15/8/16






Aviso: este escrito es para personas libres de dogmas religiosos. Si eres un religioso sin poseer un base mínima de apertura mental, por favor trata de no leer lo que sigue, ya que podré herir tus sentimientos, lo cual, no es para nada mi intención. Solo escribo mis pensamientos como un Agnóstico más, de entre tantos.


Aunque en este otro artículo, ya he volcado mi posición con respecto a un debate, que a estas alturas, debería ser reemplazado por otro tipo de debates, voy a romper mi propia regla antedicha, y realizaré mi último análisis respecto de la inexistencia de dios, o de Dios, y lo dije bien, de la inexistencia.

En primer lugar, y como ya lo he hecho, mas allá de que millones de fieles afirman que dios (o Dios, y de ahora en mas lo colocaré en mayúsculas solo por convención de la lengua), como decía, como muchos afirman que Dios existe, por mi parte voy a tirar dicha afirmación por tierra, es decir, por la tierra de mis intuiciones, sin intentar invadir otras tierras, gracias a lo que mi conciencia me ha revelado luego de mucho tiempo de estudios de carácter polímatas, y reflexiones ininterrumpidas, intentando ser lo mas objetivo posible.

Si nos remontamos a otras mentes, que han pensado que Dios no existe, o a la muy conocida frase de Nietzche: "Dios ha muerto", podemos citar, además de aquel, a otros autores, pensadores, filósofos, etc., que han concluido, que lo único divino que tiene el Hombre, es el uso de Razón, y no existe otro ente externo que guíe nuestros pies, por el camino de la vida, que no sea nuestra capacidad, heredada de la evolución, de razonar; y aquellos otros autores que puedo citar son, entre muchos otros, los siguientes: Michel Foucault, Denis Diderot, John Stuart Mill, Bertrand Russell, Bertol Brecht, Demócrito, David Hume, Sigmund Freud, Noam Chomsky, Richard Dawkins, René Descartes (con su balance Dios y Ciencia, bastante político, pero a la vez, prevaleciendo el racionalismo ante toda revelación divina), y podría nombrar otros como Kant y sus Críticas, entre ellas, la Crítica de la Razón Pura.

Pese a que estos pensadores han dedicado sus vidas a la razón, lo mas Supremo que posee el animal, Homo Sapiens Sapiens, existen millones y millones de fieles dominados por una fuerza muy poderosa, y que así lo es, sin sarcasmos de por medio, y que es el Dogma religioso, independientemente de la religión que comulgue, ya que, como sabemos, dependiendo de donde se haya nacido, se podría rendir culto a uno u a otro Dios, y ese Dios, al que veneran incontables fieles, según ellos es el único, es decir que, el Dios del Catolicismo, es el único, el Dios del Islamismo es el único, el del Judaismo es el único, y así sucesivamente, sin llegar a darse cuenta, de que existe algo Supremo y Divino, y que nos une a todos los habitantes de este planeta Tierra, y que es, el uso de Razón; este es nuestro único Dios, ya que todo lo demás, el dogma por ejemplo, es creación de un ser humano imperfecto, que no ha sabido utilizar aquella Razón, en todo su potencial.

Ahora, como las personas que hemos despertado hacia un nivel de conciencia que se encuentra sobre la conciencia promedio; y sin con esto, querer decir que me considero mas que muchos, cosa que no es así; sino que, lo que quiero expresar, es que para elevarnos hacia un nivel de conciencia, mas allá de la conciencia promedio del ser humano, debemos auto-liberarnos de estos dogmas, pero al mismo tiempo, tal como aquellos pensadores, y muchos mas, intentar encontrar la verdad, por medio de una incesante intuición, acompañada con una poderosa capacidad de dudar, y de derribar, intelectualmente hablando, todo conocimiento preestablecido como el único conocimiento válido, trabajo que es difícil, pero quien lo realice constantemente, en todo momento, estará tendiendo a elevar su conciencia, y por ende, a ver mas allá de lo evidente, a ver mas allá de lo que una cierta caverna, nos muestra como sombras de una única verdad, y como sabemos, no existen verdades reveladas, y que no provengan desde nuestra conciencia, sino que, lo que existe, es el producto de nuestra intuición y de nuestro constante dudar, lo cual no llevará a revelaciones impensadas, cuando el Hombre se encuentra en estados de conciencia inferiores (y aclaro que esto último no es discriminación, en absoluto).

