7/9/17

Comúnmente, estamos acostumbrados a creer, o a pensar, que todo lo bueno proviene de un conjunto de acciones buenas, y que todo lo malo provenga desde un conjunto de acciones malas. Ambas, la maldad y la bondad, emanadas pura y exclusivamente desde el cerebro humano, no tienen la potestad de generar acciones eminentemente equiparables a sus respectivos nombres; es decir, la maldad puede ser el resultado de un conjunto de acciones, que en su mayoría, podríamos pensar que provienen repletas de bondad; mientras que la bondad, podría llegar a ser el resultado de otro cúmulo de eventos, que en su mayor parte también, estarían dispuestas como receptoras de una racionalización tendiente a la maldad.

¿Como puede suceder esto? ¿De que manera, un cúmulo de eventos cargados de negatividad, pueden arribar a sucesos mayores, o a un suceso mayor, que al final de dichos sucesos, el resultado último esté revestido de una bondad absoluta? O bien, ¿de que forma, otro cúmulo de eventos de apariencia positivista, puedan generar un efecto dominó tal, de que el evento último en dicho efecto dominó, -o podría decirse, Efecto Mariposa-, sea un evento de características catastróficas para una parte, o para toda la especie humana?

Pues bien, desde ese punto de vista inicial, debemos comprender, -entiendo yo-, lo que está sucediendo actualmente en este planeta; y no debemos, por ahora, detenernos a analizar a los pequeños sucesos de todos los días, los llamados, cotidianos, mas allá de que un pequeño suceso puede derivar en algo tan impensable como la extinción de la especie humana, sino que debemos analizar y arrojar alguna solución, a los sucesos de gran envergadura, y que atañen al completo de la población mundial, y al planeta mismo, con todas sus especies.

Como es de público conocimiento, la tensión internacional, en relación a las provocaciones de Corea del Norte, está barriendo con las palabras destinadas a minimizar las agresiones e intentar buscar vías de resolución que ayuden a descomprimir dicha tensión, y en todo caso, a intentar de que, aquel síntoma que provoca la tensión internacional, nos muestre su causa, y de lleno, nos dediquemos a extirpar dicha causa, antes de que el síntoma se muestre a gran escala, y las vías diplomáticas se agoten, para luego pasar a las vías de la fuerza. Hay dos vías de resolución de conflictos, la primera es la vía de la inteligencia, la palabra y la empatía, y la segunda, como última instancia, la vía del uso de la fuerza, pero, como sabemos, todo uso de la fuerza, conlleva entre sus entrañas, una potencial destrucción de la especie humana, y de todo ser vivo que haya poblado nuestro planeta. Y ese "lujo" jamas debe ser permitido que suceda.

Pero, ¿porque no se detienen las tensiones entre ciertos países? Ahora que el ISIS está a punto de desaparecer, o casi ha desaparecido, como si estuviese esperando a que el ISIS termine su existencia, Kim Jong Un, hace su aparición detrás de la fila de las amenazas a la existencia humana, en donde el ISIS era la que la encabezaba. Pues, inmediatamente después de que desapareciera el ISIS, Corea del Norte, que si bien hace mucho tiempo que viene preparándose para este paso al frente en la fila, hace una repentina escalada en las amenazas internacionales y en las pruebas militares de todo tipo, para que todo el mundo lo vea, incluso, con ojivas nucleares que hacen mover los sismógrafos de toda un gran conjunto de países a su alrededor. Por lo tanto, las tensiones, aparentemente seguirán, y si antes estaba el ISIS, -y creo que seguirán ataques terroristas por un buen tiempo, para que no se piense que alguien dio la orden de finalizar sus actividades, aunque estoy convencido de que también, muchas personas han realizado mucho trabajo, e incluso han dado sus vidas para detenerlos-, y como escribí previamente, si antes estaba el ISIS, ahora tenemos una nueva y mas notoria amenaza, mucho mas poderosa que el ISIS, y que es la nación Comunista de Corea del Norte, un resabio de épocas en que el mundo, -si bien, eran otros tiempos, intereses, tecnologías y poderes-, caminaba por otras vías, como una simbiosis, entre la vía de la diplomacia y la vía de la guerra, ambas sucediendo al mismo tiempo. Pero, en el actual contexto mundial, hemos comprendido mucho acerca de lo que queremos para el futuro de nuestra especie, y es por ello, que no debemos permitir, bajo ningún aspecto, que una minúscula nación, con poderío nuclear, ponga en peligro a la especie humana, junto con los demás seres vivos que nos acompañan en este planeta.

