24/3/17

Llegará el momento en el que, todo, absolutamente todo, se hallará basado en el capitalismo, en un gran Gobierno Corporativo. Incluso, de lugares impensables para muchos, y que son las Fuerzas Armadas, de lo que será, -y ya lo es para mi hace mucho tiempo-, nuestro único país, el Planeta Tierra.

Todo lo estatal pasará a la historia como uno de los grandes errores de la humanidad. No habrá más estados corruptos que deban dirigir el destino del planeta. El Capitalismo, aunque se lo niegue, es el método más efectivo de gobernar, ya sea una pequeña muestra de la población (es decir, los empleados de una PyMe o Corporación), o bien, el mundo entero. El Capitalismo deberá pulir sus errores y eliminar todo registro de corrupción que todavía porta entre sus entrañas. Pero, el gobierno del estado, por lejos, se constituye como el método más nefasto, ineficiente y corrupto que la historia humana haya sabido concebir.

¿Que diferencia existe entre un gobierno estatal y un gobierno corporativo? Las respuestas están a cada paso que damos, porque las empresas, de cualquier tamaño, son exitosas, en mayor o menor medida, y los estados, como sabemos, son decadentes, en mayor medida. Las conclusiones, se arman por si solas.

Escuelas privadas, en donde el maestro que quiera faltar, y por ende el estado deba colocar otro docente en su lugar, pero, justo a este docente, se le ocurre faltar también, entonces, el estado debe colocar un tercer docente, etc., se constituyen como el gran ejemplo de un estado ineficiente, en donde tres sueldos se destinan para un solo puesto laboral. El docente que no le guste trabajar, debe ser despedido, y vendrá otro que si le guste, y que tenga vocación y una inteligencia acorde a lo que este mundo necesita para continuar evolucionando. El darle empleo a un maestro, debería ser por su capacidad mental, en todas las manifestaciones que una mente pueda expresar y por su capacidad moral y ética, y no así, por esos concursos nefastos, ineficientes y hasta maquiavélicos de la escuela pública de hoy en día, porque dan “miedo” ciertos docentes, los que son elegidos para puestos de gran importancia, como la enseñanza y el aprendizaje. La administración de los docentes de hoy en día, para empezar, dentro de las actuales escuelas públicas, ya, en estos momentos, deberían ser privatizados. Que las escuelas públicas por ahora, continúen con gestión estatal, pero con una urgente gestión docente privatizada en su interior. El docente sin vocación y que “se hace el vivo”, es despedido inmediatamente, y el que hace todo lo contrario, orgullosamente recompensado.

En cuanto a los organismos militares, todos ellos, es decir, en todas sus manifestaciones, en cuanto al território sobre el cual actúen, deben ser totalmente convertidos a gestión corporativa de gobierno capitalista, es decir, privatizados completamente, así como todo otro servicio fundamental para la población, como los hospitales públicos, que algunos, la mayor parte diría yo, se demuestran a sí mismos, como un cúmulo de deficiencias administrativas, técnicas, metodológicas y estructurales, a veces, a niveles increíbles, y que van más allá del raciocinio y del sentido común esperado.

El gobierno estatal, tal cual lo conocemos hoy en día, debe desaparecer gradualmente, para dar paso al gobierno por parte del capitalismo, y que es otro método más para dar Orden Por sobre el Caos, idea que a muchos conservadores, todavía los asusta, pero, los gobiernos corporativos, no son más que personas, administrando eficientemente una cierta realidad, tal como lo es el estado actual, que es un grupo de personas, administrando pésimamente, una cierta realidad. Entonces, comparando ambas realidades, ¿con cuales de ellas nos deberíamos quedar? Pensemos. solo pensemos. Usemos el sentido común, y el tener en cuenta la inevitabilidad del hecho aquí expuesto.

La corrupción de los estados llega, en ciertos lugares, a niveles alarmantes, tan alarmantes, que logran interrelacionar a los tres poderes -ejecutivo, Legislativo y Judicial- entre sí, ocasionando que el árbol de manzanas, dé únicamente manzanas podridas, mucho antes de que se caigan del árbol, y es más, ciertas manzanas podridas, nunca se caerán del árbol, porque se encuentran muy bien prendidas de su rama estatal. Pues esto último, en los gobiernos corporativos, no sucede en absoluto, y si sucede, es detectado a tiempo, como para que el olor a podrido, no se esparza más allá de la propia rama en donde estaba “prendía” la manzana podrida.

El mundo seguirá igual, y empeorando cada vez más, si la gestión de nuestro Planeta Tierra, continúa siendo llevado a cabo, por las manos sucias de los gobiernos estatales.

Un único Gobierno Corporativo Mundial, un único cuerpo de fuerzas armadas corporativas con diversas actividades asignadas, dependiendo del lugar en donde actúan, un único sistema de salud corporativo mundial, un único sistema financiero mundial, una única moneda mundial, y un gran etcétera. ¡Imagínense la eficiencia en el ahorro de costos, nomás, que causaría esta unificación! ¡Imagínense el control que existiría sobre los que intenten ejecutar acciones corruptas y corromper a otros para lograr sus objetivos! ¡Imagínense un sistema monetario, en donde las fluctuaciones de las monedas, serán cosa del pasado! ¡Imaginen el Orden por sobre el Caos, que sobrevendrá con la eliminación de los estados, Caos que irá quedando en el olvido!

¿Porque tanta resistencia a entender lo inevitable?


0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!