El mundo está dominado por los dogmas, y dogmas estos que se relacionan directamente con el manejo de las masas, así como con grandes intereses económicos. Sin personas que crean en un cierto Dogma, no serán títeres manejables por otros, y como consecuencia, aquellos intereses económicos se tornanrán mas débiles; esa idea, mínimamente explicada, es la cuestión del porqué el Dogma se mantiene tan arraigado en muchas mentes, ya que sin masas dogmatizadas, no hay control de dichas masas, y por ende, los negocios realizados en torno a ellos, dejan de ser tan rentables. Es así de simple, y, ¿porque hay guerras?, porque es necesario mantener el mercado de armas -"legal" o ilegal- lo mejor posible, o ¿porque existen millones de fumadores?, porque es necesario mantener el negocio de las tabacaleras, o bien ¿porque todavía existen automóviles basados en combustibles fósiles?, porque se debe mantener el mercado del Crudo, o bien, ¿porque hay miles de millones de fieles, independientemente de la religión?, porque se debe mantener las arcas de las religiones, por el hecho de que ya se encuentran constituidas hace milenios, y los religiosos que dirigen las religiones, sin referirme a los fieles, deben mantener su posición social, su posición "Divina" y su condición de que todos los meses deben cobrar un sueldo para vivir, y así, de esa manera, extendido hacia todos los que trabajan para la "Fe". Entiendo que todos estos grandes negocios no deben caer de un día para el otro, porque la economía mundial colapsaría, y en un abrir y cerrar de ojos, sino que, por el contrario, se debería ir migrando hacia otros negocios, de manera paulatina, es decir que, por ejemplo, el negocio de las armas, migrarlo hacia un negocio de seguridad mundial, para contener tantos hechos delictivos que se dan en el mundo, hora tras hora, y que las fuerzas policiales no dan a basto con cada uno de ellos; el negocio del tabaco, que migre a producir otro tipo de producto, el cual no dañe la salud humana; el negocio del Petróleo, que sea migrado al negocio de energías renovables; y el negocio de las religiones, que sean migradas, a realzar la conciencia del ser humano, y no a encadenarla.

Pero volvamos a lo que este artículo está dedicado, y que es a demostrar, que Dios no existe, que Dios, independientemente de la religión, ha muerto "antes de nacer".

Entonces, me encuentro en la necesidad de demostrar, que Dios no existe, que Dios ha muerto, teniendo en cuenta que tendré tanta presión mayoritaria, afirmando lo contrario, cosa que es comprensible, ya que, el alcanzar un nivel superior de conciencia (sin llegar a ser mas que los demás), conlleva acciones diversas y muy dolorosas de nuestra parte, las que tienden a contrarrestar el dogma que es impuesto desde el nacimiento, y que heredamos del entorno inmediato, primero, y del entorno formal, después.

Dios ha muerto...

