8/6/13

Ante miradas indefensas -primero- e indiferentes, ajenas y a veces cómplices -después- se levanta, desde las profundidades del mundo digital, un Leviatán, un gran monstruo malvado y poderosamente cautivante de muchas mentes desprotegidas e inexpertas.

Ese monstruo mitológico, nombrado, comparado y simbolizado por la idea de Satanás, en el Antiguo Testamento (y mas allá de toda orientación religiosa o bien ateista o deista), es nada mas y nada menos, que un juego de computadora denominado GTA San Andreas (Grand Theft Auto San Andreas y otros mas similares en su estilo).

Y, ¿porque lo comparo con la idea del Leviatán o de Satanás, o sea, con la idea de simbolizar todo lo malo para mentes en desarrollo, que existe dentro de este, y otros juegos? La respuesta es simple, ya que dentro de ese juego para computadora (y otras plataformas), su basamento es pura y exclusivamente en el libre albedrío.

Ese libre decidir y accionar dentro del mundo virtual del GTA (y otros juegos de su estilo) es el principal peligro para las mentes en desarrollo, como son los niños. Estos juegos en si mismos, no son malos, ya que solamente ofrecen tres cosas: el libre albedrío, el lugar y las herramientas para llevar a cabo nuestras libres acciones dentro de ese mundo virtual.

Recalco entonces, que este y otros juegos, que se basan en el libre albedrío, no son malos o dañinos en tanto que si mismos, ya que el jugador puede caminar por las calles virtuales, pasear en autos virtuales, y un gran etcétera virtual, y no variar en absoluto, la manera en como nos comportamos en la vida real. El juego no es malo, lo malo es el proporcionar, por parte de éste, ese libre albedrío. Y mas dañino se torna todavía, cuando a aquel libre decidir y accionar, se lo combina con la utilización del juego por parte de niños y adolescentes.

Ese libre decidir y accionar que ofrece el juego (entre otros), es tan "libre", que el usuario puede dirigirse a cualquier persona para generarle todos los daños corporales que al usuario se le pueda imaginar, y con total crudeza, realismo, cizaña, morbosidad, violencia y sufrimiento del atacado. Todo, absolutamente todo lo que al usuario (niños) se les ocurra hacer dentro de esa vida virtual, lo puede hacer, sin que nada ni nadie les ponga límites, con lo que esto último significa. Solo le basta "liberar la imaginación" y la adrenalina le seguirá.

Pero, ¿como es posible que los niños de entre 5 y 18 años aproximadamente lleguen a tener instalados en sus computadoras, este tipo de juegos, destinados únicamente para adolescentes casi adultos?

Es muy fácil la respuesta: En primer lugar, debido a la ausencia o desconocimiento, por parte de sus padres, a la hora de conocer qué es lo que hacen sus hijos en las computadoras. En segundo lugar, por docentes desinformados sobre este tema e indiferentes, muchas veces, a cierta información que no sea perteneciente a sus programas curriculares provistos por el sistema educativo, siendo que, ante sus narices, existe algo que se les escapa constantemente de las manos, no pudiéndolo manejar adecuadamente, y que es el problema de la agresividad -física y psicológica- en las escuelas, debiendo saber éstos, que en gran parte, los problemas de conducta en los niños, contienen en su esencia, la pasividad e inacción de algunos padres sumado a la propia indiferencia para con sus propios hijos, por lo que los docentes, de alguna manera, deberían tomar cartas en este asunto (y se que muchos ya lo están haciendo). Y en tercer lugar, desde las propias autoridades estatales, los cuales podrían conocer mas sobre este tema, para luego poder crear las medidas y leyes que sean convenientes, de modo de salvaguardar la salud psíquica de nuestros niños.