Para resolver el problema debemos hermanarnos entre todos, y ayudar a extirpar el cáncer que aqueja hace tanto tiempo, a nuestro planeta, y que es la guerra. La guerra es el gran problema.

Pero he aquí que, debido a lo anterior, mi vía de pensamiento cambiará drásticamente. Porque, dando un solo ejemplo cotidiano, lo comprenderemos mucho mejor. Y el ejemplo, en forma de pregunta hipotética, es el siguiente: "¿que sucedería si, en algún momento o lugar de la cadena de proveedores de medicamentos, la misma se detuviera abruptamente, y las farmacias comenzaran a estar vacías, y con el paso de no mucho tiempo, las farmacéuticas comenzaran a caer, o a cerrar sus puertas?". Como sabemos, las farmacéuticas son una parte importante para la vida, pero también, son una parte importante para la economía mundial, y creería yo, esenciales en ambos aspectos, por lo que, la caída del sector farmacéutico, crearía un colapso, no solamente en la salud de la población, sino que también, en la economía global. Entonces, el colapso respecto de otras áreas relacionadas, directa o indirectamente con las farmacéuticas, caerían también, y el efecto mariposa, sería catastrófico, humana y financieramente, y ambos aspectos, sumidos en una constante y vertiginosa retroalimentación, tal como una gran bola de nieve, la cual crece y crece, hasta convertirse en un verdadero peligro para quienes estén delante de su trayecto. Pues lo mismo sucede en el negocio de la guerra. Y al igual que las farmacéuticas, hago la misma pregunta, ¿que sucedería si, de un día para el otro, las guerras se terminaran? Pues, y al igual que con la hipótesis de las farmacéuticas, habrá un colapso económico sin precedentes, porque, detener a un mercado de miles de millones de dolares, de manera abrupta, es detener el flujo de dinero, no solamente del destinado a la fabricación de armas (sin dejar de lado el dinero destinado a la investigación y al mejoramiento de los armamentos actuales y nuevos, con innovadoras tecnologías) sino que también, se detendrían todos los negocios relacionados directa e indirectamente con el negocio troncal de las armas, de todo tipo y tamaño que uno pueda concebir. Por lo tanto, la guerra continuará, por mucho tiempo, incluso, me atrevo a decir, que, nos llevará a una singularidad, en donde la especie humana, estará en peligro de extinción, algo de que no nos podemos dar el "lujo" de que suceda, tal como lo mencioné al principio.

Entonces, he expresado un pensamiento que, a los ojos de muchos, es totalmente lógico, es decir, las guerras, no solamente, no se detendrán, sino que podría haber una escalada mucho mayor, al momento justo en el que las tensiones generadas por Corea del Norte (y por el poder económico militar que se encuentre detrás de la pantalla de cine denominada Corea del Norte) se transformen en amenazas reales, y luego, en hechos reales y concretos, por lo que, una escalada de todos contra todos, estaría servida a la mesa, además de tener en cuenta que, el Sr. Kim Jong Un, no está dispuesto a llevar a cabo ningún tipo de negociaciones, ni tratados, y tampoco el ingresar a ninguna vía del diálogo, si es que las sanciones no surten efecto, cosa que estoy seguro que sucederá, porque las sanciones, solo sirven para que la Olla se caliente aún mas. Kim Jong Un, quien osa expresar a los 4 vientos: "Corea del Norte promete infligir a EE.UU. el "mayor dolor y sufrimiento" de su historia", no está predispuesto a tomar las vías diplomáticas, ya sea por un capricho, por un estado alterado de conciencia, por un marcado odio a occidente, o bien, porque ello extendería la venta de armas, a mas años en el futuro, y la propia guerra que él desea que comience, con su actual actitud contra Occidente. Quien no quiere hablar y es una amenaza y quien no quiere entender y es una amenaza, debe ser eliminado, junto con las manos que están detrás de las bambalinas.

