20/6/17

Existen mundos mucho más complejos detrás de lo que vemos, hay un bosque más grande, esperando ser intuido y deducido; y en dicho bosque, podemos ver que hay un diseño, que será aplicado, se está aplicando, que nos trasciende, y no digo que sea un diseño para mal o para bien, desde mi parecer, el objetivo final del diseño es para bien. Nadie creería que, manos oscuras estén haciendo que la población se convierta en mala, en reaccionaria y odiosa, porque lo único que logra, es que dicha población se vuelva en contra del diseñador del plan.

Por lo tanto, creo que, todo juego geopolítico, responde a un plan, en todo sentido, y en todos los países, incluso Kim Jong Un, es parte importante del plan, incluso Putin y Trump, y cualquier otro que se les ocurra; y el hecho de expresar lo anterior, es una manera de entender, el juego geopolítico, desde una perspectiva más alta, y desde una "conciencia cósmica", es decir que, para el Cosmos, las muertes, las guerras y los ataques que suceden día a día alrededor del planeta Tierra, no lo altera en absoluto, mientras el cuerpo completo siga en aparente evolución. Entonces, aunque nos pueda tocar muy de cerca, o en carne propia, debemos pensar que, el juego mayor, está pensado para que, de alguna manera, hacerle mejoras a la humanidad.

Pero, por supuesto que existen bandos, está la corporación militar, está la corporación petrolera, la corporación mediática, la corporación bancaria, la corporación farmacéutica, la corporación política, la corporación Sindical, la Corporación de ONGs, la corporación deportiva, la corporación terrorista, la corporación económico-financiera, y un largo etcétera de cuerpos dedicados a hacer cierto trozo del conjunto de trabajos por realizar; todos y cada uno de ellos cumplen con su rol, y lo deben cumplir a rajatabla, incluso, como lo he detallado para sorpresa, quizás, de muchos, también la "corporación terrorista", es parte del juego, en consecuencia, como todos somos conscientes, no es lo mismo poner orden en una clase de 30 estudiantes, que poner orden en este mundo de casi 8 mil millones de habitantes; al tener una muestra mayor, las complejidades aumentan, junto con otras cientos o miles de variables más, lo queramos o no, y desde allí se desprenden eventos que son totalmente incomprensibles para algunos, y simplemente indiferentes para otros, y especialmente aprehensibles para unos pocos.

El ser humano sigue siendo un animal en evolución con cargas regresivas varias, las cuales intentan que el Hombre involucione, pero, quiero creer que, en promedio, seguimos evolucionando, porque no podemos negar la existencia de nuestro cerebro reptil y el cerebro homínido ambos debajo del Neocortex, el que nos hace Homo Sapiens Sapiens, y todos estos actos que la mayoría presenciamos, todos los días, responden a la lucha de dichos animales bajo el Neocortex, hasta que, el tercero, el animal humano (con su Neocortex) termine dando Orden donde se desarrolla el caos, pero a veces, para obtener Orden, es necesario "inyectar" una medida correcta de caos y de orden, la dualidad es inevitable, y el Orden vendrá, se hará una realidad tangible, porque esa parte de nuestro cerebro, la parte que nos hace tener la cabeza más grande, en su parte superior, continúa imponiéndose sobre los estratos más bajos de nuestro cerebro, es decir, sobre el Sistema Límbico y sobre el Cerebro Reptiliano, primitivo, ese mismo cerebro pequeño debajo de los demás, el  que se une directamente con la médula espinal. Es inevitable, el cerebro mismo nos muestra caos y orden; pero, mientras que el Neocortex intenta poner orden todo el tiempo, los cerebros reptiliano y homínido, continúan sumidos en el caos propio del reino animal.

Pero al observar el cerebro, quiero pensar que todos somos conscientes de que el Neocortex cada vez es más voluminoso, mientras que los otros dos (reptiliano y homínido) se van atrofiando como consecuencia del complejo acto evolutivo que la Naturaleza les aplica a los tres niveles cerebrales; y es evidente que debo resaltar lo siguiente, y es que, el Neocortex Colectivo, a nivel Conciencia Global, va a terminar dando Orden por sobre el cerebro Homínido/Reptil Colectivo (hipotálamo colectivo), es muy palpable en los resultados de nuestras intuiciones, y para traer Orden Colectivo, al final, es eminentemente necesario jugar con la dualidad de la cual, por ahora no escapamos, porque Caos y Orden es necesario para obtener más Orden.

Llegará un día, en el que seamos todo Neocortex, y no sucumbamos, nunca más a aquella dualidad, y el Neocortex colectivo, será dueño de una nueva civilización, la del Homo Sapientísimus.

Nelson J. Ressio.


0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!