4/3/17




Primero me pregunto, ¿quién escribió estos 5 puntos? Alguien con unos 20 años dentro de la Orden? ¿O alguien con 3 o 4 años? Esto está escrito en esta web no segura. La primera impresión, a vuelo de Águila, se constituyen como mensajes subliminales, de infiltrados disfrazados de Masones, con el objetivo de disminuir el ingreso a la Orden, de personas con real vocación de servir.

Bueno, no importa. Lo que sí importa, es que, el escritor de estos 5 puntos, escribió e hizo énfasis, en dos frases (correspondientes a 2 de los 5 puntos), que van en contra de todas las virtudes Masónicas. Incluso, la escribió GRITANDO, como lo acabo de ejemplificar en mayúsculas, que, según las Reglas de Netiqueta, el escribir de esa manera, es gritar, y el gritar, encierra otros muchos desvalores y vicios, que hace a la mala costumbre de gritar, como ira, enojo, violencia, odio, envidia, falta de empatía, querer tener la razón siempre, etc..

La siguiente frase, correspondiente al punto 5, dice lo siguiente: “La Institución de la Masonería NO NECESITA MASONES QUE NO PUEDEN PAGAR SUS CAPITAS.”

Esta frase se encuentra cargada de ignorancia. ¿Porque lo digo así? Porque esconde todo lo que la Orden propone desterrar de nuestra psique profunda. Esta frase esconde egos en sus diferentes manifestaciones, y es una frase que aparenta estar dicha por un profano o un masón, sin experiencia en el auto-conocimiento, y sin empatía, algo tan necesario en estos días.

En primer lugar, la frase esconde, como lo expresé anteriormente, ira, gritos, enojo, y una gran falta de empatía. También, dicha frase, esconde intolerancia, ausencia de fraternidad, desigualdad, elitismo puro, sectarismo, hipocresía, falta de experiencia de vida, prepotencia, restricción de la masonería a solo el ámbito del templo, falta de humildad, impotencia en cuanto a la construcción de frases justas y perfectas, también muestra un ego que no ha sido trabajado en absoluto, repitiendo en los demás puntos, lo mismo que todos hemos aprendido y aprehendido, en uno o en otro lado, agregando el toque egoico a dicha frase, de alguien que no ha trabajado tanto su piedra, además de ser una frase destinada a destruir una Orden en lugar de construirla, parece una frase escrita por alguien de otro lugar, antagónico, y que desea que la Orden fracase.

La frase dice, “.... NO NECESITA MASONES...”, y esto, solamente, carga con un vendaval de desvalores. La Masonería NO NECESITA MASONES, es un mensaje subliminal, de quienes desconocen el Arte Real por completo, desconocen el Arte de Vivir en el vaivén de sufrimientos, alegrías y una pizca de felicidad, todo de manera cíclica, como el Ouroboros, recurrentemente, sufrir, alegrarse, estar feliz, y de nuevo sufrir…

La frase que dice, “.... NO NECESITA MASONES...”, elimina de un soplo, la hermandad, la fraternidad, la igualdad, la empatía, la humildad, y exacerba, casi con un perfecto absolutismo, todo lo contrario.

La frase que dice, “.... NO NECESITA MASONES...”, es antimasónica, es una frase oscurantista y proveniente desde el seno de la mediocridad del Hombre que solo ve sombras en la pared de su cueva de piedras sin desbastar. Es una frase concebida sin conciencia elevada, desprovista del tan necesario altruismo, es negligente en toda su extensión, es de una ignorancia tal, que traspasa toda Buena Voluntad y Buena Costumbre que el Hombre debe poseer, antes de ser iniciado.

La frase que dice, “.... NO NECESITA MASONES QUE NO PUEDEN PAGAR SUS CAPITAS.”, termina de cerrar el cúmulo de desvalores antedichos. Con esta frase completa y escrita a GRITOS, desaparece la empatía, la igualdad, la fraternidad, la hermandad, la unión, la humildad, la fortaleza de espíritu, porque, quien concibe esta frase, y quien también la aprueba, a conciencia, se constituyen como dos grupos de personas dentro del terrible grupo de los débiles de carácter y políticamente correctos, una mezcla destinada a generar hipócritas, y que en lugar de ser Leones, son ovejas.