No estoy en contra de los poderes económicos, porque sería un ignorante, ya que la economía, en la mayoría de sus aspectos, significa progreso para la especie humana. Pero, todavía existen sectores económicos muy poderosos, que aparentemente, son casi imposibles de detener, porque es simple, de eso viven millones de personas, directa o indirectamente relacionadas con aquel poder. Tampoco estoy diciendo que se encuentran fuera de la ley, sino que, el poder económico dedicado a las armas, es muy grande, muy abarcativo dentro de la economía global, y como tal, casi imposible de parar, debido a que, sino hay guerras, no se venden armas, y si nadie utiliza las armas, este sector podría hacer desmoronar, no solamente el nicho que dicho sector ocupa, sino que también, haría tambalear a la economía global. Por ello, y creyendo en la buena voluntad de los fabricantes de armas destinadas a la guerra, deberán ir pensando en mutar sus productos, hacia otros tipos de productos, tal como actualmente lo está realizando una tabacalera muy conocida, la que se encuentra mutando su exclusiva venta de cigarrillos, hacia una venta de un dispositivo para fumar sus mismos cigarrillos, pero lo cual, convierte al cigarrillo, en algo inocuo para el ser humano, y las personas, de manera paulatina, podrán ir dejando atrás el hábito, -o la adicción, mas que hábito-, de fumar, o bien mantener el nuevo hábito, pero, lo que quiero demostrar con este ejemplo, la imperiosa necesidad que las corporaciones fabricantes de armas de guerra, comiencen a transmutar, en cuanto a los productos y servicios que ofrecen para el consumo en el mercado de la guerra... para el mercado de la muerte.

Pero, de todas maneras, como creo que Kim Jong Un no es el que realmente se encuentra decidiendo arrastrar al planeta a una tercera guerra mundial, sino que, los que lo están haciendo, son los poderes económicos dedicados a vender productos y servicios para la guerra, y Kim, tal como sus antecesores, son solo marionetas al servicio de las corporaciones militares, por lo que, el período de mutación, aparentemente deberá esperar un buen tiempo mas. Y de nuevo debo aclarar, no estoy en desacuerdo en que ciertas personas, o corporaciones tengan sus negocios, ni siquiera con los que fabrican armas, porque esto proviene desde épocas ancestrales, ya que el Hombre, desde que comenzó a percibir el entorno de manera bípeda, comenzó a fabricar armas, tanto para cazar, como para defenderse de los animales, pero también, para defenderse de otros integrantes de nuestra misma especie, que codiciaban sus pertenencias o sus conquistas. El fabricar armas, y la guerra, corre por nuestras venas, es un hecho que está escrito con fuego en nuestra psique profunda, y no solamente en la psique individual, sino que también, en la psique colectiva. La guerra es inevitable, ese es el primer pensamiento que se nos viene a la mente. Pero, de todas maneras, también hemos avanzado en la Paz, hemos construido un mundo, en donde, en su mayor parte, reina la Paz y la Concordia, y eso se corresponde con el avance que hemos hecho en materia psicológica individual y colectiva, porque todo evento que se desprende del quehacer humano, individual y colectivo, es una expresión de la psique individual y colectiva. En el caso de lo que está sucediendo, a partir de Corea del Norte, es un claro producto de una psique colectiva que rememora, una y otra vez, lo que nuestros ancestros también hacían, hace no mas de 1 millón de años.