El GTA San Andreas (como otros juegos del mismo estilo), deja que el niño decida qué hacer dentro de ese mundo virtual, sin ningún tipo de límites; sí, leyeron bien, el niño va por esa vida virtual haciendo lo que le plazca y sin que nada ni nadie lo detenga. Entonces, si a la falta de límites en las vidas virtuales de los niños -dentro del GTA-, se les suma una débil aplicación de límites en sus vidas reales -por parte de los padres- sus comportamientos sociales fuera del ámbito hogareño, como por ejemplo en las escuelas, tenderán a darse de la misma manera que en el juego, o sea, sin respetar los límites que los docentes les puedan llegar a aplicar, y por consiguiente, sin respetar a dichos docentes y menos que menos, a sus compañeros de clase.

Como sociedad "civilizada", debemos dejar de ser hipócritas, olvidándonos, de una vez por todas, de las "historias milenarias y fantásticas de oscuridad y tinieblas" (¡y lo puse entre comillas!) como he visto que lo hacen cada año -y por citar un solo ejemplo- con la fiesta de Halloween, en donde muchos se preocupan de opinar que ese día se "deberán cuidar de las tenebrosas y negras manos de Satanás" (¡y lo puse entre comillas nuevamente!) sin percatarse de que, ante sus propias narices, y a "un hijo de distancia", se encuentra el generador y potenciador de emociones violentas, maldad humana y de adrenalina por excelencia; además de ser un gran anulador del sentido de empatía, tan importante para una sociedad mejor en todos los aspectos; y que es el juego GTA San Andreas. Repito, el juego GTA en si mismo, no es malo (además de ser una obra maestra de la ingeniería de software orientada a los juegos) y ni siquiera va directamente a la violencia como lo es el Counter Strike por ejemplo, sino que, éste espera pacientemente, ofreciendo al indefenso usuario, aquel libre albedrío, para que el niño "descargue y practique" sus posibles emociones contenidas provenientes del mundo real, pudiendo observar -por parte de este ser desatendido por mentes adultas- que sus emociones liberadas en su mundo virtual, son recompensadas con mas y mas adrenalina, y que nadie les pone límites. Los niños se acostumbran a no tener límites y a ser violentos. Simplemente, aflora la naturaleza animal del individuo que lo juega, acostumbrándose a esa vida virtual y hasta llegar a confundirla con la vida real.

Yo invito, a cualquier persona adulta que esté leyendo estas líneas, a que busque información sobre éste y otros juegos, para averiguar sus "pro's" y sus contras.

Les recalco, el GTA San Andreas (así como muchos otros) no es un juego para niños. Pero, por lo que he visto en muchas casas, y escuchado comentarios de diversos puntos de vista, y además, por haber leído mucho sobre el tema, los niños menores de 18 años, son los que más lo utilizan.

El GTA es un juego calificado -por la propia empresa que lo desarrola, RockStar Studios- para mayores de 18 años, por lo que dejo una pregunta para los padres de chicos menores de 18 años -y para cualquier otra persona adulta con responsabilidades sobre la población juvenil- ¿ustedes están en conocimiento sobre lo escrito en los párrafos superiores?

Por lo tanto no debemos sorprendernos si hay violencia en las escuelas y fuera de ellas, ya que si los adultos -padres, docentes y autoridades estatales- no ponemos de nuestra parte para normalizar este problema, gracias a que "tenemos mas experiencia" que los niños... ¿quién lo hará? ¿quién los protegerá? ¿ellos tienen la capacidad de protegerse? Por supuesto que no la tienen.

- Para ver un claro ejemplo de la incidencia de estos juegos, vea esta película (muy recomendada).

- Para el que quiera obtener información de este juego, visite la página nº 18 de este link.
- Para ver imágenes de violencia del GTA San Andreas, creadas por medio del libre albedrío de sus usuarios, visite este link.
- Para el que quiera saber sobre la fiesta de Halloween visite este link.
- Para evaluar en donde estamos parados cuando opinamos respecto de Halloween, visite este link.



1 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!