Luego, en el punto 4, existe otra frase expresada a los gritos, y que dice lo siguiente: “LA MASONERÍA EXIGE ASISTENCIA REGULAR Y NO NECESITA MIEMBROS QUE SÓLO VAYAN OCASIONALMENTE.”.

Otra vez se repite lo mismo. La frase que dice, “.... NO NECESITA MIEMBROS … “. Otra vez, la Masonería no necesita miembros, y lo expresa a gritos, es decir, aunque sean Masones, no importa, la masonería “no los necesita”, aunque sean hermanos, porque expresa perfectamente que la Orden “NO NECESITA MASONES / MIEMBROS”, salvo que… “PUEDAN” pagar y “VAYAN” siempre, como si, el hacer Masonería fuera solamente pagando y estando dentro del templo. No es necesario pagar (aunque es un deber y una obligación filantrópica de cada miembro) y no es necesario asistir (aunque es un deber y una obligación para con uno mismo), pero del deber y de la obligación, no se compara con el gritar que, la Masonería “NO NECESITA MASONES / MIEMBROS...”. Tanto el deber, la filantropía y las obligaciones, de la vida masónica, se deben ajustar con la vida profana de cada hermano, sin siquiera ocurrírsele la frase “NO NECESITA MASONES”. Es denigrante para toda la masonería, que alguien escriba de esa manera, y que luego, personas que no deberían compartirla, lo hagan, porque al compartirla, la aprueban, y acarrean consigo, todo el bagaje de desvalores que ambas frases encierran.

Hacer masonería, pasa por asistir al templo, por pagar las cápitas y muchas cosas mas, y que mis Hermanos Mayores me lo van demostrando con el ejemplo, pero no así, por una mera “NECESIDAD”, porque lo anterior implica discriminación en todas sus formas y una gran falta de empatía. Por ejemplo, un masón se podría hacer el siguiente análisis:
“Me da tanta tristeza el no poder pagar las cápitas, porque en estos momentos, estoy pasando un mal momento económico, con gastos imprevistos, sin nada de lujos, y mis Hermanos no se merecen que yo no abone mi cápita, por lo que voy a pedir una baja momentánea, hasta tanto mejore mi situación económica familiar”.
O bien, otro masón podría hacerse este otro análisis:
“Necesito asistir a las instrucciones y tenidas, pero, hay otros eventos en mi vida, que hacen que reparta o anule, temporalmente, mis asistencias a ellas, aun pagando las cápitas (imperfectamente), porque, yo masón, soy Masón las 24 horas del día, los 365 días del año, desprovisto de toda debilidad de carácter, con mis imperfecciones perfectibles, y continuo tenazmente, estudiando y burilando planchas, aunque yo no pueda asistir al templo, junto a mis Hermanos, porque mi intención de mejorarme a mí mismo y a los demás, se constituye como la suma del tiempo en el Templo más el tiempo fuera de él (y no únicamente dentro del Templo), y si no puedo asistir al Templo, sigo siendo Masón, sigo perfeccionandome e intentando hacerlo con los demás, basado siempre, en los valores masónicos, el 100% del tiempo profano”.
Entonces, qué sucede si a las anteriores dos situaciones, de un Hermano Masón, le aplicamos los gritos de “... LA MASONERÍA NO NECESITA MASONES / MIEMBROS…”? Lo que sucede, es que nos terminamos de caer en la cuenta, que la crisis cultural colectiva, está afectando hasta lo que no debería ser afectado por nada, y está transformando las plomadas de plomo, en plomadas de plástico, por lo que, la capa light (que no es luz, todo lo contrario) de nuestra sociedad, lo penetra todo, absolutamente todo.

Entonces, y para finalizar, para el escritor de dichos 5 puntos, no eres Masón sino pagas tus cápitas y no vas todas las veces sin faltar, por lo que, él mismo le diría a ese Hermano que no puede pagar perfectamente, ni puede asistir perfectamente... ese escritor de los 5 puntos, sin empatía, le diría a los Hermanos que están en una o ambas situaciones, que la Orden NO LOS NECESITA. Y ni hablar el profano que tiene real vocación para ingresar a la Orden, y que lee dichas frases… simplemente, lo piensa dos veces antes de golpear 3.




0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!