Corea del Norte se encuentra en el medio de dos bandos o potencias, que también, sus actuaciones colectivas, dependerán de la psicología colectiva de quienes estén en poder de decisión respecto de este gran problema. Tanto la OTAN, como Rusia, China, India, etc., vuelan en derredor de Corea del Norte, esperando que ésta nación apriete el botón rojo, y lance el primer misil atómico hacia un objetivo externo a Corea del Norte, lo cual desencadenará que ambos bandos, antes mencionados, los cuales "tampoco quieren la guerra", se lancen a atacar a Corea del Norte, y como evento consiguiente, ¡a liberarla de la opresión del despiadado Kim Jong Un! (aunque las manos que lo manejan por detrás, seguirán estando intactas). Pero, he aquí que aquellos dos bandos, (la OTAN y Rusia y sus aliados), si bien "ambos quieren la paz", los primeros querrán atacar a Corea del norte, pero los segundos no, ¿y que sucederá a este respecto?, que la alteración psicológica del momento, hará retrotraernos a nuestras épocas en donde las armas, eran realmente necesarias, eran verdaderas herramientas de supervivencia, mientras que hoy en día, han dejado de ser herramientas, pero la psique colectiva mantiene las reminiscencias arcaicas de manera intacta, por lo que, tanto la OTAN, como Rusia y sus aliados, podrían llegar a enfrentarse en una escalada bélica, la que será de proporciones inimaginables, dada la gran presión de la corporación militar de ambos lados, y dada la gran presión que causa el saber, que el gran valor de mercado de dichas corporaciones, y también de ambos lados, no deben ser tocados, porque si se quisiera disminuir su cuota de mercado hasta intentar hacerlos desaparecer, lo anterior ocasionaría un colapso económico global, tan destructivo como la guerra misma.

