20/3/14

- No evites que se cierre la puerta, colocando en el suelo y ante ella, el mismo envase del óleo que utilizas para alivianar sus bisagras.

- Si algo te molesta porque "hace ruido", no trates de eludirlo con las mismas palabras que usas para alentarlo. Mas bien, acércate e intenta contener el "ruido" con el silencio que deberían prestar tus oídos.

- Si una larga mañana te encuentra abatido, no intentes de que el tiempo se acorte manteniendo tus ojos cerrados sobre un lecho de algodón.

- Si despliegas tus alas por sobre los que corren, nunca olvides, que si te caes, solo ellos podrán frenar tu caída, ya que estarás ocupado en "estabilizar" tu vuelo.

- Si afirmas que eres tenaz, pues entonces que la falsedad nunca te haga mirar hacia atrás.

- A palabras necias, oídos abiertos, ya que el no escuchar te llevará al no ver, y el no ver te llevará al no mirar, y si no miras, de seguro te caerás ante el primer obstáculo.

- No te despiertes por la mañana, sin antes no haber recordado y entendido a la inconsciencia que desde tu interior te proclama.


- Si estas desesperado porque no te encuentras a ti mismo, necesariamente, debes primero acudir a la cantera.

- No malgastes tu tiempo y tu dinero en banalidades, pues éstos tampoco malgastan lo suyo en ti, y solo tu serás el que salgas perdiendo.

- Si miras por la ventana antes del amanecer, también mira por ella después del anochecer, porque desde allí, siempre verás una resplandeciente estrella Luciéndose entre las demás. Pues sé la estrella.

- La pasión mal utilizada, conduce a la desazón, pues entonces, no trates de mirar con tus dos ojos, cuando lo puedes hacer a través de Uno.

- Es inevitable que una manzana podrida se mezcle entre los Lodazales, mas una manzana madura, pues todavía se encuentra cerca de su Árbol.

- No camines hacia adelante, mientras todavía te quede mucho que recorrer por detrás.

- Si amas a alguien, no lo liberes pronto, pero tampoco lo encadenes, pues si antes lo liberas, tu también te encadenas.

- El espíritu pertenece a los Hombres, tanto como la lluvia pertenece al cielo y a la tierra.

- La moralidad, no es únicamente el respetar las reglas Divinas al escuchar tu voz interior, sino que también, es respetar las reglas Terrenales al escuchar la voz de los demás.

- Un vendaval de sabiduría se despliega en ti, con cada instante en que te miras al Espejo.

- Cuando cierres las Persianas antes de dormir, deja abierto a tu otro Ser, pues Él, solo allí puede aparecer, y no dudes de que después, tendrás un bello amanecer.

- No le cierres las puertas a tu conciencia incompleta, porque al mismo tiempo le estarás cerrando las ventanas al alma, quedando Ciego al querer Mirar tu propia existencia.

- Entrega y extiende tu mano, además de al que lo merece, a quién no lo merece, pues al hacerlo, un ladrillo más conformará tus cimientos.

- La hipocresía es la base de la felicidad, de una pesada felicitad sostenida con hilos de algodón.

- Si insistes en la idea de que te gustaría conocer el mundo, pues primero comienza por insistirte a ti mismo para comprenderlo.

- En un mundo dominado por el dios cuadrangular, jamás podrás mirar las imágenes que el Tuyo te envía en cada noche de sueños, desde el mundo de lo onírico.

- La Humanidad tiene a mano la cura de todos sus males, pero sigue atontada con lo práctico por sobre lo humanístico. La educación formal es el remedio, mas no sus materias.

- Persevera por tu descendencia, mas nunca decaigas por tu ascendencia.

- Mentiroso es aquel que, aun diciendo siempre la verdad, solo su verdad es la única que vale.

- Si te empecinas en Sostener lo insostenible, no te airees cuando los demás ya no te tengan sobre sus Columnas.

- Es mas fácil mirar solo para adelante, que el esfuerzo de girar tu cabeza y observar que todavía vienes detrás de ti mismo.

- No quieras deslumbrar a tu hijo con la brillantez de una simple Copa, porque quizás él luego, se fanatizará Creyendo que todo lo que brilla se encuentra fuera de si mismo... en todas las copas que vea.

- No le temas a la muerte, mas si témele a la vida, ya que ésta no dudará en sobresaltarte con cada paso que des, y de darte una lección con cada suspiro de tu Ser. Si tratas de entender a la muerte, vivirás, mas si crees entender a la vida, morirás. Por esto último, primero que nada, entiéndete a ti mismo.

- La omnisciencia, es la base de la arrogancia, siendo que la primera no existe, pero la segunda sí que es verdadera, y por su propio peso, te hará sucumbir en la soledad.

- Si eres constante en materializar tus pensamientos, puedes regocijarte del inconmensurable poder que tu mismo has hallado en tu interior.

- Como la Creación, fue la Causa, y nosotros, los humanos, sus efectos, no tienes porqué dudar de que eres el indiscutible poseedor de la potestad, derivada de lo primero, para crear tu propio universo.


- Si crees que en este mundo, eres tú y nadie mas que tú, pues irás quitando de tu vida cada mano extendida hacia ti, cada mirada fijada en ti, cada oído orientado hacia ti y cada palabra pensada para ti, de tal manera que, cuando te des cuenta de tu falta, solo quedarán tus propias manos, tus propios ojos, tus propios oídos, y tus propias palabras, para enfrentar una realidad que "no percibías".


- No intentes envenenar a los muertos por sus palabras y acciones, ya que éstos todavía no han nacido para poder corregir las tuyas. 

- Si con premura, te das cuenta de la Calidad del material con el que fueron fabricados tus Ladrillos, estarás a tiempo de asegurarte, mucho antes de construirla, que tu Casa no se desplomará. Contrariamente, el desastre está anticipado.


- Lo maravilloso de la intuición, es que nos demuestra a cada instante, qué tan cerca nos encontramos de la Gran Verdad, qué tan profundo la portamos y desde qué tan lejos la traemos.

- El estigma es eterno, por lo tanto, no dejes que te crucifiquen por causa de tus propias acciones.

- Si constantemente mantienes tu cabeza erguida, nunca podrás mirar por donde surcan tus pasos, y en el primer escalón que se te enfrente, tropezarás. Hay situaciones en las que, indefectiblemente, deberás agachar la cabeza.

- Si te apasionas por querer viajar hacia el Fin del Mundo, primero comienza por el principio y no por el final, ya que el principio eres tu mismo y el final lo que tu deseas hacer de ti mismo.

- La conveniencia egoísta, no es más que la empatía ausente.

Nelson J. Ressio.

0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!