7/9/16



En los anales de la historia, en todo momento se pueden ver y oler indicios de que, los que gobiernan, literalmente, se defecan en los gobernados.

Pero es que todo sigue igual, o quizás, peor, aunque lo único que ha mejorado, es el papel con el que ellos limpian sus desechos. Así es... el papel es cada vez mas resistente... y bueno, es de buena marca: Impunidol x 80 metros.

El tema es que, en lo que a nosotros nos toca, a los gobernados, debemos saber muy bien, que nuestros desechos terminan donde comienzan los desechos de los demás, es decir, y para que se entienda, todos tenemos desechos que pueden colindar con otros desechos, y con ello, ¿que obtenemos? Un mundo repleto de escusados... es decir... un mundo lleno de aquellas personas que viven de las escusas... o sea, de las limitaciones para con las responsabilidades propias, ¿no?, y para con la de los demás, por supuesto; y con todo esto, hemos ido convirtiendo a nuestro planeta, en el mundo de agujeros sobre el que hoy en día, y con mucho placer, todos nos sentamos. Lo bueno es que, casi todos, usamos el mismo papel, a la hora de cumplir con nuestros desechos: Impunidol x 80 metros.

Los gobernantes y los gobernados, no somos mas que un conglomerado de personas destinadas a vivir en esta gran cámara ascética, en este gran pozo sanitario, en este inmenso receptáculo de traseros, que es nuestro mundo, los que intentamos que, solamente, seamos tristes emisores de desechos, sin pensar que también, gobernantes y gobernados, tenemos importantes expurgaciones que cumplir... mas que nadie, los gobernantes, que son los que mas desechos se mandan sobre nosotros, los gobernados... y de esa manera, nos convertimos en desechados, ya que, como sabemos, los que están arriba, desechan sobre los que están abajo, y los que estamos abajo, expurgamos palabras de todo tipo hacia los que nos largan sus desechos desde arriba... una situación d-olor-osa en estas épocas demasiado constreñidas.

Desechos y expurgaciones, dos palabras que nos reúnen a todos, dentro de una misma causa, esa causa que nos mantiene en un constante, reverberante y resonante escusado, es decir, en una larga lista de escusas, sin dejar que exterioricemos nuestros mas sucios actos, sin dejar que expurguemos nuestros mas bajos impulsos de exteriorizar las extensas expulsiones de parte de nuestras entrañas excreciones mas extrañas y execrables, de modo tal de que, nuestros egos, obtengan la necesaria extremaunción, y de esa manera, bendecir a cada desecho que vamos dejando por detrás, por medio de esas necias y sucias escusas, con cada pasado y pesado paso que damos.

Pero, ¿que podemos esperar para el futuro de la humanidad, sin llegar a dejar los sesos hasta el deceso en el proceso, rodeados de largos papeles y de sucias escusas? Pues, la respuesta se encuentra arriba... no continuemos mirando hacia los desechos expurgados por extrañas entrañas... levantemos la cabeza... y evacuemos nuestros egos... tirando de la cadena correcta... cumpliendo de esa manera, con nuestras expurgaciones.



0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!