¿Como podemos actuar entonces, ante este escenario, aparentemente imposible de detener, y si se da en la realidad, arrastrará al planeta a una nueva era de oscuridad? Pues, la respuesta, desde el punto de vista del Homo Sapiens Sapiens, es la de aplicar la vía de la diplomacia, junto con acciones a niveles económicos, que detengan el poder armamentístico, no solamente de Corea del Norte, sino que también, a nivel global. Nada de lo anterior conlleva violencia, sino que el uso de la razón pura. Pero, también debemos ser conscientes que el animal evolutivo que todos portamos dentro, también quiere dar una respuesta, y posiblemente se fundamente en el Homo Sapiens Sapiens para formularla, pero, como sabemos, cuando habla el inconsciente, nos expresa muchas verdades que la conciencia no las puede decir, debido a las limitaciones (prejuicios, tabúes, etc.) de las que hemos sido receptores a lo largo del tiempo. Por lo tanto, ¿que respuesta podrá dar el animal evolutivo colectivo a la pregunta con la que yo inicio este párrafo? Y dicha respuesta es la que formulará mi inconsciente mas adelante, en este mismo párrafo, sabiendo primero, que por mas que alguien la niegue, en lo profundo de su psique, será una respuesta verdadera, y a todas luces, pero hay quienes no se atreven a hablar desde el inconsciente, y hay quienes si lo hacen. Nada de lo que hacemos en nuestra vida está librada de las presiones que provienen desde lo profundo del Alma, desde lo profundo de la psique, individual y colectiva, y debido a ello, es que debemos escuchar a las dos propuestas, tanto lo que propone el Homo Sapiens Sapiens (eminentemente racional, conciliador y diplomático), como también, lo que propone el animal evolutivo (eminentemente preservador de la especie, gran selector natural, e imperturbable frente los daños colaterales ocasionados, si para alcanzar un bien mayor se debió transitar por los denominados, males "menores"). Por lo tanto, lo siguiente es la respuesta que proviene desde aquel Animal Evolutivo (individual en mi caso, aunque no descarto que tendré una fuerte presión arcaica, colectiva), destinado a la preservación de la especie, como mencioné mas arriba; y dicha respuesta, es la siguiente, en base a la pregunta del principio de este párrafo; Teniendo en cuenta que mi psique profunda (sumando a la presión arcaica) es la que responde, quiero que al leerla, se tenga en cuenta ello, por favor. Mi Animal Evolutivo, da la siguiente respuesta, luego de dejar que esta surja, sin demasiada interacción desde el Neocortex, sin que intervenga, en la medida de lo humanamente posible, el Homo Sapiens Sapiens que hay dentro mio, salvo en la manera en que armaré las frases: 
"Teniendo en cuenta el poder económico militar y el poder militar de Corea del Norte, como gatillo para los grandes poderes militares de la OTAN y Rusia y sus aliados, el gatillo debe ser eliminado de una manera que, ni la OTAN ni Rusia, ingresen en una escalada bélica (preservación de la especie). Kim Jong Un debe ser eliminado, sin tener en cuenta los poderes económicos militares, y los poderes militares (que hacen lobby) a su alrededor, tanto de la OTAN como de parte de Rusia (Selección Natural, la inteligencia del inconsciente colectivo prevalece frente sobre la fuerza destructiva del uno). Un poder ajeno a todas las partes actualmente involucradas, y desprovisto de incumbencias dentro del mercado global militar, debería eliminar a Kim Jong Un y a todo posible sucesor de su idea de gobierno opresor, de una constante amenaza para la existencia humana, y si en el proceso se generan daños colaterales, sin importar la magnitud dentro del ámbito de Kim Jong Un, todo daño colateral restringido, comparado con una posible aniquilación de la especie humana, es aceptable, y a veces, necesario (Preservación de la especie).".
Pero, ahora sí, he vuelto a ser yo, el conjunto "Homo Sapiens Sapiens - Animal Evolutivo", el que vuelve a hablar, desde la anterior dualidad me surge otra pregunta, y que es, ¿quien detendrá a las manos que crean títeres constantemente, de manera tal, de mantener los mercados globales de armas y otras tantas cosas, y que lo hacen desde que tenemos memoria? Porque si, Kim Jong Un "muere" (o lo envían a la clandestinidad, tal como a Hitler), ¿quién será el próximo Kim Jong Un? Porque no debemos tener la menor duda de que habrá otro, al estilo Al Qaeda, Isis, Kim Jong Un, etc.. Tengan por seguro, de que otra "amenaza" aparecerá, para mantener la constante necesidad de que los estados compren armas de guerra a los fabricantes privados, y los lobbystas estarán al acecho para hacer que las naciones se enfrenten una contra la otra. Y reitero, no estoy en contra de ningún tipo de negocio, mientras este sea legal, y esté destinado a proteger y a preservar la vida humana, así como también, a darle un empujón de progreso.

Ante todo este escenario, ¿cual vía llegará a la solución? La vía que propone el Homo Sapiens Sapiens Colectivo, o la vía que propone el Animal Evolutivo colectivo? Teniendo en cuenta que hasta ahora, no por nada, somos 8 mil millones de habitantes (otro peligro para la supervivencia de la especie: la superpoblación), la selección natural, propia de las decisiones inconscientes (con ayuda de la conciencia) que ha tomado el Hombre, hasta la fecha, todas como un conjunto, han sido las que han podido arribar a una solución que contenga entre sus ítemes resolutorios, el decidir por el mal menor, antes de caer en la nefasta inacción.

