Evidentemente, es lógico pensar que la simpleza inherente del virus Prión, es lo que lo hace tan resistente a cualquier agente externo que intente destruirlo, como por ejemplo, la radiactividad, que como dijimos, solo con que una persona se exponga a 600 rads, ya basta para ocasionar su muerte, mientras que 20 millones de rads son inútiles para desactivar tan destructivo engendro de la naturaleza.

Por lo que, como les decía, lógicamente, a mas complejidad de un organismo, menos radiación se necesita para ocasionar su muerte, y viceversa, a menos complejidad, como en el caso del virus Prión, se necesita mas radiación para poder afectarlo, con lo que queda claro la simpleza de su constitución interna, que ni siquiera presenta ADN ni ARN en su existencia como supuesto viroide.

Y mas destructivo es aún, ya que no causa ciertas sintomatologías, como reacciones inmunológicas que puedan ser detectadas y actuar en consecuencia, antes de que sea demasiado tarde.

Pero hay mas sobre este minúsculo virus de hierro, y es que tampoco produce Interferón, es decir, el agente antivirus que los demás virus convencionales si producen, ya que, como sabemos, cuando un virus infecta a un organismo, además de producirse una variedad de sustancias dañinas para el objetivo
infectado, también se produce su cura, y esa cura viene de la mano de la sustancia denominada Interferón... pues el Prión, no la produce, es decir que, además de que infecta, no deja ninguna posibilidad de una desinfección, al menos, no de su parte.

Entonces, ¿de que se trata? ¿Ante que engendro de la naturaleza nos estamos enfrentando?

Pues, según la ciencia, pareciera que se compone de una proteína descubierta por diversos estudios sobre animales infectados y luego sobre el virus en si mismo, que al aplicarle diversos procesos electroquímicos de división molecular, lograron que las proteínas separadas, -ya limpias de proteínas superfluas,
como resultado de esta división-, pudieran ser catalogadas dependiendo de su reacción en el medio electroquímico de estudio. para dejarlo mas claro, se desmembró al Prión para estudiar sus partes y verificar en cual de esas partes
se encuentra su veneno.

Pues bien, como se pudo llegar a categorizar las partes conformantes de un Prión, cada una de esas partes, o proteínas, fueron inyectadas a una oveja sana, hasta que por fin, se dio con el elemento destructivo de este enigmático virus: la proteína denominada PrP, parte mortal del propio Prión, nombre éste que quiere decir algo así como, Particula Infecciosa Proteinaza.

Esta proteina PrP, que se constituye como la parte principal del Prión, la parte que por medio de la cual, los Priones son tan mortales, dentro de esa proteína, existe una molécula denominada por sus descubridores tal como lo mencioné antes, es decir, PrP.

Pero, luego de análisis posteriores, se descubrió la verdadera esencia de esta proteína, el verdadero conformante malicioso que actúa tan extraña y mortalmente sobre los seres vivos, y que es, una glucoproteína, en otras palabras, una proteína con cadenas de azúcar ligadas a aminoácidos... en definitiva, una mezcla mortal que no llega a ser ni ADN ni ARN.

Para aclarar un poco mas la esencia de esta entidad propia del Inframundo de Dante, el concepto de aminoácido se refiere a una molécula orgánica derivada del amoniaco y del carbono.

Pero lo que mas intriga del Prión, es la ausencia de ácidos nucleicos, es decir, de ADN y ARN, además se puede comprobar esta ausencia debido a que al aplicarle diferentes tipos e intensidades de radiaciones, lo que ataca directamente sobre los ácidos nucleicos, destruyéndolos, el Prión debería sucumbir a dichas radiaciones, pero no es así, ya que al carecer de aquellos ácidos que conforman los núcleos moleculares de los genes de cualquier organismo, este virus se torna... literalmente... inmortal.

Por lo tanto, y mas allá de que he nombrado al Prión como virus, o especie de virus... este no lo es... pero, ¿porque se comporta como tal? ya que, cuando aparece la infección, el Prión se reproduce, aunque no posea ADN ni ARN, y además, su comportamiento en cuanto a su diseminación dentro del organismo afectado, es muy semejante a la manera de como se diseminan las células afectadas por el cáncer.

Y otro punto a favor del Prión, y en detrimento de los seres vivos con ADN y ARN, es que este mortífero engendro es indiferente al sistema inmuniológico del organismo huésped, ya que cuando el Prión se clona a si mismo, todas y cada una de las copias, sea cual sea la especie en la que éste se hubiera propagado, tienen la misma secuencia conformante, es decir, todos Priones idénticos, y por lo tanto, aquí surge otra cuestión, la cual apuntaría a que el agente activador del Prión, sería un gen que todos los individuos, de cualquier especie portaríamos como herencia evolutiva, y al activarse éstos genes, -portando unas incumbencias muy específicas por cierto-, comenzarían a fabricar o a clonar inmensas cantidades de Priones, con los efectos que hablamos durante este programa.

Entonces, y para terminar, no caven dudas de que la biología y todas sus ramas necesitan replantearse o reenfocarse en cuanto a sus estudios sobre el Prión, debido a que si es el causante, no solo del alzheimer, de los priritos de la oveja y del kuru en nueva guinea, sino que también del cáncer, por lo que, en base a
todo esto, se desprenden unas preguntas, un tanto cosnpiranóicas si se quiere darle un toque distintivo, aunque yo la llamaría, mas bien... realista... y esa pregunta es, ¿se mantendrá en secreto la cura de estas enfermedades debido a que, supuestamente, frenarían la superpoblación humana?, o mejor formulada la pregunta sería... ¿se guardará a este gen -que todos portamos dentro- como un arma silenciosa contra la humanidad, que al activarse, por algún método
direccional, en principio, y también discrecional, comenzaría a fabricar Priones sobre quién o quienes se lo aplique?

Por ahora, dejo las preguntas a vuestras consideraciones, ya que muchas verdades arriban a una verdad mayor y mas cercana a la realidad que a veces se nos oculta ante nuestros propios ojos.


0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!