24/12/15





Debemos pensar globalmente y actuar localmente reza una sita... nuestro mundo está cambiando, en cuanto a su geomorfología, en cuanto al clima, en cuanto a las nuevas configuraciones de los desastres naturales, por lo que la población deberá acostumbrarse a un concepto bastante conocido hoy en día, y que es la Resiliencia, esa capacidad -muy escasa debido al mundo "civilizado"- que portamos, individual y colectivamente, todos los humanos, y de la cual, cada vez mas debemos tener presente, de sobreponernos rápidamente, ante los desastres naturales, o provocados, a los que constantemente estamos expuestos.


La Reciliencia nos hará mas fuertes, individual y colectivamente, para adaptarnos, con el menor costo humano posible, a las nuevas configuraciones del entorno, que puedan sacarnos repentinamente de nuestras burbujas de comodidades, aparentemente eternas, y aparentemente inalterables perseculo seculorum.


En lo que dura un abrir y cerrar de ojos, nuestras vidas pueden cambiar repentinamente, sin previo aviso, y para sobrellevar dicho golpe psicológico, debemos valernos de la Reciliencia, virtud que debemos practicar todo el tiempo, y digo practicar acompañado de un ejemplo como el siguiente: Si hace calor, pero no es para tanto como para hacernos desmayar, no usemos, por ejemplo, y todo el tiempo, el aire acondicionado del automóvil, o de la casa, porque con esto, estaremos practicando Reciliencia, estaremos siendo conscientes de que el aire acondicionado no nos va a acompañar de por vida, porque es una burbuja de comodidad artificial, y si surge un momento natural, en el que el calor se hace presente proveniente desde un Sol abrazador, y acompaña a ello, una imposibilidad de utilizar el aire acondicionado, lo único que nos va a hacer aguantar y sobrevivir, es esa capacidad Reciliente que cada ser humano debe poner en práctica sobre la faz de la Tierra.

Practiquemos la Reciliencia, aunque sea un poco todos los días, aguantemos lo que nos da la naturaleza y que se transforma en sufrimiento humano, porque la naturaleza tiene todo el tiempo para hacernos sufrir, tiene toda la eternidad, mientras que, lo que nos da la artificialidad proveniente del Hombre, es temporal, y cuando ésta nos falte algún día, deberemos estar preparados para salir sin mayores inconvenientes de nuestras burbujas de comodidades.


0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!