Quiero dejar en claro, que las vías destinadas al uso de la diplomacia, encierran las sanciones impuestas a Corea del Norte, como ser, el prohibir que, proveedores mundiales, les vendan productos a Corea del Norte, el acceso al sistema financiero global, y todas las demás medidas, que nos podamos imaginar, para intentar diezmar la economía del país Comunista, de manera tal, de que, por agotamiento económico, esta deba cesar sus hostilidades. Pero, como sabemos, detrás de Kim Jong Un, existirían manos que lo manejan, y que lo apoyan económicamente, porque con tantas sanciones, y con tantas prohibiciones, Corea no debería tener el potencial económico para crear o comprar el armamento que hemos estado viendo todos estos años. Nadie, en su sano juicio, se cree que Corea del Norte esté actuando en solitario, únicamente por ella y para ella. A partir de aquí, obviamente, el escenario se torna mucho mas complejo. Es por esto último, que me pongo a pensar en otras posibilidades, respecto de las últimas hostilidades de parte de Corea del Norte, junto a las dos grandes potencias armamentísticas y económicas, como lo son, Estados Unidos (dentro de la OTAN), y Rusia (junto a otros países igualmente poderosos).

Posiblemente, las mismas manos que crearon, en su tiempo, a Hitler, o a los mucho mas contemporáneos, como a Al Qaeda, al ISIS y a la dinastía a la que Kim Jong Un pertenece, son las mismas manos que deberán mostrar sus huellas digitales, de manera definitiva, ya sea, por la vía diplomática (por el uso de la razón) o por las vías de la fuerza (por el uso del inconsciente).

Pero, existe algo que se nos pueda escapar de las manos de la razón, y que es todo lo referente a la protección de la especie humana, de la que mencioné varias veces anteriormente, en este mismo artículo. ¿Que responderíamos a esta pregunta, si todos estos nefastos creadores de guerras, son un mal necesario para evitar la tan destructiva superpoblación? Con lo expresado anteriormente, no estoy validando ningún hecho de genocidio que han cometido estos diferentes "actores", como Hitler, y los demás que le han proseguido en el tiempo, hasta Kim Jong Un, pero sí, estoy barajando la posibilidad de que estas personas (junto a los que no dan la cara, ni sus nombres) estén jugando el papel de Ozymandias, intentando ejecutar el mal menor, ante el actual repentino y creciente aumento de la población global, con el objetivo de salvar a nuestra especie, cometer genocidio nuevamente. Pensemos fríamente, ¿a los ojos del Orden Cósmico, si se diera un nuevo genocidio para darle un respiro a nuestra especie, de florecer nuevamente, esto último alteraría de alguna manera, a aquel Orden Cósmico? Y la respuesta es que, a los Ojos del Cosmos, el salvar el futuro de nuestra especie, debido a una nueva época de genocidio, no lo afecta ni negativa, ni positivamente, aunque a los ojos de la propia especie, y continuando con la frialdad en mis pensamientos, también sería positivo para la humanidad. Imagínense el siguiente escenario: "Colapso global de todos los sistemas y subsistemas que mantienen a toda la población mundial en una aparente y eterna seguridad y comodidad"; si el genocidio del que mencionaba antes, no sucede, en este caso, por las manos de Kim Jong Un, ni por nadie mas que por la propias manos del ser humano, es decir, por medio de una guerra civil, destruyéndonos mutuamente, corriendo de aquí para allá, intentando obtener un pedazo de las posesiones del otro, esto es algo aterrador, porque es una muerte lenta con inconmensurable sufrimiento, pero una opción a tener en cuenta dentro de las decisiones a tomar, cuando la especie humana es puesta en peligro de extinción. La extinción no es una opción a tener en cuenta, es inaceptable, desde cualquier punto de vista, y por lo tanto, lo anterior ¿le da validez a quien deba hacer de Ozymandias?

Por supuesto que hay medidas a tomar para disminuir el aumento poblacional, algo que he detallado en este otro artículo, pero, ¿y si con las mejores medidas que se puedan aplicar, todavía no alcanza como para frenar nuestra carrera hacia la Singularidad poblacional? ¿Deberemos recurrir a un Ozymandias?