A veces, en diversas charlas, con personas que aceptan el dogma tal como proviene desde las escrituras; y en la mayoría de los casos, sin descorrer el velo que cubren ciertas afirmaciones; podemos extrapolar que las personas en todo el mundo, se han volcado a la creencia de tales argumentos, de manera literal, sin comprender, que la mayor parte de lo escrito en los libros "sagrados", son apreciaciones veladas, y que al creerlas literalmente, ocasiona lo que Jung denominó, Imitatio Christi, y que se define como el depositar las plegarias expresadas por una, o por muchas personas, sobre una imagen externa a nosotros mismos, y luego, los fieles esperan que dicha imagen, -ya sea la Cruz de Cristo o la Virgen María, por citar imágenes del Catolicismo-, les devuelva lo solicitado en las incontables oraciones previas, y cuando ello nunca sucede, dichos fieles, en lugar de dudar, para luego comenzar a elevar su conciencia, se auto-complacen, expresando lo siguiente, "sino recibí lo que solicité en mis oraciones, es por que Dios así lo quiso". Y en aquellas charlas, que mencionaba antes, surge siempre, la siguiente cuestión, de parte de las personas que no han podido escapar del dogma religioso, y que es lo siguiente: "Si vos afirmas que Dios no existe, o que Dios ha muerto, ¿como podes explicar los milagros?", o bien, otra pregunta, o afirmación, como la siguiente: "Vos que afirmas que te has liberado del dogma religioso, ¡ya te voy a ver en la situación de que te encuentres al borde de la muerte, ya sea la propia, o la de algún ser querido, porque cuando te pase eso, allí recién comenzarás a creer que Dios vive y reina entre todos nosotros, y comenzarás a orar para que le devuelva la salud a quien la está perdiendo!". Con lo que debo decir que, estas son las preguntas o argumentos que los fieles a un dogma expresan. en la mayoría de los casos, cuando se encuentra frente a alguien que se ha liberado por completo del dogma, por lo que, prontamente, puedo responder lo siguiente: El único ser capaz de poder refutar toda afirmación que provenga del dogma, es el Hombre mismo, ¿y porque lo digo?, porque el Hombre es parte de una especie, como todos sabemos, el Homo Sapiens Sapiens, y las respuestas a los sucesos que se dan alrededor de la vida del Hombre, ¿quien las podrá dar, sino es mas que el propio Hombre?, ya que, un integrante de otra especie, no nos podrá responder a nuestras preguntas, ¿un simio?, y aunque tengamos el 99% de compatibilidad genética con ellos, todavía no alcanzaron la conciencia que posee el Hombre, como para que los simios respondan a nuestras preguntas existenciales, y si ninguna otra especie nos puede dar respuestas a nuestras cuestiones, mas que nosotros mismos, y si encasillamos al "Ser Dios" dentro de una especie mas, de entre tantas, ¿como podría, esta especie "divina", responder a nuestras cuestiones, sabiendo que ese Dios, que es de otra especie, es tal como aquel simio, es decir, seres que portan un nivel cerebral diferente al nuestro, y por ende, imposible de comprender por parte de otra especie que no sea la nuestra, es decir, la especie denominada Homo Sapiens Sapiens. Otra especie, ya sea parte del reino animal, del reino vegetal, o del reino "Divino", no podrá resolver nuestros problemas, ni ayudarnos a mejorarnos a nosotros mismos, ni podrá responder a las plegarias, porque, ya sea, una u otra especie, todas son diferentes a la nuestra, y por lo tanto, la única especie que resolverá nuestros problemas; que entenderá que los milagros son cuestiones de falta de evolución del método científico en las ciencias, como para poder explicar un suceso que aparenta provenir, y ser potestad única, de la especie "Divina", o la que nos ayudará en momentos difíciles, ya sean ellos, relacionados con la salud, el trabajo, etc.; es la especie humana, y no otra. Cuando me encuentre al borde de la muerte, no me voy a poner a pensar en otra especie; para que me ayude a que pueda curarme, o a que pueda transitar la muerte con la mayor dignidad posible; que no sea la especie humana, ya que nuestra hipotética especie, la que denominé: "Ser Dios", aceptando que existiera, sería una especie diferente a la nuestra, y por ende, no nos comprenderá en absoluto, con lo que esto significa.

De todos modos, ya estoy "escuchando" otro argumento, destinado a defender el dogma, y que dice: "Es que Dios nos creó a su imagen y semejanza", solo creyéndolo, sin detenerse a entenderlo; pero los que sí, intentamos entender por encima del creer, podemos deducir que, por intuición y empirismo, Dios también es -o fue- Homo Sapiens Sapiens, y entonces, no forma parte de otra especie, como yo mencionaba anteriormente, es decir que, si Dios nos creó a su imagen y a su semejanza, esa es una afirmación velada, que muchos no la comprenden, y que significa que, nosotros, los seres humanos, somos los únicos dioses de nosotros mismos, y no así, fieles de una especie superior y antropomorfa. La frase misma, nos está diciendo que, Dios no existe, porque si nos creó como copia fiel de Él mismo, entonces ha sido el primer hombre, de carne y hueso, mortal, en caminar sobre la Tierra, y como tal, ya ha muerto, por simples procesos biológicos, y por simple intuición y empirismo, ya que estoy seguro de que Dios no habrá vivido mas de 70 años, en promedio (sarcasmo).

De todas maneras, lo mas cercano a Dios que el ser humano puede demostrar, basado en aplicar el método científico, es la existencia de la denominada: "Mamá Lucy", el homínido que caminó las tierras de África, hace un cuarto de millón de años atrás, y es a la que le debemos la herencia mitocondrial, lo cual nos hace hermanos a todos los habitantes de la Tierra. Lo mas similar a Dios, es Lucy, porque fue parte de nuestra especie, pero cualquier otra especie, diferente a la nuestra, que intente responder a nuestras plegarias, no lo podrá hacer, porque no conoce, ni siquiera, nuestro lenguaje, como para empezar, y tampoco conoce como pensamos, para terminar. Por lo tanto, la hipotética especie "Ser Dios", si existiera, no podría dar respuestas a nuestras plegarias, teniendo nosotros mismos, la posibilidad de hacerlo.

Dios ha dejado de existir, y la culpable de ello es... la Razón Pura.



0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!