8/6/15

La imagen es solo ilustrativa
A la presidente de la Nación Argentina, Dra. Cristina F. de Kirchner.
Al gobernador de la provincia de Entre Ríos, Sr. Sergio Urribarri.
Al presidente de la Municipalidad de Concordia, Cdr. Gustavo Bordet.
A los directivos de la Dirección Departamental de Escuelas de la ciudad de Concordia.
A las dirección de arquitectura de todos los organismos intervinientes.
A los medios de comunicación, locales, provinciales y nacionales, si desean hacerse eco de esta solicitud.
A todos en general.

Debo transmitir una gran preocupación, no solo de mi parte, sino de la comunidad escolar toda, por el antagonismo con el que se toman en cuenta a los establecimientos educativos que no son considerados potenciales votos, por ser del nivel primario y por ser menores de 16 años.

Hemos visto todos, que las escuelas muy numerosas, con muchos alumnos mayores, o cercanos, a los 16 años, están siendo refaccionadas de una manera muy elocuente, y que dicho trabajo -e intensiones ocultas- habla por si mismo. Por ello, no voy a referirme aquí a ese tema que a ustedes, los políticos, tanto les preocupa, y que es el voto, sino que, al tema que a nosotros nos preocupa, y que es el de la seguridad y el de la escolaridad de nuestros niños, y del plantel escolar adulto, tema que a ustedes, señores de la política, no les preocupa en lo absoluto, y de ello estoy seguro. Y, ¿porque estoy seguro?... bueno... ustedes lo saben mejor que yo.

La Escuela de Educación Primaria, Nº 42, Manuel Belgrano, de la Ciudad de Concordia, Provincia de Entre Ríos, no necesita 300 millones de dolares para su total y absoluto reacondicionamiento; tampoco necesita que una jauría de malversadores de fondos públicos se rasgue las vestiduras al enterarse de que se les puede llegar a cortar el flujo monetario de sus cajas infames; tampoco necesita que destinen los fondos que mueven de aquí para allá, en conjunto con sus conniventes y traficantes; tampoco se les solicitará que intenten echar de sus planteles estatales a la gran cantidad de ñoquis que han colocado y encadenado ideológicamente; tampoco les pediremos que dejen de crear esos proyectos, -muy raros por cierto-, destinados a un objetivo oculto y que, precisamente, no es el que ustedes hacen público; tampoco les solicitaremos que dejen de tener ideas espectaculares, que cuestan millones de pesos, como la de llevar arboles autóctonos, desde nuestra provincia, hacia ubicaciones contrarios a su propia naturaleza; tampoco les solicitaremos que hagan un esfuerzo desprovisto de egoísmo, para que devuelvan todo el dinero que ha llegado a sus bolsillos debido a la ley de atracción, o a la ley de la gravedad, o bien, por la acción constrictiva del Boson de Higgs; tampoco le pediremos que aporten de sus sueldos... menos que menos... nada de ello les solicitaremos, nada que empañe sus humildes vidas de personas que quieren mejorar el mundo; no le solicitaremos que abandonen las connivencias inter-organismos-estatales, porque hemos visto que entre ustedes, los políticos, la policía, y otros organismos que se ocupan, uno de la familia, y el otro de la discriminación, y otras entidades mas, al servicio del bienestar de ustedes... perdón, del bienestar de quienes ustedes representan, es decir, del pueblo, y que ese bienestar común hacia el pueblo siga siendo una prioridad entre sus decisiones desechadas... no se lo pediremos; no le pediremos que dejen de hacer nada de lo anteriormente detallado... no le pediremos que dejen de utilizar a las pseudo-religiones para llevar votos para sus molinos; no le pediremos que utilicen el dinero del pueblo para sostener medios de información ocupados en extender sus voces de libreto; nada de ello le pediremos, porque sabemos, o mejor dicho, estamos convencidos, -siendo que somos una multitud de personas que tenemos bien en claro lo que es utilizar 10 mil millones de neuronas por cada individuo-, en darnos cuenta de que la escuela mencionada anteriormente, no necesita que todas sus siempre negadas incumbencias, antes mencionadas, las dejen de hacer; solo le solicitamos una cosa, simple y sencilla de llevar a cavo por ahora, ya que la demanda vendrá mas tarde, y es que piensen... que se concentren... que cierren sus ojos... y que se imaginen a sus propios hijos, o nietos, aplastados debajo de un muro escolar que cedió por años de derivaciones de dinero de la caja pública hacia destinos que no son el propio pueblo... respiren hondo... siéntense en sus sillones de cuero... e imaginen, en cámara lenta, como el muro cede y finaliza su trayecto hacia el suelo, matando a sus propios hijos o nietos, o también, imagínense como un techo se desploma matando a 30 niños de una sola vez, o a como se electrocutan sus niños por no tener la instalación eléctrica adecuada y con las protecciones adecuadas... ¿lo ven?... ¿lo están visualizando con sus 10 mil millones de neuronas?... ¿alcanzan a entender la dimensión de lo que se les está solicitando?... ¿podrán abandonar la cara de piedra y reaccionar humanamente?... ¿entienden el sarcasmo o les tendremos que explicar de que se trata?... Pónganse en el lugar de padres, abuelos, tíos, etcétera, y visualicen como uno de sus niños allegados, muy tristemente, perecen debido a la inacción de toda una multitud de entramados políticos y no políticos para derivar los fondos públicos hacia destinos que no es el propio pueblo.

Por favor, a los políticos que está dirigida esta carta, solo les solicitamos que hagan eso... ponerse en el lugar del que podría morir, en este caso, dentro de la escuela mencionada, y si todavía les queda un rastro de humanidad dentro de sus mentes, ¿podrán llegar a entenderlo y a poder accionar en consecuencia?

Todo esto lo digo con el convencimiento de que, los votos, para ustedes, los políticos, son mas importantes que la vida de un niño o de cualquier otra persona. Los niños nacen y nacen, porque ustedes lo favorecen gracias a su inacción política, los niños nacen y siguen naciendo, uno tras de otro... ¿y si se mueren algunos debajo de un muro, o electrocutados?... Bueno, ¡no importa!... son unos pocos votos menos, casi nada, porque nacen muchos mas de los que se mueren ¿no es cierto? Pues el simple razonamiento anterior, atroz por cierto, es el que percibo que pasa por sus cabezas desiertas de humanidad.

Hagan algo por esta escuela... porque se lo demandaremos... que no les quepa la menor duda. Y ya estoy divisando sus risas hipócritas como resultado de este escrito... si, sigan riendo... pero no olviden de que el pueblo es el que ríe último.

Nelson J. Ressio

0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!