Bueno, ya hemos pasado, o evaluado varios escenarios, todos ellos, conteniendo a la actual situación internacional como el foco del problema. Pero, ¿y si lo anteriormente mencionado, no es tal como lo aquí planteado? ¿Y si el problema de la guerra, es propio y genuinamente, una creación del inconsciente colectivo, y así continúa siendo hasta hoy en día, por lo que las amenazas actuales de parte de Kim Jong Un, son tan genuinas como lo anteriormente mencionado? Ante este escenario, la resolución del conflicto, sería mucho mas "fácil", ya que, se debería eliminar el problema, o la causa del problema, desde la raíz, y todo terminaría. Pero, los eventos actuales, por experiencia, tienden a tener varios actores, algunos actúan de cara al público, y otros, detrás de bambalinas, y esos que están detrás de las bambalinas, son los que le dan una gran dosis de complejidad al problema que necesitamos resolver. No es solamente un solo hombre y sus seguidores, Kim Jong Un en este caso, los que tienen ganas de pelear contra potencias que lo aniquilarían en menos de una semana, sino que yo me pregunto, ¿existe un poder escondido y oscuro, que intenta lucrar, a costas de la vida de millones de personas?, ¿o un poder escondido y benévolo, que intenta hacer de Ozymandias?, ¿o existe un poder escondido que intenta obtener un efecto muy particular, y que es, el de unir a la especie humana, en una sola nación, llamada Planeta Tierra, junto la unificación de todos los sistemas que la mantiene en el estado actual de Orden por sobre el Caos, y con la misión de que mejoremos como especie?

Es por ello que, al no saber el real trasfondo de lo que, actualmente sucede, salvo por lo que nos enteramos al leer las noticias de los medios de comunicación, tomando dicha información con pinzas de dudas, el aportar una solución es eminentemente dependiente de lo que aquel trasfondo esté constituido, y en base a ello, aplicar la solución, ya sea por las vías de la diplomacia, (negociaciones y sanciones) o por la vía de la fuerza (eliminación de Kim o la tercera guerra mundial).

No obstante, los poderes económicos dedicados a las armas de guerra, mas que nada, deberán buscar la manera de transformar sus productos, en otros que impriman un progreso a la especie humana, y no así, en mantener guerras para seguir subsistiendo. Es lo mismo que con algunas enfermedades, algunas de ellas se mantienen en un estado "incurable" hasta tanto el medicamento que se utiliza para tratarlas, no haya traspasado el umbral de ganancias suficientes como para dar el siguiente paso en la ciencia, "el nuevo descubrimiento de un nuevo medicamento, que de ahora en mas, cura aquella enfermedad", por lo que, es un producto que se ha transformado en otro, pudiendo mantener el retorno de la inversión de una manera aceptable; pues lo mismo para las corporaciones dedicadas a la fabricación de armas de guerra, las cuales, para no generar un efecto negativo en la economía global, deberán transformar sus actuales productos, en otros, dedicados a la construcción, antes de hacerlo para la destrucción. Por ejemplo, los fabricantes de tanques de guerra, podrían ir modificando sus unidades en existencia, para que esos tanques, y los que se construyan a futuro, sean convertidos en vehículos para circular por terrenos que, de otra manera, serían intransitables, y con utilidades variadas, o bien, los fabricantes de misiles (sumado a los anteriormente mencionados), podrían comenzar a aportar nuevos productos para la era espacial, o bien, los fabricantes de ojivas nucleares, podrían aportarlas al proyecto de terraformación de Marte. Muchas transformaciones deberán darse, si es que ninguna guerra se gestará sobre la Tierra, y ningún "Ozymandias" (o genocida nato) deba ser utilizado nuevamente.

Dichas corporaciones, ¿estarán listas para comenzar a convertirse en fabricantes de máquinas destinadas a la construcción de un nuevo futuro para la humanidad, en lugar de continuar siendo meros fabricantes de máquinas para la guerra? Primero que nada, es necesario eliminar los escollos que existen en el camino hacia esta última posibilidad.


0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!