20/11/13


Yo soy Pitufo, pero no Bolufo... diría Olmedo!!!

Una de las cosas buenas que tienen las redes sociales, como Facebook, Twitter, etc. es que te hacen conocer a la gente, a través de sus inherentes y oscuras intenciones. 

¿Y como se consigue conocer a la gente a través de las redes sociales? 

Pues, cuando una persona te sigue en Twitter o Facebook, o cualquier otra red social, uno verifica quién es, y si es una persona que nosotros determinamos digna de que también la sigamos (por ser un conocido o bien un individuo que aporta constructivamente desde su persona), pues también la seguimos. Pero... cuando posteriormente verificamos, que luego de un tiempo "prudencial" desde que seguimos a dicha persona (la que nos comenzó a seguir primero) dejó de seguirnos, entendemos, a priori, de que se trata de una simple acumulación de seguidores, y no de un real interés en seguirnos a nosotros, por lo que somos o por lo que hacemos. 

Y la percepción anterior se alimenta más, en el momento en el que varias personas, -que están relacionadas entre si-, son las que hacen este mismo "trabajo" sucio, y mas aún, cuando lo hacen en un espacio de tiempo muy similar entre todos. 

El real interés de estos seres ignorantes, es la acumulación de seguidores y no así el que ellos sigan a muchas personas, ya que, pienso yo, se deben sentir mas importantes con el hecho de que tengan un conjunto muy denso de individuos que "sigan su labor", y con esto, su ego sobrepase ciertos límites; límites que luego se transformen en una especie de vicio; vicios que los llamo yo, "Followersdependientes" o "Seguidoresdependientes". 

Bueno, a esos ignorantes Seguidoresdependientes, les digo que "Yo soy Pitufo, pero no Bolufo", y que me doy cuenta "casi a la perfección", cuando traen entre sus "holgadas mangas de magos frustrados", este tipo de intenciones.

Y pensar que personas mucho mas importante que éstos hipócritas, me siguen desde hace mucho tiempo, y también yo a ellos. Es más, es un gran placer para mi el que me sigan, pero más placer para mi, es el que yo los siga a ellos, por su calidad humana que resalta a la vista.

Debido a aquél comportamiento totalmente ególatra y mezquino de estos Followersdependientes, simplemente, y de mi parte, también los dejo de seguir, ya que a partir de ello, no se merecen en absoluto el que uno los siga, y ni siquiera saber de su existencia. Pero antes, eso si, puedo obtener una pequeña muestra de su pérfida personalidad sectarista, y a veces, también, poder extrapolar este tipo de "táctica de reclutamiento" desprovisto de la mas mínima carga de empatía, hasta llegar a conocer a quienes ellos, en conjunto, representen.

Nelson J. Ressio.

0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!